14 Wedding Traditions to Skip | Etiquette Expert Diane Gottsman @DianeGottsman

protocolbloggerspoint Bodas Leave a Comment

When it comes to planning a wedding, most couples strive to leave a unique mark on their big day. Even couples like Prince Harry and Meghan Markle are choosing to break free from outdated customs. Etiquette Expert Diane Gottsman shares 14 wedding traditions to skip or refresh.

Origen: 14 Wedding Traditions to Skip | Etiquette Expert Diane Gottsman

Crystal Interactive raises the bar in audience engagement technology – Event Industry News @EventNewsBlog

protocolbloggerspoint Eventos Leave a Comment

The challenge to captivate attendees and create memorable event experiences has never been greater. The ever-changing expectations of attendees and meeting owners ensure the pressure is well and truly on event planners to deliver an original and highly engaging event experience on time and most importantly, on budget. Engagement is at the heart of everything […]

Origen: Crystal Interactive raises the bar in audience engagement technology – Event Industry News

FLORIS LONDON, British Family perfumers since 1730 por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Estilo Leave a Comment

Siempre que viajo a Londres, uno de los días lo dedico a pasear, ver y observar todo lo que ofrece el céntrico barrio de St. James, en la ciudad de Westminster. De Picadilly a St. James Park y en las cercanas Saville Row, Bond y New Bond Street, se encuentra sin duda, una de las zonas de Londres que más me gusta.

Sastrerías, sombrererías, zapaterías, barberías, un paraíso de la elegancia masculina que al no poder en muchos casos comprar, me conformo con admirar.  Cada vez que paseo por este barrio cuna de la elegancia británica y origen de muchos de los trajes de etiqueta me transporto irremediablemente a esa época maravillosa del siglo XIX y principios del siglo XX, que tanto nos gusta a los profesores de educación social, protocolo y etiqueta

En este último viaje, he visto cumplido otro de mis sueños, conocer en profundidad uno de los negocios más emblemáticos de esta zona. Situada en el número 89 de Jermyn Street, la perfumería FLORIS lleva casi 300 años perfumando a gran parte de la alta sociedad londinense, británica y de gran parte del mundo.

 

 

Al entrar en la perfumería, el aroma, los espejos y la madera del mobiliario caoba, adquirido en la gran exposición de 1851 hacen que el tiempo se detenga, y poco a poco te das cuenta de lo que significa estar allí. Una voz en castellano, interrumpió de alguna manera mi ensoñación y mi viaje en el tiempo, me di la vuelta y le pregunté casi de inmediato, ¿hablas español?.

Amalia Robles, una malagueña de nacimiento y zaragozana de adopción es la Manager/Gerente de la firma, e inmediatamente y por suerte se convirtió en mi guía. Amable, enamorada de su profesión y apasionada de su trabajo, nos enseñó la tienda y una pequeña trastienda donde guardan recuerdos o más bien tesoros de la historia de Floris. Nos cuenta que llevan casi 300 años ocupando el mismo edificio, fundada por un español de Menorca, el maestro perfumero Juan Famenias Floris.

Un menorquín que se fue a Londres a buscar fortuna y con su mujer, Elizabeth, empiezan a vender perfumes, peines y productos de tocador masculino para el afeitado. Sus peines muy valorados, se convirtieron de alguna manera en su primer éxito comercial y recibió la “Royal Warrant”. Esta garantía concebida por la Casa Real, forma parte de la decoración de este pequeño espacio lleno de historia. Amalia abre los cajones y nos enseña las vitrinas donde está entre otras muchas cosas, el perfume que se creó para la actriz Marilyn Monroe, peines, peinetas, certificados y un pedido del mismísimo Winston Churchill.

Cuando ya nos creíamos que nuestra visita había llegado a su fin, Amalia nos habló del edificio y residencia familiar donde sus descendientes continúan elaborando artesanalmente todos los perfumes y sus fragancias personalizadas y una amplia gama de productos de tocador. Cremas, aftershave, velas perfumadas  y fragancias para el baño y el hogar.

Al preguntar a Amalia si algún miembro de la Familia Real británica es cliente de la tienda, vemos que avisa a una de sus compañeras y le dice que nos va a pasar a la zona privada o museo. Abre una puerta al final de un pequeño pasillo y nos adentra en un lugar, donde solo algunos privilegiados pueden en algún momento llegar a visitar.

Unos grandes libros de apuntes presiden la estancia, en ellos se anota cada orden para la elaboración de un nuevo perfume. La familia real, es cliente de la firma desde 1820, la primera orden data de esa misma fecha. En la actualidad tienen dos ordenes, una para un perfume de Su Majestad la Reina Isabel y otra para preparados de baño de Su Alteza Real el Príncipe de Gales.

Una de las cosas que más me sorprende es ver a Amalia abrir los libros de anotaciones con unos inmaculados guantes de gamuza y enseñarme la composición de cada perfume y los encargos de sus distinguidos clientes. En la anotación 805, me sorprende como está tachado The prince of Wales y a su lado escriben una nueva nomenclatura que pone The Duke of Windsor, sobra contar el motivo de tal cambio.

Entre su clientela se encuentra James Bond que como se asegura en la novela de Ian Fleming, utiliza el perfume más emblemático de la firma el Floris No. 89. Beau Brummell es otro de los clientes históricos, el Dandy por excelencia, tiene un monumento en la calle y se cuenta que discutía sobre los diferentes aromas y fragancias con el fundador de la tienda.

Amalia me  comenta el último aroma personalizado que han realizado para la casa real, con motivo del enlace del príncipe Harry y Meghan Markle los ya hoy, duques de Sussex. La fragancia se ha realizado con el perfume de Bergamoto di Positano, una mezcla de la casa con notas de madera y especias entre las que se encuentran el azahar y el té verde. Esta fragancia formará parte de la colección privada de Floris y se venderá en cantidades muy pequeñas. Para la boda de el príncipe William y kate Middleton, se creó el Wedding Bouquet, una fragancia que no está a la venta.

Una de las cosas que más me sorprende de los múltiples objetos y recuerdos que se guardan en el museo es un trozo del pastel nupcial de la boda de los duques de Cambridge y por supuesto el frasco de “Royal Arms, Diamond Edition”, una revisión del “Royal Arms” creado originalmente para celebrar el nacimiento de la reina en 1926 y que se volvió a elaborar en honor al jubileo de diamante de la reina Isabel II. Un bellísimo frasco del que cuelga del cuello de la botella un diamante.

Ya solo me queda cerrar los ojos y disfrutar, envuelto en la fragancia más emblemática de la casa, el Agua de Colonia No 89, creada en 1951. Sus notas de cítrico, musgo, madera, bergamoto, lavanda, naranja, sándalo y vetiver nos devuelven a la realidad y salimos de Floris no sin antes agradecer desde lo más profundo de mi corazón esta visita guiada por Amalia Robles que hizo de un paseo por Jermyn Street un día inolvidable.

Texto y fotografías: Miguel del Amo. redscreen, design&Protocolo.