Capas Seseña: más de un siglo de elegancia, tradición y modernidad por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración, Etiqueta, Imagen personal, Protocolo Social 1 Comment

A lo largo de todos estos años, he tenido el honor de impartir clases de Protocolo Social y Etiqueta en diferentes Escuelas, Universidades, Instituciones y Museos. Desde el principio he tratado de inculcar mi pasión por el Protocolo Social a todos mis alumnos, mostrándoles, e incluso llevándoles a diferentes espacios y lugares donde podían palpar de diferentes formas la historia, la cultura, las tradiciones y el arte de nuestra ciudad y de todo lo concerniente a esta parte tan interesante de la formación en Protocolo.

Siempre he pensado, que nacer o vivir en Madrid, es un privilegio que hay que aprovechar. Para un estudiante de Protocolo Social, el abanico es amplio; palacios, museos, jardines y rincones llenos de historias y  leyendas, que hacen de nuestra ciudad un lugar único e incomparable.

El Museo Cerralbo, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo del Traje, el Museo Nacional de Artes decorativas, son lugares donde uno puede revivir de una manera especial toda esta época que para nosotros es imprescindible, el S.XIX y sobre todo los años del Romanticismo.

Estos lugares son un autentico tesoro lleno de piezas únicas, obras de arte, mobiliario y objetos de la vida cotidiana que estos caballeros y damas del siglo XIX, utilizaban y creaban siempre con una finalidad muy clara, que todo lo que les rodeaba estuviera impregnado de una exquisita belleza.

Si hay algo de toda esta época y de las primeras décadas del Siglo XX que me gusta de una forma muy especial, y siempre le he dedicado toda mi atención, es la imagen  y la vestimenta. La evolución de los trajes, los vestidos, los complementos, el peinado, los guantes, el sombrero. El significado de cada prenda, su importancia en el marco social de cada época, los usos y costumbres de cada prenda y complementos, en resumen, la Etiqueta a lo largo de todo este tiempo irrepetible.

Si hay una prenda de todas ellas que ha sobrevivido hasta nuestros días es sin lugar a dudas la Capa Española. Su origen se remonta a las tribus celtíberas; durante la época de Carlos III, se prohibió su uso provocando el Motín de Esquilache. Su utilización  empezó a ser muy popular en zonas como Salamanca por la producción de lana merina y uno de los primeros en utilizarla fue el Duque de Béjar. A partir del S.XIX las clases mas altas empiezan a usarla y la convierten en una prenda selecta en  ambientes distinguidos y elegantes. A finales del S.XIX su uso es muy habitual entre todas las clases sociales pero al comenzar el S.XX empieza su imparable declive.

CAPAS SESEÑA

Es a partir de este momento cuando Capas Seseña cobra un especial protagonismo. Una vez que llamas al timbre de la tienda en el numero 23 de la madrileña calle de La Cruz, el tiempo se detiene.

 

IMG_5881

IMG_5879

La luz, el mobiliario, los sonidos, los aromas y olores de la madera, la tiza, las telas. Ese espejo que preside la tienda, testigo mudo, en el que durante los últimos 45 años, multitud de personalidades, personajes y rostros anónimos se han asomado a él. Muchos de estos rostros están en un lugar de honor detrás del mostrador junto al libro de firmas, autentica tesis doctoral en tratamientos e historia viva de la propia tienda.

MARCOS SESEÑA, CUARTA GENERACIÓN DE LA FAMILIA FUNDADORA.

Al fondo de la tienda una escalera, que conduce al Atelier, a la trastienda, al laboratorio de ideas, al espacio de creación y creatividad. Por esas escaleras desciende Marcos Seseña, CEO de la firma y bisnieto del fundador, él es el que ha recogido el testigo y propone una renovación de estilo fiel a la esencia de la firma pero con nuevos aires mas propios del siglo XXI.

IMG_5892

REINTERPRETAR LA PRENDA DÉCADA A DÉCADA, RESPETANDO LA ESENCIA DE LA CAPA ESPAÑOLA”

Marcos Seseña me recibe en la puerta y enseguida me doy cuenta de la sencillez, humildad y la pasión con la que habla de su familia y de su tienda. Me deja claro desde el principio que no tiene nada que ver esa exclusivIMG_5897idad de la Capa con el dinero o la posición social: “Es la sensación de llevar una prenda tan bonita y única. Simplemente te hace distinto, te otorga personalidad”.

Su familia ha reinterpretado la prenda década a década, respetando la esencia de la capa española. Fundada en 1901 y actualmente dirigido por la cuarta generación. Es la única sastrería en el mundo especializada en la confección y venta de capas. Una firma comprometida con la fabricación artesanal, la calidad y el trato exclusivo a sus clientes. Una prenda centenaria que se ha convertido en un icono de elegancia y que ha llevado la capa española, por todos los rincones del mundo sobre los hombros de celebridades como  Picasso, Valle Inclán, Michael Jackson, Jane Fonda, Federico Fellini, Rodolfo Valentino, Hilary Clinton, Camilo Jose Cela, Anna Wintour o el mismísimo Agente 007, el actor Pierce Brosnan. Por supuesto la Casa Real española que desde el rey Alfonso XIII ha sido embajadora de esta prenda a lo largo de sus reinados.

UN SAVILLE ROW MADRILEÑO.

Marcos va desgranando la historia de su familia y de su negocio, me señala desde la puIMG_5899erta el lugar que ocupaba la primera tienda, la que en 1901 abrió su bisabuelo Santos Seseña. Por aquel entonces  tanto la calle de la Cruz como la calle Espoz y Mina eran algo muy parecido al Saville Row Londinense. La zona estaba poblada de negocios textiles y de sastrerías. En 1927 se abre una sucursal en la calle de la Cruz 23 que convive con la tienda original hasta la muerte del fundador en 1960. A partir de aquel momento la tienda sastrería se convierte en un negocio exclusivo de capas y la tienda original cierra y el edificio posteriormente es derribado.

Chicote, la movida, cambios políticos, nuevas aperturas, la incorporación de la capa femenina por Enrique Seseña y Conchita Diez, padre y abuela de Marcos respectivamente. La tienda online en 1998. Pioneros al fin y al cabo de muchas cosas.

HECHO A MANO, HECHO EN ESPAÑA.

Marcos me acompaña a el Atelier, un espacio casi mágico, en el que Carmen Fábregas dibuja, como si fuera sobre un lienzo de cinco metros de tela una nueva capa. Única y exclusiva como todas y cada una de las que salen cada día de este lugar. Sus manos marcan y cortan a la perfección, sin patrón, el dibujo que ella misma ha realizado sobre la lana merina de Béjar, lugar donde se confeccionan todas las telas que llegan al Atelier. El resultado es una capa de calidad, duradera y hecha en España.

PARTES DE UN CAPA. EMBOZARSE LA CAPA.

Una vez visto el proceso de creación de la capa, tan solo me faltaba experimentar la sensación única de llevarla puesta. Marcos me fue indicando como me la tenia que poner y que quitar, incluso como la tenia que doblar. Al revés y con el embozo de terciopelo hacia fuera. Un giro de capa con ambas manos la coloca sobre nuestros hombros. La centramos con nuestras manos por debajo de los hombros, colocando la capa exactamente en su sitio. Nos embozamos la capa sobre el lado izquierdo dejando ver el embozo rojo  y sacamos nuestro brazos colocando la esclavina, o lo que es lo mismo la sobrecapa de los hombros.

IMG_5887 IMG_5884

Nos sentamos, tirando de ambos lados de la capa y abriendo el escusón o abertura trasera y la volvemos sobre nuestro regazo en cruz. La Capa se compone de las siguientes partes: El cuello, la esclavina, el embozo, el contraembozo (forro de terciopelo del interior trasero de la capa), los broches o cierres, la abertura o escusón (abertura trasera de la capa).

UN PERFECTO CABALLERO ESPAÑOL.

La sensación al llevarla puesta es muy confortable, te acaricia, te abriga, te acompaña, te envuelve, te da un porte muy especial. Mucho menos pesada de lo que puede parecer. Me probé la capa 1901, la misma que acompañaba a los caballeros a los bailes y a la Ópera. Superviviente de una época y de un estilo. Negra, con embozo en terciopelo rojo de algodón y broches tradicionales de origen charro, con el largo de tres dedos por debajo de la rodilla. La misma que contempla la Etiqueta en España como prenda de abrigo para acompañar al Frac, vestimenta de máxima etiqueta en nuestro país.

IMG_5883

IMG_5891

 

Marcos se embozo una capa mucho mas actual, de diseño mucho mas moderno y resultaba tanto o mas elegante que yo con la capa mas clásica. Con lo que me di cuenta que tradición y modernidad pueden ir perfectamente de la mano.

Gracias a todo el equipo de Capas Seseña, Maria Senovilla, Paula Caballero, Carmen Fabregas y en especial a Marcos Seseña por haber hecho de mi, un perfecto caballero español.

Autor: Miguel del Amo. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías: Paula Caballero y Miguel del Amo.

Comments 1

  1. Pingback: ¿Qué se han contado los @protocolblogger en el año 2016? - Protocol Bloggers Point

Deja un comentario