#IIJornadaConvivenciaProtocolaria de #Alicante2016, un #evento experiencial por @MariaPSC

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 5 Comments

Viernes y sábado de la semana pasada los #protocoleros nos reunimos en Alicante. El año pasado el #ComandoMaño tuvo la genial idea de convocarnos a la «I Jornada de Convivencia Protocolera» y sentó las bases de algo –no quiero llamarlo “movimiento”, pero casi- que si el tiempo no lo remedia –y esperemos que no lo haga- que tiene los visos de convertirse en tradición, porque ya están programadas la tercera (Galicia) y cuarta edición (Segovia).

La II Jornada de Convivencia Protocolera se ha celebrado en Alicante. Convocados por JuliaAlonso acudimos –por tierra, mar y aire, literal- “treinta y tantos” entusiastas del protocolo, demostrando, una vez más, la importancia del “efecto llamada”.

Fueron –en mi caso- 36 horas de lo más intenso, que empezaron con una comida “de picoteo” que duró hasta las 6 de la tarde, y que sirvió para reencontrarnos con algo que estamos perdiendo: la sobremesa.

La jornada en sí empezó esa noche, con una cena de bienvenida en el Real Club de Regatas y ahí empezó la “experiencia” que da título a este post y que voy a resumir en tres palabras: envidia, cohexión y logro.

Envidia

La cena preparada para los protocoleros era magnífica, por el lugar, la compañía y los platos que degustamos. La envidia no viene por ese lado, sino por otro evento que tenía lugar en la otra mesa que compartía con nosotros la terraza del Real Club de Regatas. Es decir, un evento colateral hizo que mi experiencia del propio fuera envidia, les cuento.

Cuando llegamos al RCR (por acortar el nombre) nos topamos con un grupo de unos 20 quinceañeros vestidos de “etiqueta” quinceañera, compartiendo el mismo espacio que nosotros. Nuestro primer pensamiento: “vaya marrón, nos van a dar la noche”, etc., etc. etc. “La primera en la frente”, que dicen en mi pueblo, la tuvimos cuando nos dijeron que “no hiciésemos ruido, ni dijésemos nada”, que iban a dar una “sorpresa a alguien muy querido”. Como los de protocolo somos gente pacífica, nos sentamos a la mesa y empezamos a charlar de nuestras cosas, nuestros “vecinos” también charlaban, pero sin hacer demasiado ruido. De repente se hizo el silencio y nos volvimos a mirar, un segundo más tarde todos gritaban de alegría al hacer acto de presencia la persona “muy querida” para aquellos chavales. Acto seguido se sentaron y fue “como si no hubiera niños” en la mesa, tranquilos, comedidos, sin alzar la voz, cenaron, situados a ambos lados de la mesa, dejando  a su invitado de honor en la cabecera de la mesa, presidiendo. ¿Sabían ellos de este detalle protocolario?, lo ignoramos, pero dieron en el clavo: mesa rectangular de presidencia única (a derecha e izquierda de quien presidía, las dos personas más importantes del grupo, y luego les diré por qué).

A los postres, intrigada, me acerqué a la mesa a preguntar – con la impunidad que da aquello de “no soy de aquí y nadie me conoce”- a aquellos chicos que no paraban de abrazar y mirar con cariño a un señor de pelo y bigote blanco. Pregunté a la joven sentada a su derecha, que resultó ser la delegada del curso quien me contó cómo toda la clase había preparado la fiesta sorpresa a su profesor, al que conocían de toda la vida y la que calificó como “el profesor más bueno del mundo”.  Frente a ella, a la izquierda de quien presidía, se situaba la subdelegada de la clase, más protocolo en juego. El profesor también señaló que aquellos chicos, a los que conocía desde niños, eran  “extraordinarios”. No voy a dar más detalles pero me dedico a la enseñanza ¿qué sentí? ENVIDIA, así, con mayúsculas.

Cohesión

La siguiente palabra: cohesión –“la fuerza de atracción que mantiene unidas las moléculas de un cuerpo”- es lo que se produce tras el efecto llamada. Los protocoleros somos un grupo cohesionado, lo que empezó con un “vamos a ponernos caras” o “vamos a desvirtualizarnos” ha ido un paso más allá. El grupo ha aumentado, se han ido adhiriendo miembros, personas capaces de cruzar la península Ibérica (que se lo digan a Fernando Ares) solo para pasar 36 horas juntos, eso es capacidad de convocatoria y lo demás son tonterías. Lo más grande de este grupo es que, a pesar de haberlos conocido hace nada, tengo la impresión de conocerlos de toda la vida. Cada vez que nos vemos es como si hubiéramos estado juntos el día anterior. Con un grupo así  se puede hablar de cualquier tema sin extremismos y sin necesidad de posicionarse constantemente, son gente muy implicada con la profesión y con un gran conocimiento de la materia: el protocolo.

Logro

El trabajo bien hecho, y por ello hay que felicitar a nuestra anfitriona, @JuliaAlonso, que ha demostrado ser una buenísima organizadora de eventos, no lo digo yo, lo decimos los treinta y tantos asistentes a la II Jornada de Convivencia Protocolera. El programa del evento al que nos invitó se cumplió a rajatabla: Cena, Desayuno, Vikingos, Mascletá, Comida y Visita a la Concatedral –con boda incluida- formaban parte del programa inicial y se cumplieron.

Enhorabuena Julia, has conseguido un evento  magnífico, con un contenido que nos ha encantado y que ha generado en nosotros emociones y sensaciones que  nos harán recordarlo como una experiencia única y memorable. Vamos, que has conseguido todo un evento experiencial, «ahí es ná«. Para muestra, esta galería fotográfica con fotos donadas por los participantes:

Hasta aquí el detalle de la experiencia que para mí supuso el evento #IIJornadaConvivenciaProtocolaria #Alicante2016; ya ha empezado la cuenta atrás para #Galicia2017, sus organizadores –Pilar Muiños y Fernando Ares– han recibido el testigo, esperamos la convocatoria.

¿Qué se han contado los blogueros de protocolo esta semana?

protocolbloggerspoint ¿Qué se cuentan los blogueros esta semana? 1 Comment

Llegó el domingo y hay que hacer balance: vamos a ver el resumen semanal, nuestro repaso de la semana a los asuntos sobre los que nuestros @protocolbloggers han escrito estos últimos siete días.

Aunque la mayoría de las entradas se hayan publicado los últimos días, la semana ha sido para el aniversario de Isabel II: sus 90 años han copado los blogs especializados en las monarquías, dinastías y casas reales. Hay muchas fotos, mucho resumen de su vida y miles de anécdotas sobre ella que hemos ido subiendo aun sabiendo que eran muchas, porque, verdaderamente la edad, el tiempo en el trono y la circunstancia lo merecen. También ha habido hueco para su marido, el Duque de Edimburgo, de quien se han publicado nuevas fotos oficiales y cuyos funerales ya se están diseñando: no es que haya alarma o urgencia: ¡es que son 95 años!

Además de la británica otras Casas Reales también han subido al blog  otras monarquías -Suecia ha celebrado su Día Nacional- y bastantes historias de reyes, reinas y familiares. La historia es fundamental para entender el protocolo y su desarrollo y adaptación a los tiempos a lo largo de siglos. Conviene por ello tenerla siempre presente: ayuda.

Pero, para que lo vamos a negar, este mundillo lo dominan los eventos. Hay entradas para todos los gustos:  tendencias en su organización;  espacios singulares para eventos; su planificación y organización;  la profesión y los emprendedores; la creatividad, las ideas y los consejos; las redes sociales y las Apps en los eventos con Snapchat;  las nuevas tecnologías aplicadas a los eventos, la realidad virtual, networking, storytelling,…. ¡con tanta oferta hay que empezar a ponerse las pilas e ir acotando territorios! Nacerán nuevas especialidades…¡al tiempo!

Hemos visto mucha comunicación: interna, política, no verbal o en corbata;  bastante heráldica, protocolo religioso –ha empezado el Ramadán y al Papa le han regalado una tiara, bodas -es su época, y no van a ser menos-, y buen montón  de entradas sobre vestuario o indumentaria..¡hasta consejos de cómo vestir en los actos siendo el organizador de ellos!

Sobre protocolo social ha habido algo menos que otras semanas, pero no han faltado ni los usos sociales, ni la etiqueta, la buena educación o las referencias literarias.

También se han subido al blog las ponencias o trabajos publicados en la Revista de Estudios Institucionales, Vol. 3, núm. 4 (enero-junio), 2016

Blogueras en los medios: esta semana  María Gómez en la sección de protocolo de Hoy en Madrid Mañana, nos habló de las costumbres y usos sociales de los PIGS: Portugal, Italia, Grecia y España, aunque hubo que dejar algo para otro día, porque las preguntas se agolpaban y el tiempo da, ¡para lo que da! y  María de la Serna en el blog del @HuffingtonPost reflexionó sobre la corbata mensajera de Pablo Iglesias y en Woman.es, sobre las 10 cosas que no debes llevar como invitada a una boda.

Pero, si evento ha habido esta semana que merezca un sitio de honor en el blog, ese es la II Jornada de Convivencia Protocolera que ha tenido lugar en Alicante este fin de semana. Tras la muy brillante I Jornada en Zaragoza en mayo de 1015, esta segunda edición, organizada por la bloguera Julia Alonso y estupenda organizadora de eventos: lo contaremos en un post pero sirva de adelanto esta fotografía de grupo. Magnífica jornada, magníficos blogueros, bellísimas personas! ¡Para 2017 ya tenemos sede! Todo a su debido tiempo.

IMG_3052

Los #TOP3

Esta semana  estas han sido las entradas más vistas:

El detalle de la pizarra detrás de Rajoy que sí vio Twitter vía @ElHuffPost
Guantes Luque: de Espoz y Mina a Hollywood Boulevard de @Migueldelamo1
Protocolo y Modales en la mesa  via Curiosidades

 

Día con más publicaciones

Miércoles  día 8 de junio de 2016, 22 posts

Día con más visitas

Lunes día 6 de junio de 2016, 278 visitas

Seguidores

Twitter   2.913

Facebook  892

Y recordad: Si tenéis un blog sobre protocolo y eventos, este es vuestro rincón, y si no lo tenéis, pero os gustaría publicar algo relacionado con el protocolo, sólo tenéis que enviarnos un mail a [email protected] con vuestro texto porque en Protocol Bloggers Point siempre habrá un espacio para vuestras opiniones.

Mensaje en una corbata | María de la Serna Ramos

protocolbloggerspoint Comunicación Leave a Comment

Es habitual entre los de protocolo hablar de corbatas. Cuidamos de la imagen de «nuestro señorito» y debemos saber aconsejar. Pero es que, además, es la prenda masculina sobre la que más se discute y la que más connotaciones políticas tiene. Basta estudiar a Pablo Iglesias.

Origen: Mensaje en una corbata | María de la Serna Ramos

Guantes Luque: de Espoz y Mina a Hollywood Boulevard por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Etiqueta, Protocolo Social 4 Comments

Desde el Siglo XVI hasta bien entrado el Siglo XX, llevar guantes en nuestras manos, era un signo de distinción entre las clases más altas y pudientes de nuestras ciudades. En la actualidad es más un complemento para protegernos del frío, que un elemento de distinción.

Era muy sencillo, una dama sin guantes no era considerada una dama elegante. En aquellos tiempos, el protocolo nos obligaba a los hombres a quitarnos los guantes para besar la mano de una dama. Ellas nunca se los tenían que quitar.Foto 5

Hoy, todo ha cambiado mucho y el protocolo nos exige todo lo contrario. Siempre que vayamos a saludar o a entrar a un espacio cerrado, debemos dejar al descubierto nuestras manos. Tanto hombres como mujeres. Al llegar al evento o ceremonia, nos guardaremos los guantes en el interior del abrigo. Las mujeres, llevaran puesto el de la mano izquierda y descubierta la mano derecha para saludar a todas las personas que encuentren a su paso.

En trajes de noche y vestidos largos con pronunciados escotes y sin mangas, es muy normal que se utilicen guantes largos, negros, blancos o grises, en seda o raso alemán. Siempre evitaremos llevar sobre ellos sortijas, pulseras o brazaletes.

En Madrid, en la calle de Espoz y Mina, 3, hay un lugar, en el que el tiempo parece que se ha detenido. Una vez que atraviesas la puerta y miras a tu alrededor tienes la sensación de que lo único que desentona en la tienda es uno mismo.

Foto 6

Entré en la guantería, tarareando el “Put the blame on Mame” canción compuesta por Allan Roberts y Doris Fisher para la película Gilda en 1946. En esa escena Rita Hayworth desnuda sus manos y brazos, enfundados en unos guantes de raso alemán en color negro convirtiendo esta escena en una de las mas eróticas de los años dorados de Hollywood.

Fue una de las primeras preguntas que le hice al dueño de la guantería, al sencillo, apasionado y muy discreto Álvaro Ruiz. Cual era la primera película que le venía a la cabeza al pensar en unos guantes y la respuesta fue tan inmediata como esperada, Gilda.

Al mirar a mi alrededor y ver los cientos de guantes que hay en la tienda, de todos los colores, precios, tipos y formas. Me quedé en silencio, contemplando las Foto 3estanterías, los cajones, el mobiliario, los cuadros, una caja registradora centenaria, los escaparates, los patrones de guantes. Todo el conjunto es un pedazo de historia de Madrid. Álvaro, me explicó muy amablemente, que la tienda lleva exactamente igual desde el año 1953. Año, en el que una de sus tías, realizó la última reforma.

La guantería lleva en la calle Espoz y Mina desde 1927. En 1912 Juan Antonio Luque se hizo cargo del negocio de guantes que llevaba desde 1886 en la vecina Puerta del Sol. La familia registro su marca y abrió una segunda tienda en la calle de San Sebastian, que en los años 50 tuvo que cerrar.

Foto 9

 

El logo de la tienda, dos perros que se pelean por un guante. Es una obra del dibujante Enrique Herreros, verdadero artífice de la modernización de la Gran Vía y creador de los carteles cinematográficos de la avenida mas popular del Madrid más elegante. Representante, cineasta y descubridor de actrices como Sara Montiel.

 

 

Varias de sus obras decoran la tienda debido a la amistad que tenía con Carlos Luque, hijo de Juan Antonio y tío abuelo de Álvaro RuizFoto 1

En la tienda los guantes se amontonan por todas partes, las máquinas de coser, donde cortadores y costureros trabajan, es como un decorado de otra época. Me cuenta Álvaro, que en la tienda no hay temporada baja. Siempre hay cine, teatro, series, bodas y todo tipo de eventos.

Me recuerda que en los años 30, en las galas de Miss España, todas las participantes llevaban de complemento unos guantes confeccionados en la tienda. Muchas personalidades han pasado por su tienda y muchas actores en películas y series de televisión llevan puestas sus creaciones.

Acaban de confeccionar los guantes para la nueva versión de Romeo y Julieta de la factoría Disney. Las manos de la última Cenicienta, la actriz Lily James, también van enfundadas en unos guantes de Luque. Los protagonistas de Velvet, la popular serie de televisión, también visten sus manos con guantes de la casa. Muchos diseñadores y estilistas para completar sus creaciones utilizan como complemento unos guantes de la firma.

No puedo evitar pedirle a Álvaro, que permita que enfunde mis manos en un par de sus maravillosos guantes. Elijo unos de piel negros. Los más vendidos tanto para hombre como para mujer. Me siento en una silla delante del mostrador y mis codos se apoyan en un coqueto cojín circular de terciopelo para estar cómodo y poder estirar el brazo mientras que me los prueba.

Foto 11

El cojín, forma junto a “la Juana” y los palos, el trío de utensilios imprescindibles para que cualquier cliente que entre a la tienda se ajuste los guantes a sus manos. Álvaro me hace una demostración y me dice que los palos son perfectos para ensanchar los dedos y el ancho de guante. Le pregunto por qué se denomina a uno de de estos objetos “la Juana”, pero realmente no sabe de donde viene el nombre. Eso sí, me asegura que siempre se le ha llamado así.

Foto 8

Foto 10

 

 

Entre los cientos de guantes que hay en la tienda. La gran mayoría son para mujer, tanto para ellas como para ellos, el color favorito es el negro. Las pieles mas utilizadas, todas de fabricación nacional, son la de ante de Suecia, el raso alemán. También la seda y los encajes.

Foto 7

Para el Frac se siguen utilizando los guantes de piel de cabritilla nacional en color blanco y para el chaqué los que más se utilizan son los grises y blancos también de cabritilla. La gamuza se ha dejado prácticamente de fabricar y no se curten pieles de este tipo. Sigue confeccionando muchos guantes para etiqueta militar y órdenes, casi siempre en blanco.

Álvaro me comenta que sus guantes son piezas únicas, artesanales, confeccionadas con materias primas de primera calidad, realizadas por maestros guanteros y cortadores que cada vez es más difícil de conseguir. Todos los  clientes que vienen a por unos, saben perfectamente que le van a durar muchos años, muchos de ellos toda la vida. Nunca lavarlos en lavadora, mejor limpiarlos con ellos puestos y con jabón. Una vez limpios, secarlos al revés y antes de plancharlos nos los volvemos a poner.

Entra un cliente y creo que es el momento de marcharme, me despido de Álvaro Ruiz, cuarta generación de una familia dedicada desde hace 130 años a hacer de la confección de los guantes un arte. Respiro hondo y salgo por la puerta volviendo a tararear esa canción de Gilda, observando mis manos desnudas pero todavía con el inconfundible aroma de la piel y el orgullo de haber estado en otro de esos lugares que hacen de Madrid una ciudad única.

Artículo de Miguel del Amo @MigueldelAmo1. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías:  Miguel del Amo.

Club de senadores post de @maritaserna en @ElHuffPost

protocolbloggerspoint Protocolo Leave a Comment

El Senado está en la mirilla de los políticos francotiradores. Cada cierto tiempo -siempre cercano a las elecciones-, alguno se lo quiere cargar. Esta vez se han descolgado con presentar listas conjuntas o coaliciones electorales. Con el consiguiente revuelo. Y sin embargo, no es una idea original ni nueva.

Origen: Club de senadores | María de la Serna Ramos