La Sacramental de San Isidro: el jardín romántico de Madrid por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 1 Comment

Hoy os voy a hablar de uno de mis rincones favoritos del Madrid Romántico y que tiene que ver mucho con protocolo: la Sacramental de San Isidro, o mejor dicho, El Cementerio de la Pontificia y Real Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción.

En el olvido durante mucho tiempo, y con muchos de los sepulcros y panteones en ruina por el abandono de los propietarios al no poder muchos de estos hacerse cargo de las costosas restauraciones y mantenimiento. El Ayuntamiento lo ha declarado bien de interés cultural y en la actualidad está acometiendo obras de mejora y conservación. También organiza visitas guiadas para conocerlo en profundidad.

Una vez que llegas a la estrecha puerta de entrada de este maravilloso lugar de Madrid, tienes la sensación de que te adentras en un tiempo que ya no existe. Una larga avenida de cipreses estrechan aún más este camino hacia un lugar lleno de historias de vida, de amor, de tragedias, luchas y muerte.

IMG_8183

IMG_8184

Construido a espaldas de la Ermita de San Isidro, en el llamado cerro de las ánimas, lugar donde los madrileños cada quince de mayo van a beber el agua de la fuente del labrador y patrón de la ciudad, San Isidro. Estoy seguro, que muchos de los que ese día se acercan a la pradera, no saben que están ante uno de los cementerios mas bellos de Europa.

Diseñado por encargo del rey Carlos IV al Arquitecto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando D. Jose Llorente, al que corresponden los patios principales y más antiguos. La parte más interesante arquitectónicamente es obra del Arquitecto D. Francisco Enrique Ferrer.

En un principio los enterramientos se realizaban en el interior de las iglesias, las familias más importantes de la aristocracia y la nobleza querían los mejores lugares de los templos y cuanto más cerca del altar mejor. Esto se convirtió en un problema pues al abrir y cerrar los sepulcros el suelo de las iglesias se estropeaba y el hedor que producían los enterramientos recientes era muy insalubre para los feligreses.

El rey Carlos IV, prohibió este tipo de enterramientos y se empezaron a construirse camposantos extramuros en todas las ciudades. En el S.XIX durante el reinado de Fernando VII primero y de su hija Isabel II después y en las primeras décadas del S.XX, el camposanto vivió sus años de máximo esplendor al convertirse en el lugar favorito para el descanso eterno de la aristocracia, nobleza, burguesía y políticos y artistas de la época.

Al terminar esa avenida de cipreses y atravesar el recibidor acristalado que conduce a los patios, el visitante se da cuenta inmediatamente que no está en un cementerio cualquiera. Ante sus ojos aparece un jardín romántico, o mejor dicho un cipresal de más de doscientos años, lleno de sorpresas, de historias y de leyendas del Madrid del Siglo XIX.

IMG_8151 (1)

IMG_8172

Un lugar concebido para pasear y pasar un rato agradable visitando a tus seres queridos. Lleno de belleza y armonía, nada siniestro, ni oscuro, ni tétrico. Es un placer absoluto pasear por uno de los pocos ejemplos de jardín romántico que perduran de ese Madrid del Romanticismo. En los últimos días del invierno, cuando la capital nos regala esos días de sol y frío tan maravillosos, es la temporada perfecta para visitarlo. Los caminos, y muchos de los panteones y sepulcros están recubiertos por el musgo invernal y resulta todavía mucho más hermoso.

IMG_8181

IMG_8157

IMG_8179

Siete patios completan la Sacramental, lo primero que nos sorprende es su distribución circular y porticada como es el caso de el de la Purísima Concepcion, tal vez el más espectacular de todos. Todos los cipreses están unidos por unos canales de riego que aprovechan el agua de lluvia para regar estos centenarios árboles que dan sombra a auténticos monumentos funerarios. Paseos de musgo y verdín, jalonados por cientos de esculturas que vigilan nuestros pasos.

Es imposible enumerar todos los panteones o tumbas monumentales de la Sacramental. De visita imprescindible es el Panteón de hombres ilustres, en el que se encuentran los sepulcros de Melendez Valdés, Moratín, Donoso Cortés y Goya. Este último sepulcro esta vacío al trasladarse los restos mortales del genial pintor aragonés a una de las Ermitas del paseo de la Florida.

IMG_8154

IMG_8153

El Panteón de Amboage, la sepultura de la bellísima cupletista, Consuelo Vello Cano, La Fornarina, adornada por un espectacular ángel alado obra de BenlliureEl Panteón de los duques de Denia con el maravilloso Cristo también esculpido por Mariano Benlliure, tiroteado durante la Guerra Civil y en cuyo cuerpo se pueden ver perfectamente los estragos de la batalla.

IMG_8185 (1)

Mención especial para el Panteón de los Marqueses de Gándara. En su interior se puede observar una de las joyas de la Sacramental el Ángel de Giulio Monteverdi.

El secreto del sexo de los ángeles parece en un principio que queda desvelado al ver esta delicada escultura con cuerpo de mujer y que su vestido dibuja unas delicadas formas femeninas. Nada que ver si observamos al Ángel por la parte de atrás, su fuerte brazo adornado por un brazalete de estrellas y su fuerte mentón y pelo ensortijado nos hace que parezca un bellísimo joven.

IMG_8186

IMG_8150

No olvidemos los nichos del cementerio, con delicadas esculturas e inscripciones. Los nobles no querían ser enterrados a la altura de suelo y preferían los nichos altos que eran mucho mas costosos por encontrarse mas cerca del cielo. Era para ellos una afrenta ser enterrados a ras de suelo.

IMG_8103

IMG_8142

De las miles de historias que enriquecen este jardín monumental me quedo con la de mi querida Duquesa de Santoña. Su palacio, uno de los mas bellos de Madrid, situado en la calle de las Huertas 11, hace que sienta una especial predilección por esta maravillosa señora.

IMG_8133

Maria del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros Duquesa viuda de Santoña esta enterrada en un  pequeño nicho que no hace honor a su grandísima historia. Creadora de la lotería del niño, por aquel entonces rifa del niño, vivió dedicada a la recolección de fondos, obras de beneficencia y caridad para la construcción de hospitales y hospicios para niños entre ellos el hospital y asilo del Niño Jesús de Madrid, que se construyo gracias a su dedicación y empeño. Casada en segundas nupcias con el duque de Santoña, cuando falleció su marido en 1882, su vida dio un terrible vuelco al aparecer una hija ilegitima de su marido reclamando la herencia de su padre.

Tras luchar muchos años por  sus derechos, la justicia dio la razón a su hijastra y la despojaron de todos sus bienes. Dejándola en la más absoluta ruina. Era muy triste ver por las calles de Madrid a la duquesa pidiendo limosna para poder vivir. Diez años de penurias y sufrimientos acabaron con su vida, debilitada por el  frío y la humedad de las calles, falleció a la edad de 66 años en su frío y desapacible piso de la calle Olzaga de Madrid. El pueblo de Madrid la termino por llamar “la duquesa mendiga”.

Actores, actrices, políticos y escritores, nobles y aristócratas, artistas y protagonistas de una época bellísima y culturalmente de las mejores de nuestra historia. Todos están en la Sacramental, muchos en el olvido, otros en el recuerdo constante de muchos de nosotros.

IMG_8158

Me cuentan que cuando se cierran las puertas del cementerio se escucha cantar a La Fornarina su “Ultimo Cuplé”, la Argentinita baila en su  mausoleo y que cuando la oscuridad se apodera de este incomparable cipresal, se van a buscar a la gran señora de la canción, a la incomparable Concha Piquer para escucharla cantar “Suspiros de España”.

Al otro lado de uno de los muros se escucha un susurro con aroma de violetas, es Sara Montiel que se quiere unir a la fiesta.

 

Miguel del Amo.

Profesor de Protocolo Social y Etiqueta.

Comments 1

  1. Es tan maravilloso leerte siempre, como lo fue para mi escucharte en cada clase. No pierdas nunca esa pasión, y continúa enseñándonos. Gracias

Deja un comentario