#Etiqueta en la Universidad #infografía @MariaPSC

protocolbloggerspoint Etiqueta Leave a Comment

¿Cómo vestimos para ir a clase? hemos hablado de este tema en la sección Kiosko de Protocolo del programa Calle Mayor de Europea Radio.

Saber cómo vestir para ir a la universidad es muy importante. El ambiente universitario y sus actividades requieren un vestuario adecuado: informal, casual, cómodo y acorde al estilo personal de quien lo lleva.

La presentación personal en la universidad es determinante para el desarrollo de la marca personal del alumno, ya que muestra el respeto que se tiene a sí mismo y el que le merecen los demás, por lo que el aspecto general debe ser correcto y aseado y además cuidar los gestos, la forma de actuar y de moverse pues también son parte importante de la imagen personal.

Para ampliar la imagen pulsa dos veces en el botón izquierdo del ratón de tu ordenador

etiqueta-universidad

 

¡El protocolo al paredón!

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos Leave a Comment

Decíamos ayer y llevamos diciendo un montón de tiempo que ya está bien de confundir churras con merinas y de echar la culpa al protocolo de todo tipo de problemas relacionados con los gastos de representación, la educación social, la forma de vestirnos o los actos espontáneos, por calculados que estén, de reyes, autoridades y demás personajes públicos.

Desde todas las tribunas a las que tenemos acceso los #protocoleros profesionales peleamos todos los días por que se reconozca su trabajo. Simplemente. No pedimos nada más que eso, que se conozca una disciplina que es una estupenda herramienta de comunicación, que es imprescindible para la organización de un acto, que ayuda a la convivencia y facilita la vida. Pero, la realidad es, que su “halo de glamour” está demasiado extendido entre las gentes y es muy difícil que se separe la “sofisticación”, que muchos presuponen que conlleva, con “lujo”, “gasto”, “pomposidad”, “realeza”…

Y hasta aquí, podríamos entenderlo, pero que un político en ejercicio o que una autoridad con mando en plaza se preste al juego es puro interés. Ellos sí saben qué es el protocolo hoy, ellos sí se apoyan en la labor de sus técnicos, ellos sí han comprobado  que somos de gran ayuda en infinitas ocasiones, porque convivimos a diario. Sin embargo, ninguno, ninguno, pone freno a tanto desmán con la profesión y con los profesionales.

Si saben que necesitan técnicos en protocolo en sus ayuntamientos, por ejemplo, ¿por qué les llaman ayudantes administrativos a la presidencia? ¿Porque algún votante pueda creer que es un gasto superfluo?  ¿Porque no quieren reconocer que son necesarios y tienen miedo a que “no lo entienda el pueblo llano” y les tache de “casta”?

Si una concejala denuncia que se han disparado los gastos de protocolo, las miradas se posan en los del correspondiente departamento. Nadie pregunta más. Ya tienen un culpable y no hace falta buscar qué presupuesto es ese que se ha disparado. Si de disparar se trata: ¡el protocolo al paredón!
Confundir gastos de representación o  atenciones protocolarias  con protocolo -que es normativa y reglamento- no debería poder permitírselo un concejal –ni del partido que sea, ni de la ciudad que sea- porque él sí lo experimenta en carne propia. Lo vive con nosotros cientos de días al cabo del año. Pero, claro, es un arma arrojadiza contra alguien o contra sus contrarios.
Y en las instituciones los intereses políticos mandan y el protocolo es buena munición.
Facilona, sencillita y muy mediática.

Pues no pararemos de protestar. Ni nos lo merecemos los profesionales, ni lo merece la disciplina.

 

¡Que no! ¡Que eso no es #protocolo! (una vez mas) por @MariaPSC

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 2 Comments

“¡Que no, que esto no es #protocolo!” ya lo dice mi amiga @maritaserna en su blog @protocolovista donde de vez en cuando nos recuerda lo que es y lo que no es protocolo. Pues bien, hoy añado yo un tronco más a ese fuego reivindicativo de lo que es y lo que no es el protocolo. Tienen que disculparme pero dada mi formación jurídica para mí el protocolo es norma, es lo que tiene ser abogado antes que #protocolero. Si, de verdad, también es comunicación, en la medida en la que el protocolo se puede utilizar con esos fines, pero ante todo norma. Es por ello que la lectura de este titular y su entradilla (publicados en el diario El País de hoy) me produce cierto escozor. El protocolo es la norma que ordena autoridades, símbolos, honores, la secuencia de un acto oficial, pero no –en mi modesta opinión- obliga a nadie a vestir de determinada forma sobre una alfombra roja, a desfilar por ella, a maquillarse o manipular su rostro con Photoshop.

foto-pais

En la entradilla han usado la palabra #protocolo pero curiosamente esa palabra no se vuelve a repetir en el texto. Pero es que el texto no va de protocolo, va de promoción, de publicidad, de marcas de moda, cosméticos y de famosas que visten esas marcas (casi siempre gratis) y si me apuran, de un atisbo de conciencia. Que alguien se conciencie de que el vestido que lucirá unas horas es el equivalente al salario de un ejecutivo muy bien pagado -porque me parece frívolo  compararlo con el salario mínimo-  no es “renegar” del “protocolo”. Si protesta por el lujo excesivo, no nos engañemos, se está quejando de otra cosa (tal vez de las desigualdades sociales, quisiera creer que es así). Que alguien proteste porque no quiere ver su cara retocada por Photoshop, es otra muy distinta y tiene todavía mucho menos que ver con el protocolo.

Utilizando la palabra «protocolo» en noticias como esta se produce la confusión, la que se lleva a identificar protocolo con lujo excesivo, derroche, gasto innecesario. Y de esta forma cuando leemos que se «suprimen los gastos de protocolo» de determinada administración automáticamente pensamos «han suprimido el derroche» y eso no es cierto. El protocolo es norma, su aplicación ayuda a la convivencia  y los departamentos de protocolo trabajan para que cada día esa convivencia sea mejor realizando su quehacer diario de forma discreta y eficaz, lejos de alfombras rojas, focos y promoción.

Les dejo el enlace a la noticia en digital y una fotografía de la noticia impresa, tal y como la he leído. El titular “parece” el mismo, pero hay una sutil diferencia.

http://elpais.com/elpais/2016/09/16/estilo/1474043034_871573.html

 

La Sacramental de San Isidro: el jardín romántico de Madrid por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 4 Comments

Hoy os voy a hablar de uno de mis rincones favoritos del Madrid Romántico y que tiene que ver mucho con protocolo: la Sacramental de San Isidro, o mejor dicho, El Cementerio de la Pontificia y Real Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción.

En el olvido durante mucho tiempo, y con muchos de los sepulcros y panteones en ruina por el abandono de los propietarios al no poder muchos de estos hacerse cargo de las costosas restauraciones y mantenimiento. El Ayuntamiento lo ha declarado bien de interés cultural y en la actualidad está acometiendo obras de mejora y conservación. También organiza visitas guiadas para conocerlo en profundidad.

Una vez que llegas a la estrecha puerta de entrada de este maravilloso lugar de Madrid, tienes la sensación de que te adentras en un tiempo que ya no existe. Una larga avenida de cipreses estrechan aún más este camino hacia un lugar lleno de historias de vida, de amor, de tragedias, luchas y muerte.

Construido a espaldas de la Ermita de San Isidro, en el llamado cerro de las ánimas, lugar donde los madrileños cada quince de mayo van a beber el agua de la fuente del labrador y patrón de la ciudad, San Isidro. Estoy seguro, que muchos de los que ese día se acercan a la pradera, no saben que están ante uno de los cementerios mas bellos de Europa.

Diseñado por encargo del rey Carlos IV al Arquitecto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando D. Jose Llorente, al que corresponden los patios principales y más antiguos. La parte más interesante arquitectónicamente es obra del Arquitecto D. Francisco Enrique Ferrer.

En un principio los enterramientos se realizaban en el interior de las iglesias, las familias más importantes de la aristocracia y la nobleza querían los mejores lugares de los templos y cuanto más cerca del altar mejor. Esto se convirtió en un problema pues al abrir y cerrar los sepulcros el suelo de las iglesias se estropeaba y el hedor que producían los enterramientos recientes era muy insalubre para los feligreses.

El rey Carlos IV, prohibió este tipo de enterramientos y se empezaron a construirse camposantos extramuros en todas las ciudades. En el S.XIX durante el reinado de Fernando VII primero y de su hija Isabel II después y en las primeras décadas del S.XX, el camposanto vivió sus años de máximo esplendor al convertirse en el lugar favorito para el descanso eterno de la aristocracia, nobleza, burguesía y políticos y artistas de la época.

Al terminar esa avenida de cipreses y atravesar el recibidor acristalado que conduce a los patios, el visitante se da cuenta inmediatamente que no está en un cementerio cualquiera. Ante sus ojos aparece un jardín romántico, o mejor dicho un cipresal de más de doscientos años, lleno de sorpresas, de historias y de leyendas del Madrid del Siglo XIX.

 

 

Un lugar concebido para pasear y pasar un rato agradable visitando a tus seres queridos. Lleno de belleza y armonía, nada siniestro, ni oscuro, ni tétrico. Es un placer absoluto pasear por uno de los pocos ejemplos de jardín romántico que perduran de ese Madrid del Romanticismo. En los últimos días del invierno, cuando la capital nos regala esos días de sol y frío tan maravillosos, es la temporada perfecta para visitarlo. Los caminos, y muchos de los panteones y sepulcros están recubiertos por el musgo invernal y resulta todavía mucho más hermoso.

Siete patios completan la Sacramental, lo primero que nos sorprende es su distribución circular y porticada como es el caso de el de la Purísima Concepcion, tal vez el más espectacular de todos. Todos los cipreses están unidos por unos canales de riego que aprovechan el agua de lluvia para regar estos centenarios árboles que dan sombra a auténticos monumentos funerarios. Paseos de musgo y verdín, jalonados por cientos de esculturas que vigilan nuestros pasos.

Es imposible enumerar todos los panteones o tumbas monumentales de la Sacramental. De visita imprescindible es el Panteón de hombres ilustres, en el que se encuentran los sepulcros de Melendez Valdés, Moratín, Donoso Cortés y Goya. Este último sepulcro esta vacío al trasladarse los restos mortales del genial pintor aragonés a una de las Ermitas del paseo de la Florida.

El Panteón de Amboage, la sepultura de la bellísima cupletista, Consuelo Vello Cano, La Fornarina, adornada por un espectacular ángel alado obra de BenlliureEl Panteón de los duques de Denia con el maravilloso Cristo también esculpido por Mariano Benlliure, tiroteado durante la Guerra Civil y en cuyo cuerpo se pueden ver perfectamente los estragos de la batalla.

Mención especial para el Panteón de los Marqueses de Gándara. En su interior se puede observar una de las joyas de la Sacramental el Ángel de Giulio Monteverdi.

El secreto del sexo de los ángeles parece en un principio que queda desvelado al ver esta delicada escultura con cuerpo de mujer y que su vestido dibuja unas delicadas formas femeninas. Nada que ver si observamos al Ángel por la parte de atrás, su fuerte brazo adornado por un brazalete de estrellas y su fuerte mentón y pelo ensortijado nos hace que parezca un bellísimo joven.

No olvidemos los nichos del cementerio, con delicadas esculturas e inscripciones. Los nobles no querían ser enterrados a la altura de suelo y preferían los nichos altos que eran mucho mas costosos por encontrarse mas cerca del cielo. Era para ellos una afrenta ser enterrados a ras de suelo.

De las miles de historias que enriquecen este jardín monumental me quedo con la de mi querida Duquesa de Santoña. Su palacio, uno de los mas bellos de Madrid, situado en la calle de las Huertas 11, hace que sienta una especial predilección por esta maravillosa señora.

 

Maria del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros Duquesa viuda de Santoña esta enterrada en un  pequeño nicho que no hace honor a su grandísima historia. Creadora de la lotería del niño, por aquel entonces rifa del niño, vivió dedicada a la recolección de fondos, obras de beneficencia y caridad para la construcción de hospitales y hospicios para niños entre ellos el hospital y asilo del Niño Jesús de Madrid, que se construyo gracias a su dedicación y empeño. Casada en segundas nupcias con el duque de Santoña, cuando falleció su marido en 1882, su vida dio un terrible vuelco al aparecer una hija ilegitima de su marido reclamando la herencia de su padre.

Tras luchar muchos años por  sus derechos, la justicia dio la razón a su hijastra y la despojaron de todos sus bienes. Dejándola en la más absoluta ruina. Era muy triste ver por las calles de Madrid a la duquesa pidiendo limosna para poder vivir. Diez años de penurias y sufrimientos acabaron con su vida, debilitada por el  frío y la humedad de las calles, falleció a la edad de 66 años en su frío y desapacible piso de la calle Olzaga de Madrid. El pueblo de Madrid la termino por llamar “la duquesa mendiga”.

Actores, actrices, políticos y escritores, nobles y aristócratas, artistas y protagonistas de una época bellísima y culturalmente de las mejores de nuestra historia. Todos están en la Sacramental, muchos en el olvido, otros en el recuerdo constante de muchos de nosotros.

 

Me cuentan que cuando se cierran las puertas del cementerio se escucha cantar a La Fornarina su “Ultimo Cuplé”, la Argentinita baila en su  mausoleo y que cuando la oscuridad se apodera de este incomparable cipresal, se van a buscar a la gran señora de la canción, a la incomparable Concha Piquer para escucharla cantar “Suspiros de España”.

Al otro lado de uno de los muros se escucha un susurro con aroma de violetas, es Sara Montiel que se quiere unir a la fiesta.

 

Miguel del Amo.

Profesor de Protocolo Social y Etiqueta.

Medrano: había una vez una sombrerería por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Etiqueta, Imagen personal, Protocolo Social Leave a Comment

Siempre que pienso en sombreros, numerosos rostros aparecen por mi mente, Bogart, Chaplin, Bette Davis, Su Majestad la Reina Isabel II, Fred Astaire, Winston Churchill y hasta el mismísimo Indiana Jones. Personas y personajes que hicieron y hacen del sombrero su seña de identidad. Pero hay dos personas muy importantes para mí, que hacen que este complemento me toque el corazón de una forma muy especial. Carmen Román, mi querida madre y Audrey Hepburn.

Mi madre siempre me decía: Miguel para llevar sombrero, hace falta tener cara de sombrero. A mi madre le sentaba de maravilla, su escaso pelo rubio, sus labios rojos, su sonrisa, todo resultaba perfecto.

La otra persona, todos la conocéis, la inolvidable y bellísima actriz Audrey Hepburn. Hace poco tiempo paseando por Madrid, me detuve delante del escaparate de la Sombrerería Medrano en la calle Imperial número 12. Allí estaba ella, radiante, sonriente, como en miles de tiendas, casas, bares y en los lugares mas insospechados. Pero aquí esta vez no desentonaba.

Al lado de su retrato había un sombrero, igual que el que lucía en la película “Una cara con Ángel” dirigida por Stanley Donen en 1957. Me vi reflejado en el cristal del escaparate e inevitablemente me puse a silbar el “Moon River” de Henry Mancini.

fotoSomB_013 IMG_6716

Mi reflejo hizo que sobre mi cabeza, uno de los sombreros del escaparate se situara de tal manera que parecía que lo llevaba puesto. Fue un instante, pero suficiente para entender que delante de mí, por un momento parecía por primera vez un auténtico caballero. Elegante, especial, con ese toque de distinción que solamente este complemento puede otorgar al que lo lleva puesto.

Poco tiempo después, tuve la suerte de ser invitado a conocer la tienda por la propia familia Medrano. Me recibió Héctor Medrano, atento, simpático, orgulloso de su tienda y de su historia. Su padre Beltrán Medrano y su madre María Luisa me hicieron pasar un rato muy agradable. Héctor, me fue desgranando la historia de su tienda y taller.

fotoSomB_014

Me aseguró, que gracias a unos documentos publicitarios que encontraron en el establecimiento, cuando su abuelo Beltrán compró el negocio en 1975 a los anteriores propietarios. Pudieron comprobar que la Sombrerería llevaba abierta casi 200 años y había sido fundada por don Bernardino Abial y Roda en el año 1830.

Con lo cual, es la sombrerería en activo  mas antigua de España. Héctor me comentó que antiguamente en la zona abundaba el comercio del textil y otras  sombrererías.

En 2015 se amplia al espacio original, cerrado durante años y el aspecto vuelve a ser el mismo que tenía al comienzo de su andadura.

fotoSomB_05

Desde los primeros años se han especializado en chisteras y sombreros eclesiásticos. Me explica, que durante los años cuarenta y cincuenta, todos los curas y monaguillos compraban sus sombreros en el establecimiento, pues era obligatorio su uso con la sotana.

fotoSomB_011

Son fabricantes y producen la mayor  parte de los sombreros que tienen a la venta. Entre los que ellos mismos confeccionan, los mas veteranos son los Birretes académicos y los sombreros y gorras para militares.

Desde el comienzo han realizado los bicornios de la Guardia real, que ahora se realizan copias exactas pero de menor valor en los materiales que emplean. Una chistera bien cuidada puede durar toda la vida, por 77 euros nos podemos llevar una confeccionada en lana. Las primeras eran de seda de Lyon y pelo de castor, actualmente es uno de los modelos mas vendidos para bodas, como complemento del chaqué y para actos oficiales, como la  entrega de cartas credenciales por parte de los embajadores a Su Majestad el Rey como complemento del Frac.

La más vendida es la de color negro, pero se confeccionan de todo tipo de colores y materiales. Hector me muestra una de las joyas que poseen en la tienda. Una horma original de Chistera, curioso artilugio de madera en bloques, para una vez cortado el patrón poder sacarlo sin estropear la pieza.

fotoSomB_07 fotoSomB_08

Los hombres en verano optan por gorras de algodón y lino, las mujeres tienen una clara preferencia por el Canotier y los sombreros de ala ancha siempre en  material de palma. Tanto para hombres como para mujeres, el modelo Panamá es la estrella del verano, el trenzado viene de Ecuador y lo confeccionan en la tienda. En invierno tanto hombres como para mujeres optan más por modelos clásicos. El favorito es el tipo australiano, más impermeable e indeformable. Desde hace algunos años, confeccionan tocados y turbantes exclusivos debido a la fuerte demanda que este complemento ha experimentado en los últimos tiempos.

Maria Luisa me explica, que a todos no nos sienta bien el mismo sombrero. Aunque si que estamos de acuerdo, en que hay a personas a las que cualquier modelo les sienta bien. A los señores de cara delgada mejor el ala corta, a los de cara redonda mejor un ala ancha. A las señoras de cara redonda el modelo cloché es ideal, redondea la cara y lo integra, y para caras alargadas mejor de ala ancha.

fotoSomB_04 fotoSomB_03

Todos los sombreros que venden en la tienda provienen de Europa, mayoritariamente de España e Italia.

En la actualidad, la primera opción en el color tanto para hombres como para mujeres es el negro, pero es muy habitual que una vez que se ven con otro color opten por algo mas luminoso.

fotoSomB_02 fotoSomB_015

Héctor me muestra una chistera y un bombín. Cepilla cuidadosamente cada sombrero, antes de colocárselo a cada cliente. Para colocarnos la chistera o el bombín, agarramos el sombrero por la parte de la copa y nos lo ajustamos tirando de las alas. La rigidez de ambos sombreros y la suavidad de la piel es lo que llama mas mi atención. Me siento mas a gusto con la chistera, pero me encanta saber que el bombín que me coloca Héctor es el mismo que utiliza mi admirado Joaquín Sabina, cliente habitual de la sombrerería.

fotoSomB_09 fotoSomB_011

Multitud de personas, personajes y personalidades han pasado por Medrano. Actores, actrices, políticos, escritores, poetas…desde 1830, es imposible enumerar a todos los que en algún momento decidieron llevar puesto este complemento perfecto. Cine, teatro, televisión,  producciones muy conocidas por todos como “El Abuelo”, película de Jose Luis Garci, en la que su protagonista, el inolvidable Fernando Fernán Gomez, luce un sombrero de Medrano en una de las escenas más recordadas de la película, o la gran producción de Hollywood “El Mosquetero”, para la que encargaron más de cien sombreros.

A mí me hace especial ilusión saber que de entre todas estas personalidades los payasos de la tele, inolvidables iconos de mi infancia, hayan sido clientes de la sombrerería. El modelo del payaso Fofó se sigue confeccionado, y un retrato de el inolvidable payaso decora un rincón de la tienda.

fotoSomB_010 fotoSomB_012

Guantes, bastones y abanicos completan este maravilloso decorado. Una familia de artistas, en la que Beltrán Medrano aprendió un oficio que ha pasado a su mujer y a su hijo, y que desde el corazón del Madrid de los Austrias sigue llenando la calle de ese toque de distinción que solo el sombrero puede dar al que lo lleva puesto.

Me voy como si hubiera estado charlando un rato con mi propia familia. Me despido pero le prometo a Maria Luisa que volveré. Sin duda, el próximo invierno uno de esos sombreros tiene que formar parte de mi vida.

Muchas gracias a los Medrano por abrirme las puertas de su casa y en especial a Héctor por permitir, que me haya puesto un pedazo de la historia de Madrid y de España sobre mi cabeza.

Miguel del Amo.

Director del Master en Protocolo, Relaciones Publicas y Gestión de Eventos en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

#IIJornadaConvivenciaProtocolaria de #Alicante2016, un #evento experiencial por @MariaPSC

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 5 Comments

Viernes y sábado de la semana pasada los #protocoleros nos reunimos en Alicante. El año pasado el #ComandoMaño tuvo la genial idea de convocarnos a la «I Jornada de Convivencia Protocolera» y sentó las bases de algo –no quiero llamarlo “movimiento”, pero casi- que si el tiempo no lo remedia –y esperemos que no lo haga- que tiene los visos de convertirse en tradición, porque ya están programadas la tercera (Galicia) y cuarta edición (Segovia).

La II Jornada de Convivencia Protocolera se ha celebrado en Alicante. Convocados por JuliaAlonso acudimos –por tierra, mar y aire, literal- “treinta y tantos” entusiastas del protocolo, demostrando, una vez más, la importancia del “efecto llamada”.

Fueron –en mi caso- 36 horas de lo más intenso, que empezaron con una comida “de picoteo” que duró hasta las 6 de la tarde, y que sirvió para reencontrarnos con algo que estamos perdiendo: la sobremesa.

La jornada en sí empezó esa noche, con una cena de bienvenida en el Real Club de Regatas y ahí empezó la “experiencia” que da título a este post y que voy a resumir en tres palabras: envidia, cohexión y logro.

Envidia

La cena preparada para los protocoleros era magnífica, por el lugar, la compañía y los platos que degustamos. La envidia no viene por ese lado, sino por otro evento que tenía lugar en la otra mesa que compartía con nosotros la terraza del Real Club de Regatas. Es decir, un evento colateral hizo que mi experiencia del propio fuera envidia, les cuento.

Cuando llegamos al RCR (por acortar el nombre) nos topamos con un grupo de unos 20 quinceañeros vestidos de “etiqueta” quinceañera, compartiendo el mismo espacio que nosotros. Nuestro primer pensamiento: “vaya marrón, nos van a dar la noche”, etc., etc. etc. “La primera en la frente”, que dicen en mi pueblo, la tuvimos cuando nos dijeron que “no hiciésemos ruido, ni dijésemos nada”, que iban a dar una “sorpresa a alguien muy querido”. Como los de protocolo somos gente pacífica, nos sentamos a la mesa y empezamos a charlar de nuestras cosas, nuestros “vecinos” también charlaban, pero sin hacer demasiado ruido. De repente se hizo el silencio y nos volvimos a mirar, un segundo más tarde todos gritaban de alegría al hacer acto de presencia la persona “muy querida” para aquellos chavales. Acto seguido se sentaron y fue “como si no hubiera niños” en la mesa, tranquilos, comedidos, sin alzar la voz, cenaron, situados a ambos lados de la mesa, dejando  a su invitado de honor en la cabecera de la mesa, presidiendo. ¿Sabían ellos de este detalle protocolario?, lo ignoramos, pero dieron en el clavo: mesa rectangular de presidencia única (a derecha e izquierda de quien presidía, las dos personas más importantes del grupo, y luego les diré por qué).

A los postres, intrigada, me acerqué a la mesa a preguntar – con la impunidad que da aquello de “no soy de aquí y nadie me conoce”- a aquellos chicos que no paraban de abrazar y mirar con cariño a un señor de pelo y bigote blanco. Pregunté a la joven sentada a su derecha, que resultó ser la delegada del curso quien me contó cómo toda la clase había preparado la fiesta sorpresa a su profesor, al que conocían de toda la vida y la que calificó como “el profesor más bueno del mundo”.  Frente a ella, a la izquierda de quien presidía, se situaba la subdelegada de la clase, más protocolo en juego. El profesor también señaló que aquellos chicos, a los que conocía desde niños, eran  “extraordinarios”. No voy a dar más detalles pero me dedico a la enseñanza ¿qué sentí? ENVIDIA, así, con mayúsculas.

Cohesión

La siguiente palabra: cohesión –“la fuerza de atracción que mantiene unidas las moléculas de un cuerpo”- es lo que se produce tras el efecto llamada. Los protocoleros somos un grupo cohesionado, lo que empezó con un “vamos a ponernos caras” o “vamos a desvirtualizarnos” ha ido un paso más allá. El grupo ha aumentado, se han ido adhiriendo miembros, personas capaces de cruzar la península Ibérica (que se lo digan a Fernando Ares) solo para pasar 36 horas juntos, eso es capacidad de convocatoria y lo demás son tonterías. Lo más grande de este grupo es que, a pesar de haberlos conocido hace nada, tengo la impresión de conocerlos de toda la vida. Cada vez que nos vemos es como si hubiéramos estado juntos el día anterior. Con un grupo así  se puede hablar de cualquier tema sin extremismos y sin necesidad de posicionarse constantemente, son gente muy implicada con la profesión y con un gran conocimiento de la materia: el protocolo.

Logro

El trabajo bien hecho, y por ello hay que felicitar a nuestra anfitriona, @JuliaAlonso, que ha demostrado ser una buenísima organizadora de eventos, no lo digo yo, lo decimos los treinta y tantos asistentes a la II Jornada de Convivencia Protocolera. El programa del evento al que nos invitó se cumplió a rajatabla: Cena, Desayuno, Vikingos, Mascletá, Comida y Visita a la Concatedral –con boda incluida- formaban parte del programa inicial y se cumplieron.

Enhorabuena Julia, has conseguido un evento  magnífico, con un contenido que nos ha encantado y que ha generado en nosotros emociones y sensaciones que  nos harán recordarlo como una experiencia única y memorable. Vamos, que has conseguido todo un evento experiencial, «ahí es ná«. Para muestra, esta galería fotográfica con fotos donadas por los participantes:

Hasta aquí el detalle de la experiencia que para mí supuso el evento #IIJornadaConvivenciaProtocolaria #Alicante2016; ya ha empezado la cuenta atrás para #Galicia2017, sus organizadores –Pilar Muiños y Fernando Ares– han recibido el testigo, esperamos la convocatoria.

Guantes Luque: de Espoz y Mina a Hollywood Boulevard por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Etiqueta, Protocolo Social 4 Comments

Desde el Siglo XVI hasta bien entrado el Siglo XX, llevar guantes en nuestras manos, era un signo de distinción entre las clases más altas y pudientes de nuestras ciudades. En la actualidad es más un complemento para protegernos del frío, que un elemento de distinción.

Era muy sencillo, una dama sin guantes no era considerada una dama elegante. En aquellos tiempos, el protocolo nos obligaba a los hombres a quitarnos los guantes para besar la mano de una dama. Ellas nunca se los tenían que quitar.Foto 5

Hoy, todo ha cambiado mucho y el protocolo nos exige todo lo contrario. Siempre que vayamos a saludar o a entrar a un espacio cerrado, debemos dejar al descubierto nuestras manos. Tanto hombres como mujeres. Al llegar al evento o ceremonia, nos guardaremos los guantes en el interior del abrigo. Las mujeres, llevaran puesto el de la mano izquierda y descubierta la mano derecha para saludar a todas las personas que encuentren a su paso.

En trajes de noche y vestidos largos con pronunciados escotes y sin mangas, es muy normal que se utilicen guantes largos, negros, blancos o grises, en seda o raso alemán. Siempre evitaremos llevar sobre ellos sortijas, pulseras o brazaletes.

En Madrid, en la calle de Espoz y Mina, 3, hay un lugar, en el que el tiempo parece que se ha detenido. Una vez que atraviesas la puerta y miras a tu alrededor tienes la sensación de que lo único que desentona en la tienda es uno mismo.

Foto 6

Entré en la guantería, tarareando el “Put the blame on Mame” canción compuesta por Allan Roberts y Doris Fisher para la película Gilda en 1946. En esa escena Rita Hayworth desnuda sus manos y brazos, enfundados en unos guantes de raso alemán en color negro convirtiendo esta escena en una de las mas eróticas de los años dorados de Hollywood.

Fue una de las primeras preguntas que le hice al dueño de la guantería, al sencillo, apasionado y muy discreto Álvaro Ruiz. Cual era la primera película que le venía a la cabeza al pensar en unos guantes y la respuesta fue tan inmediata como esperada, Gilda.

Al mirar a mi alrededor y ver los cientos de guantes que hay en la tienda, de todos los colores, precios, tipos y formas. Me quedé en silencio, contemplando las Foto 3estanterías, los cajones, el mobiliario, los cuadros, una caja registradora centenaria, los escaparates, los patrones de guantes. Todo el conjunto es un pedazo de historia de Madrid. Álvaro, me explicó muy amablemente, que la tienda lleva exactamente igual desde el año 1953. Año, en el que una de sus tías, realizó la última reforma.

La guantería lleva en la calle Espoz y Mina desde 1927. En 1912 Juan Antonio Luque se hizo cargo del negocio de guantes que llevaba desde 1886 en la vecina Puerta del Sol. La familia registro su marca y abrió una segunda tienda en la calle de San Sebastian, que en los años 50 tuvo que cerrar.

Foto 9

 

El logo de la tienda, dos perros que se pelean por un guante. Es una obra del dibujante Enrique Herreros, verdadero artífice de la modernización de la Gran Vía y creador de los carteles cinematográficos de la avenida mas popular del Madrid más elegante. Representante, cineasta y descubridor de actrices como Sara Montiel.

 

 

Varias de sus obras decoran la tienda debido a la amistad que tenía con Carlos Luque, hijo de Juan Antonio y tío abuelo de Álvaro RuizFoto 1

En la tienda los guantes se amontonan por todas partes, las máquinas de coser, donde cortadores y costureros trabajan, es como un decorado de otra época. Me cuenta Álvaro, que en la tienda no hay temporada baja. Siempre hay cine, teatro, series, bodas y todo tipo de eventos.

Me recuerda que en los años 30, en las galas de Miss España, todas las participantes llevaban de complemento unos guantes confeccionados en la tienda. Muchas personalidades han pasado por su tienda y muchas actores en películas y series de televisión llevan puestas sus creaciones.

Acaban de confeccionar los guantes para la nueva versión de Romeo y Julieta de la factoría Disney. Las manos de la última Cenicienta, la actriz Lily James, también van enfundadas en unos guantes de Luque. Los protagonistas de Velvet, la popular serie de televisión, también visten sus manos con guantes de la casa. Muchos diseñadores y estilistas para completar sus creaciones utilizan como complemento unos guantes de la firma.

No puedo evitar pedirle a Álvaro, que permita que enfunde mis manos en un par de sus maravillosos guantes. Elijo unos de piel negros. Los más vendidos tanto para hombre como para mujer. Me siento en una silla delante del mostrador y mis codos se apoyan en un coqueto cojín circular de terciopelo para estar cómodo y poder estirar el brazo mientras que me los prueba.

Foto 11

El cojín, forma junto a “la Juana” y los palos, el trío de utensilios imprescindibles para que cualquier cliente que entre a la tienda se ajuste los guantes a sus manos. Álvaro me hace una demostración y me dice que los palos son perfectos para ensanchar los dedos y el ancho de guante. Le pregunto por qué se denomina a uno de de estos objetos “la Juana”, pero realmente no sabe de donde viene el nombre. Eso sí, me asegura que siempre se le ha llamado así.

Foto 8

Foto 10

 

 

Entre los cientos de guantes que hay en la tienda. La gran mayoría son para mujer, tanto para ellas como para ellos, el color favorito es el negro. Las pieles mas utilizadas, todas de fabricación nacional, son la de ante de Suecia, el raso alemán. También la seda y los encajes.

Foto 7

Para el Frac se siguen utilizando los guantes de piel de cabritilla nacional en color blanco y para el chaqué los que más se utilizan son los grises y blancos también de cabritilla. La gamuza se ha dejado prácticamente de fabricar y no se curten pieles de este tipo. Sigue confeccionando muchos guantes para etiqueta militar y órdenes, casi siempre en blanco.

Álvaro me comenta que sus guantes son piezas únicas, artesanales, confeccionadas con materias primas de primera calidad, realizadas por maestros guanteros y cortadores que cada vez es más difícil de conseguir. Todos los  clientes que vienen a por unos, saben perfectamente que le van a durar muchos años, muchos de ellos toda la vida. Nunca lavarlos en lavadora, mejor limpiarlos con ellos puestos y con jabón. Una vez limpios, secarlos al revés y antes de plancharlos nos los volvemos a poner.

Entra un cliente y creo que es el momento de marcharme, me despido de Álvaro Ruiz, cuarta generación de una familia dedicada desde hace 130 años a hacer de la confección de los guantes un arte. Respiro hondo y salgo por la puerta volviendo a tararear esa canción de Gilda, observando mis manos desnudas pero todavía con el inconfundible aroma de la piel y el orgullo de haber estado en otro de esos lugares que hacen de Madrid una ciudad única.

Artículo de Miguel del Amo @MigueldelAmo1. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías:  Miguel del Amo.

Nuestra #pebepera @maritaserna y los #VictoryAwards en @hoyenmadrid

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

El pasado miércoles, nuestra #pebepera María de la Serna estuvo en el programa Hoy en Madrid de Ely del Valle para contarnos su nominación  a los Victory Awards que se fallarán en Washington en el transcurso de una gala el próximo 5 de agosto. Su blog Protocolo a la Vista compite en la categoría Mejor Blog o Portal Político del año (por su impacto educativo).

Este es el podcast de su intervención en el programa.

Capas Seseña: más de un siglo de elegancia, tradición y modernidad por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración, Etiqueta, Imagen personal, Protocolo Social 1 Comment

A lo largo de todos estos años, he tenido el honor de impartir clases de Protocolo Social y Etiqueta en diferentes Escuelas, Universidades, Instituciones y Museos. Desde el principio he tratado de inculcar mi pasión por el Protocolo Social a todos mis alumnos, mostrándoles, e incluso llevándoles a diferentes espacios y lugares donde podían palpar de diferentes formas la historia, la cultura, las tradiciones y el arte de nuestra ciudad y de todo lo concerniente a esta parte tan interesante de la formación en Protocolo.

Siempre he pensado, que nacer o vivir en Madrid, es un privilegio que hay que aprovechar. Para un estudiante de Protocolo Social, el abanico es amplio; palacios, museos, jardines y rincones llenos de historias y  leyendas, que hacen de nuestra ciudad un lugar único e incomparable.

El Museo Cerralbo, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo del Traje, el Museo Nacional de Artes decorativas, son lugares donde uno puede revivir de una manera especial toda esta época que para nosotros es imprescindible, el S.XIX y sobre todo los años del Romanticismo.

Estos lugares son un autentico tesoro lleno de piezas únicas, obras de arte, mobiliario y objetos de la vida cotidiana que estos caballeros y damas del siglo XIX, utilizaban y creaban siempre con una finalidad muy clara, que todo lo que les rodeaba estuviera impregnado de una exquisita belleza.

Si hay algo de toda esta época y de las primeras décadas del Siglo XX que me gusta de una forma muy especial, y siempre le he dedicado toda mi atención, es la imagen  y la vestimenta. La evolución de los trajes, los vestidos, los complementos, el peinado, los guantes, el sombrero. El significado de cada prenda, su importancia en el marco social de cada época, los usos y costumbres de cada prenda y complementos, en resumen, la Etiqueta a lo largo de todo este tiempo irrepetible.

Si hay una prenda de todas ellas que ha sobrevivido hasta nuestros días es sin lugar a dudas la Capa Española. Su origen se remonta a las tribus celtíberas; durante la época de Carlos III, se prohibió su uso provocando el Motín de Esquilache. Su utilización  empezó a ser muy popular en zonas como Salamanca por la producción de lana merina y uno de los primeros en utilizarla fue el Duque de Béjar. A partir del S.XIX las clases mas altas empiezan a usarla y la convierten en una prenda selecta en  ambientes distinguidos y elegantes. A finales del S.XIX su uso es muy habitual entre todas las clases sociales pero al comenzar el S.XX empieza su imparable declive.

CAPAS SESEÑA

Es a partir de este momento cuando Capas Seseña cobra un especial protagonismo. Una vez que llamas al timbre de la tienda en el numero 23 de la madrileña calle de La Cruz, el tiempo se detiene.

 

IMG_5881

IMG_5879

La luz, el mobiliario, los sonidos, los aromas y olores de la madera, la tiza, las telas. Ese espejo que preside la tienda, testigo mudo, en el que durante los últimos 45 años, multitud de personalidades, personajes y rostros anónimos se han asomado a él. Muchos de estos rostros están en un lugar de honor detrás del mostrador junto al libro de firmas, autentica tesis doctoral en tratamientos e historia viva de la propia tienda.

MARCOS SESEÑA, CUARTA GENERACIÓN DE LA FAMILIA FUNDADORA.

Al fondo de la tienda una escalera, que conduce al Atelier, a la trastienda, al laboratorio de ideas, al espacio de creación y creatividad. Por esas escaleras desciende Marcos Seseña, CEO de la firma y bisnieto del fundador, él es el que ha recogido el testigo y propone una renovación de estilo fiel a la esencia de la firma pero con nuevos aires mas propios del siglo XXI.

IMG_5892

REINTERPRETAR LA PRENDA DÉCADA A DÉCADA, RESPETANDO LA ESENCIA DE LA CAPA ESPAÑOLA”

Marcos Seseña me recibe en la puerta y enseguida me doy cuenta de la sencillez, humildad y la pasión con la que habla de su familia y de su tienda. Me deja claro desde el principio que no tiene nada que ver esa exclusivIMG_5897idad de la Capa con el dinero o la posición social: “Es la sensación de llevar una prenda tan bonita y única. Simplemente te hace distinto, te otorga personalidad”.

Su familia ha reinterpretado la prenda década a década, respetando la esencia de la capa española. Fundada en 1901 y actualmente dirigido por la cuarta generación. Es la única sastrería en el mundo especializada en la confección y venta de capas. Una firma comprometida con la fabricación artesanal, la calidad y el trato exclusivo a sus clientes. Una prenda centenaria que se ha convertido en un icono de elegancia y que ha llevado la capa española, por todos los rincones del mundo sobre los hombros de celebridades como  Picasso, Valle Inclán, Michael Jackson, Jane Fonda, Federico Fellini, Rodolfo Valentino, Hilary Clinton, Camilo Jose Cela, Anna Wintour o el mismísimo Agente 007, el actor Pierce Brosnan. Por supuesto la Casa Real española que desde el rey Alfonso XIII ha sido embajadora de esta prenda a lo largo de sus reinados.

UN SAVILLE ROW MADRILEÑO.

Marcos va desgranando la historia de su familia y de su negocio, me señala desde la puIMG_5899erta el lugar que ocupaba la primera tienda, la que en 1901 abrió su bisabuelo Santos Seseña. Por aquel entonces  tanto la calle de la Cruz como la calle Espoz y Mina eran algo muy parecido al Saville Row Londinense. La zona estaba poblada de negocios textiles y de sastrerías. En 1927 se abre una sucursal en la calle de la Cruz 23 que convive con la tienda original hasta la muerte del fundador en 1960. A partir de aquel momento la tienda sastrería se convierte en un negocio exclusivo de capas y la tienda original cierra y el edificio posteriormente es derribado.

Chicote, la movida, cambios políticos, nuevas aperturas, la incorporación de la capa femenina por Enrique Seseña y Conchita Diez, padre y abuela de Marcos respectivamente. La tienda online en 1998. Pioneros al fin y al cabo de muchas cosas.

HECHO A MANO, HECHO EN ESPAÑA.

Marcos me acompaña a el Atelier, un espacio casi mágico, en el que Carmen Fábregas dibuja, como si fuera sobre un lienzo de cinco metros de tela una nueva capa. Única y exclusiva como todas y cada una de las que salen cada día de este lugar. Sus manos marcan y cortan a la perfección, sin patrón, el dibujo que ella misma ha realizado sobre la lana merina de Béjar, lugar donde se confeccionan todas las telas que llegan al Atelier. El resultado es una capa de calidad, duradera y hecha en España.

PARTES DE UN CAPA. EMBOZARSE LA CAPA.

Una vez visto el proceso de creación de la capa, tan solo me faltaba experimentar la sensación única de llevarla puesta. Marcos me fue indicando como me la tenia que poner y que quitar, incluso como la tenia que doblar. Al revés y con el embozo de terciopelo hacia fuera. Un giro de capa con ambas manos la coloca sobre nuestros hombros. La centramos con nuestras manos por debajo de los hombros, colocando la capa exactamente en su sitio. Nos embozamos la capa sobre el lado izquierdo dejando ver el embozo rojo  y sacamos nuestro brazos colocando la esclavina, o lo que es lo mismo la sobrecapa de los hombros.

IMG_5887 IMG_5884

Nos sentamos, tirando de ambos lados de la capa y abriendo el escusón o abertura trasera y la volvemos sobre nuestro regazo en cruz. La Capa se compone de las siguientes partes: El cuello, la esclavina, el embozo, el contraembozo (forro de terciopelo del interior trasero de la capa), los broches o cierres, la abertura o escusón (abertura trasera de la capa).

UN PERFECTO CABALLERO ESPAÑOL.

La sensación al llevarla puesta es muy confortable, te acaricia, te abriga, te acompaña, te envuelve, te da un porte muy especial. Mucho menos pesada de lo que puede parecer. Me probé la capa 1901, la misma que acompañaba a los caballeros a los bailes y a la Ópera. Superviviente de una época y de un estilo. Negra, con embozo en terciopelo rojo de algodón y broches tradicionales de origen charro, con el largo de tres dedos por debajo de la rodilla. La misma que contempla la Etiqueta en España como prenda de abrigo para acompañar al Frac, vestimenta de máxima etiqueta en nuestro país.

IMG_5883

IMG_5891

 

Marcos se embozo una capa mucho mas actual, de diseño mucho mas moderno y resultaba tanto o mas elegante que yo con la capa mas clásica. Con lo que me di cuenta que tradición y modernidad pueden ir perfectamente de la mano.

Gracias a todo el equipo de Capas Seseña, Maria Senovilla, Paula Caballero, Carmen Fabregas y en especial a Marcos Seseña por haber hecho de mi, un perfecto caballero español.

Autor: Miguel del Amo. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías: Paula Caballero y Miguel del Amo.

Nuestra @maritaserna está nominada a los #VictoryAwards!! (por @pmuinos)

protocolbloggerspoint Premios, Protocol Bloggers Point 1 Comment

Sí, sí. Marita, nuestra Marita, está nominada a los #VictoryAwards!!!

El blog de María de la Serna , Protocolo a la vista, está nominado a los Victory Awards 2016

Y a lo mejor os preguntáis qué son los Victory Awards. Pues son unos premios concedidos por The Washington Academy of Political Arts & Sciences (The WAPAS), una sociedad honoraria que se inicia formalmente el 2016, basada en The Victory Awards Voting Committee que en años anteriores  evaluaban  y decidían quiénes eran los mejores en cada categoría .

The WAPAS se forma con la misión de reconocer la excelencia del trabajo y el talento en la industria de la comunicación política, además de elevar la profesión de la consultoría política con la misión de mejorar la democracia en el mundo, conscientes de que la política es perfectible en todas sus dimensiones comenzando con la campaña y siguiendo en la gestión de comunicación de gobierno.

Los premios tienen 27 categorías y un Honorary Victory Award, y nuestra Marita está nominada por Protocolo a la vista en la Categoría 19b – Blog o Portal Político del Año – Impacto Educativo en la que se considerarán «los aportes educativos y didácticos del blog o portal en el ámbito político cuyos resultados e impacto se orienten al desarrollo cultural, cívico y político de los seguidores del blog o portal.». ¡Vamos, que parece hecho a la medida de Protocolo a la vista!

Aunque Marita ya os ha contado el notición en el blog y lo que supone para ella, ya sabéis que Protocol Bloggers Point es lo que es porque somos 4 mujeres pero como si fuéramos una. Como si fuéramos una trabajamos y como si fuéramos una compartimos las alegrías y las penas. Y hoy toca compartir alegrías, así que ¡todo PBP está de fiesta! y no podemos sentirnos más orgullosas.

Ella se irá el 6 de agosto a Washington pero no se irá sola, porque nosotras estaremos allí con ella, aunque no sea físicamente, para convertirla  a ella y a los Victory Awards en Trending Topic en España. Porque ella se lo merece por su constancia y su tesón (¡a ver quien es el/la guapo/a que puede decir que publica  5 entradas semanales!), por su manera de explicar lo que sucede desde la perspectiva del protocolo y porque ese día será muy especial para nosotras cuatro.

Por cierto, la alegría es doble porque además otra @protocolblogger también está nominada, nuestra Diana Rubio con su blog Política y Protocolo, y ¡además en dos categorías! Así que ¡estos Victory Awards serán muy pebeperos!

II Jornada Convivencia protocolaria, Alicante 11 de junio | Julia AlonsoJulia Alonso

protocolbloggerspoint Profesión Leave a Comment

Hace justo ahora un año tomaba el testigo de mis compañeras de Zaragoza, Belén Egea, Beatriz Freixas y Carmen Gómez Miranda para celebrar la II Jornada de convivencia protocolaria en Alicante. Ellas pusieron el listón muy alto y espero que este año en Alicante tengamos la ocasión de reunirnos de nuevo por un día para

Origen: II Jornada Convivencia protocolaria, Alicante 11 de junio | Julia AlonsoJulia Alonso

Resumen Anual: ¿qué ha dado de sí @protocolblogger en el último año?

protocolbloggerspoint Resumen anual 1 Comment

cropped-wordpress_suburbia

Hacer un balance anual nos lleva a reflexionar sobre el camino andado, a echar la vista atrás y extraer no solo datos, sino también experiencias. Empecemos por las experiencias y dejemos los datos para el final. Sin duda la gran experiencia ha sido la Jornada Bloguera –#JornadaPBP– que nos costó montar y que -gracias a los blogueros implicados- fue un éxito, ahí están los datos de difusión que lo avalan. Entre los asistentes (y los que se habían apuntado pero no pudieron venir) pasamos un cuestionario (que un día subiremos en la página para que puedan opinar todos nuestros seguidores) y estas han sido las respuestas a las preguntas directas sobre PBP:

A la pregunta de qué es lo que más gusta de PBP los blogueros señalan que la continuidad en la publicación, el hecho de publicar posts todos los días anima a la lectura y a la reflexión; se valora mucho el ejercicio de difusión de una información muy variada y actualizada, alguna de gran calidad. Los apartados más vistos son los de: nosotras opinamos, el resumen semanal y el listado de blogueros de protocolo. En este apartado han opinado el 90% de los blogueros encuestados.

Lo que menos gusta de PBP es que a veces hay fallos en los enlaces; que aportamos más contenidos y no solo protocolo y eventos; que difundimos mucho y, como todos seguimos a todos, hay saturación de información; que en el resumen semanal no incluyamos un resumen de cada post que difundimos (esto es muy complicado cuando movemos una media de 220 posts semanales); que no abusemos del retuiteo, y que revisemos la lista de blogueros de protocolo para que sea más fácil encontrar la temática de los blogs. En este apartado han opinado el 30% de los encuestados.

Respecto a las sugerencias, la mayoría pide que no cambiemos nada, y un 10% pide que: creemos unos premios (estamos en ello, ya lo comentamos en la Jornada PBP) que subamos de vez en cuando podcasts de los posts que publicamos (ese consejo es aplicable a todos los blogueros) para que sean accesibles a todos.

Tomamos nota de todo lo que nos decís porque, como decía en la encuesta, vuestra opinión nos ayuda a mejorar.

Otra experiencia ha sido el nivel de identificación de nuestros blogueros con la marca #PBP y la creación de una «conciencia protocolera/protocolista» que va más allá de la mera redacción del post y me olvido. Creemos que hay algo más: estamos buscando momentos de encuentro -congresos, jornadas, reuniones- en los que nos estamos desvirtualizando; nos movemos rápidamente en defensa del protocolo y los protocoleros/protocolistas. ¿Estamos generando conciencia de grupo?.

Y otra el apoyo a las propuestas que hacemos: los posts sobre la Jornada Bloguera, el #retoPBP de la semana pasada con motivo del #400Cervantes o el apoyo semanal a la intervención en la radio de nuestra pebepera @MariaPSC.

Hay algo que dejamos para el final de esta reflexión: algún bloguero ha mencionado nuestra «lucha contra el plagio», cuando detectamos plagio escribimos sobre ello en algún post de opinión. Más allá del plagio lo que hay en el trasfondo es el comportamiento ético, es la característica por la que -como blogueras- nos gustaría ser identificadas y por la que nos gustaría que se identificase a los blogueros de protocolo.

Ahí quedan las propuestas para reflexionar o que nos han hecho reflexionar sobre este segundo año de PBP.

El año en cifras

Cualquier dato que se facilite es de lo más real, porque la web la abrimos hace justo un año, así que los datos que aparecen son desde ese momento y, por tanto, de lo más fiables.

Posts publicados

7291, lo que da una media mensual de 607 posts, aunque si tenemos en cuenta los cierres vacacionales, serían unos 730 posts/mes.

Seguidores en Facebook

852 (a 30 de abril de 2015 había 476)

Seguidores en Twitter

2736 (a 30 de abril de 2015 teníamos 1364)

Lo más visitado

Lo más visto en el último año

Todo esto ha pasado este año, a partir de este momento ya estamos contando el próximo en el que vosotros, a través de vuestros posts, seréis – como siempre – los protagonistas.

¡A escribir #protocoleros/#protocolistas!

 

 

Las cuerdas del violín (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint Aniversarios, Conmemoraciones, Protocol Bloggers Point Leave a Comment

2 Años Protocol Bloggers

Estamos de cumpleaños, cumplimos dos años; dos años de experiencia y vivencias en los que el proyecto ha ido creciendo gracias a vosotros y, por qué no, a nosotras.

Sin ir más lejos hace un año me parecía fantástico tener una media de 60 posts semanales para difundir y ahora hay semanas en que la media es de ¡¡200!! y eso es gracias a vosotros que escribís y difundís, y también a nosotras, que seleccionamos y publicamos. De esta forma la comunidad #PBP va creciendo, en blogueros y seguidores, y ahí el mérito es vuestro,  vuestro entusiasmo contagioso hace crecer el  proyecto #PBP a un ritmo que no imaginábamos a finales de abril de 2014. Hay sintonía.

Para lograr esta sintonía tiene que haber algo más, bueno,  hay algo más, se ha creado entre nosotros un vínculo; para empezar somos profesionales que nos respetamos, incluso somos amigos, aunque me gusta más decir que somos como la «Compañía del anillo» y además todos a una, allí donde vamos siempre hay varios #protocoleros listos para responder a la llamada; eso ha tenido un «efecto contagio» y cada vez somos más. ¡Mooola!.

Esto se debe, no solo al respeto profesional que hay entre nosotros, sino también a que hacemos lo que nos gusta y hemos conseguido enganchar a gente como nosotros, a quienes les gusta esto –el protocolo– y no les va la vida en ello. No es necesario estar todo el día recordándole al mundo: «lo mucho que se», «lo mucho que valgo», «lo mucho que hago», y diciendo que «todos los demás son malísimos»; aquí no se trata de eso, se trata de compartir puntos de vista, vivencias, experiencia, conseguir que se hable del protocolo y difundir el conocimiento de muchos, que este campo no es solo el coto de unos cuantos, aquí hay mucha gente que tiene mucho que decir y ha encontrado una plataforma para contarlo. En PBP lo bueno es que damos voz a todos y difusión a todo lo relacionado con protocolo. No hay nada más gratificante que un compañero te diga: «Tenía abandonado el blog, pero gracias a vosotras voy a ponerme las pilas» ¡Y lo hace!.

Hay que reconocer que vuestro entusiasmo es la gasolina que mueve el motor PBP, nos hace imparables, porque nos hace estar activas, ser creativas, pensar en actividades que os puede gustar hacer, temas a tratar, reuniones, viajes … ¡gracias por mantener nuestro ingenio despierto!.

Pasada la época de crecimiento rápido, toca afrontar la consolidación, para ello seguimos necesitando -y como- vuestro apoyo. Para mejorar y consolidar es necesario estar abierto a las ideas, sugerencias, comentarios y aportaciones de todos vosotros, porque PBP sois todos, así que no os cortéis, por favor, comentadnos todo lo que se os ocurra para enriquecer este proyecto.

Para mantener algo así es necesario, como decía al principio, tanto lo que vosotros aportáis como lo que aportamos nosotras. Es necesario que las cuatro cuerdas del violín que dan título al post estén afinadas, porque si no la pieza que se toca no sonará bien. Y ahí entran en juego mis tres compañeras de viaje: Pilar, María e Itziar. El motor PBP, ¡gracias compañeras!. ¿Os he dicho hoy que os quiero? (pues es mentira).

Pienso en ellas e  intento hacer memoria y no ha habido un solo momento de desmayo, en el que se me haya ocurrido decir: «¡Lo dejo!«, o preguntarme «¿Para qué hago esto?«. Al contrario, todo ha sido «¿Y si ..?.» «¿Qué os  parece si….?«. Por eso me gusta, por eso considero que dedicarle varias horas al día cada tres semanas es algo que merece la pena hacer.

Que a esto le dedicamos muchas horas, ya lo sabéis. Algún día haremos un video de 24 horas con una protocolblogger on duty, lo propondré como #retoPBP, os aseguro que en la semana que nos toca estar de guardia no hay tanto despliegue de pantallas ni en la NASA.

Bueno que María siempre dice que los posts son de 450 palabras máximo, pero no ha podido ser.

¡Gracias! ¡Os quiero pandilla!

 

FullSizeRender

Un rodil (amuleto contra los que hacen el trabajo más complicado de lo que es)

 

 

Los dos años

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

Pues ya han pasado dos años y parece que fue ayer cuando María de la Serna, Pilar Muiños y María Gómez se embarcaron en este proyecto “protocolario”.
Dos años en los que he podido aprender tanto de protocolo en si, como de otras tantas cosas buenas que ellas me han enseñado.

Este segundo año hemos acometido un cambio de web y de imagen y hemos gestionado por la página una #JornadaPBP de blogueros de protocolo: el proyecto ha dado todo un vuelco en los últimos meses. Esperamos que para bien: la imagen ha quedado más limpia y de la primera jornada se va a derivar una segunda el año que viene…¡nos espera el trabajo!

De la I Jornada PBP, que consiguió reunir a mucha gente estupenda dedicada al protocolo y a los blogs me quedo con lo mucho que aprendí ese día de todos ellos y con la satisfacción de haber logrado mover las redes con mucho éxito: gracias a ellas y sobretodo a los seguidores, nos hemos puesto al frente en el mundo online en lo que a protocolo se refiere. Y fuimos  trendig topic el día de la #JornadaPBP.

 

jornada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es evidente, que las redes sociales tienen una enorme  importancia. Lo hemos comprobado este año protocolero.  PBP se va consolidando como una web referente en protocolo, a donde la gente entra para consultar, para opinar o para compartir.

Dos años que dan para mucho, y tres que darán para más. Trabajo, esfuerzo pero también buenos momentos y risas son clave en este proyecto, pero sobretodo, la clave está en la gente que nos sigue y que nos lee, ¡sin vosotros esto no sería posible!

¡Por otro año más!

Y ya van dos! (por @pmuinos)

protocolbloggerspoint Aniversarios, Blogs de Protocolo y Eventos, Conmemoraciones, Protocol Bloggers Point 1 Comment

cropped-Icon.png

Este sábado 30 de abril se cumplirán dos años desde la publicación del primer post de Protocol Bloggers Point, así que aquí mis amigas y yo, que somos muy de celebrar, comenzamos una serie de posts conmemorativos de tan magnífico acontecimiento. Y es que no es para menos.

2 Años Protocol Bloggers

Dos años desde aquel «“Acabamos de nacer, así que dadnos un poco de tiempo para crecer. Pero aquí os esperamos.”

Y la verdad es que no hizo falta esperaros, porque casi sin darnos cuenta teníamos una legión de fieles seguidores y adeptos que nos han ido ayudando a crecer, sin prisa pero sin pausa, hasta convertirnos en lo que ya somos hoy, una web a la que muchos acudís a buscar información sobre protocolo y eventos. Y decimos muchos, porque las estadísticas están ahí y nos demuestran que publiquemos o no, hay una media de 200 visitas diarias.

Dos años de crecimiento y trabajo constante. De búsqueda de nuevos blogs. De lectura. De recopilación. De mejora. Porque crecer implica mejorar y adaptar nuestros sistemas de recopilación de contenidos. Y en eso seguimos. Adaptándonos a vosotros e intentando mejorar cada día.

Este era, y digo era, un proyecto sin más pretensión que la de que hubiera un rincón para todos los protocoleros/ protocolistas que tuvieran algo que decir. Ahora ya es mucho más. Porque «hemos puesto una pica en Flandes» con esa primera #JornadaPBP a la que acudísteis muchos de vosotros con la misma ilusión que pusimos nosotras en organizarla, y superásteis todas nuestras expectativas, y al superarlas, vosotros mismos habéis hecho que este proyecto sea lo que es, y se convierta, lo convirtamos,  en lo grande que queramos que sea entre todos.

Vosotros nos habéis hecho crecer. Así que ahora solo debemos pediros tiempo para mejorar cada día, para poder hacer una nueva #JornadaPBP, para poner en marcha nuevas ideas que nos rondan por la cabeza, o simplemente para seguir haciendo que este sea un punto de encuentro para todos.

Pero a nivel personal tengo que decir que detrás de Protocol Bloggers Point, estamos cuatro amigas, y que para mí poder hacer esto con ellas tres es un regalo. Y  quizás eso sea una de las claves del éxito de PBP. Porque un proyecto sin corazón nunca tendría sentido. Y aquí hay trabajo, risas y mucho corazón. Os lo puedo asegurar.

Por estos dos años, y por los que nos esperan por delante ¡GRACIAS A TODOS Y BICOS A MOREAS!