Las cuerdas del violín (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint Aniversarios, Conmemoraciones, Protocol Bloggers Point Leave a Comment

2 Años Protocol Bloggers

Estamos de cumpleaños, cumplimos dos años; dos años de experiencia y vivencias en los que el proyecto ha ido creciendo gracias a vosotros y, por qué no, a nosotras.

Sin ir más lejos hace un año me parecía fantástico tener una media de 60 posts semanales para difundir y ahora hay semanas en que la media es de ¡¡200!! y eso es gracias a vosotros que escribís y difundís, y también a nosotras, que seleccionamos y publicamos. De esta forma la comunidad #PBP va creciendo, en blogueros y seguidores, y ahí el mérito es vuestro,  vuestro entusiasmo contagioso hace crecer el  proyecto #PBP a un ritmo que no imaginábamos a finales de abril de 2014. Hay sintonía.

Para lograr esta sintonía tiene que haber algo más, bueno,  hay algo más, se ha creado entre nosotros un vínculo; para empezar somos profesionales que nos respetamos, incluso somos amigos, aunque me gusta más decir que somos como la «Compañía del anillo» y además todos a una, allí donde vamos siempre hay varios #protocoleros listos para responder a la llamada; eso ha tenido un «efecto contagio» y cada vez somos más. ¡Mooola!.

Esto se debe, no solo al respeto profesional que hay entre nosotros, sino también a que hacemos lo que nos gusta y hemos conseguido enganchar a gente como nosotros, a quienes les gusta esto –el protocolo– y no les va la vida en ello. No es necesario estar todo el día recordándole al mundo: «lo mucho que se», «lo mucho que valgo», «lo mucho que hago», y diciendo que «todos los demás son malísimos»; aquí no se trata de eso, se trata de compartir puntos de vista, vivencias, experiencia, conseguir que se hable del protocolo y difundir el conocimiento de muchos, que este campo no es solo el coto de unos cuantos, aquí hay mucha gente que tiene mucho que decir y ha encontrado una plataforma para contarlo. En PBP lo bueno es que damos voz a todos y difusión a todo lo relacionado con protocolo. No hay nada más gratificante que un compañero te diga: «Tenía abandonado el blog, pero gracias a vosotras voy a ponerme las pilas» ¡Y lo hace!.

Hay que reconocer que vuestro entusiasmo es la gasolina que mueve el motor PBP, nos hace imparables, porque nos hace estar activas, ser creativas, pensar en actividades que os puede gustar hacer, temas a tratar, reuniones, viajes … ¡gracias por mantener nuestro ingenio despierto!.

Pasada la época de crecimiento rápido, toca afrontar la consolidación, para ello seguimos necesitando -y como- vuestro apoyo. Para mejorar y consolidar es necesario estar abierto a las ideas, sugerencias, comentarios y aportaciones de todos vosotros, porque PBP sois todos, así que no os cortéis, por favor, comentadnos todo lo que se os ocurra para enriquecer este proyecto.

Para mantener algo así es necesario, como decía al principio, tanto lo que vosotros aportáis como lo que aportamos nosotras. Es necesario que las cuatro cuerdas del violín que dan título al post estén afinadas, porque si no la pieza que se toca no sonará bien. Y ahí entran en juego mis tres compañeras de viaje: Pilar, María e Itziar. El motor PBP, ¡gracias compañeras!. ¿Os he dicho hoy que os quiero? (pues es mentira).

Pienso en ellas e  intento hacer memoria y no ha habido un solo momento de desmayo, en el que se me haya ocurrido decir: «¡Lo dejo!«, o preguntarme «¿Para qué hago esto?«. Al contrario, todo ha sido «¿Y si ..?.» «¿Qué os  parece si….?«. Por eso me gusta, por eso considero que dedicarle varias horas al día cada tres semanas es algo que merece la pena hacer.

Que a esto le dedicamos muchas horas, ya lo sabéis. Algún día haremos un video de 24 horas con una protocolblogger on duty, lo propondré como #retoPBP, os aseguro que en la semana que nos toca estar de guardia no hay tanto despliegue de pantallas ni en la NASA.

Bueno que María siempre dice que los posts son de 450 palabras máximo, pero no ha podido ser.

¡Gracias! ¡Os quiero pandilla!

 

FullSizeRender

Un rodil (amuleto contra los que hacen el trabajo más complicado de lo que es)

 

 

Deja un comentario