#IIJornadaConvivenciaProtocolaria de #Alicante2016, un #evento experiencial por @MariaPSC

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración 5 Comments

Viernes y sábado de la semana pasada los #protocoleros nos reunimos en Alicante. El año pasado el #ComandoMaño tuvo la genial idea de convocarnos a la «I Jornada de Convivencia Protocolera» y sentó las bases de algo –no quiero llamarlo “movimiento”, pero casi- que si el tiempo no lo remedia –y esperemos que no lo haga- que tiene los visos de convertirse en tradición, porque ya están programadas la tercera (Galicia) y cuarta edición (Segovia).

La II Jornada de Convivencia Protocolera se ha celebrado en Alicante. Convocados por JuliaAlonso acudimos –por tierra, mar y aire, literal- “treinta y tantos” entusiastas del protocolo, demostrando, una vez más, la importancia del “efecto llamada”.

Fueron –en mi caso- 36 horas de lo más intenso, que empezaron con una comida “de picoteo” que duró hasta las 6 de la tarde, y que sirvió para reencontrarnos con algo que estamos perdiendo: la sobremesa.

La jornada en sí empezó esa noche, con una cena de bienvenida en el Real Club de Regatas y ahí empezó la “experiencia” que da título a este post y que voy a resumir en tres palabras: envidia, cohexión y logro.

Envidia

La cena preparada para los protocoleros era magnífica, por el lugar, la compañía y los platos que degustamos. La envidia no viene por ese lado, sino por otro evento que tenía lugar en la otra mesa que compartía con nosotros la terraza del Real Club de Regatas. Es decir, un evento colateral hizo que mi experiencia del propio fuera envidia, les cuento.

Cuando llegamos al RCR (por acortar el nombre) nos topamos con un grupo de unos 20 quinceañeros vestidos de “etiqueta” quinceañera, compartiendo el mismo espacio que nosotros. Nuestro primer pensamiento: “vaya marrón, nos van a dar la noche”, etc., etc. etc. “La primera en la frente”, que dicen en mi pueblo, la tuvimos cuando nos dijeron que “no hiciésemos ruido, ni dijésemos nada”, que iban a dar una “sorpresa a alguien muy querido”. Como los de protocolo somos gente pacífica, nos sentamos a la mesa y empezamos a charlar de nuestras cosas, nuestros “vecinos” también charlaban, pero sin hacer demasiado ruido. De repente se hizo el silencio y nos volvimos a mirar, un segundo más tarde todos gritaban de alegría al hacer acto de presencia la persona “muy querida” para aquellos chavales. Acto seguido se sentaron y fue “como si no hubiera niños” en la mesa, tranquilos, comedidos, sin alzar la voz, cenaron, situados a ambos lados de la mesa, dejando  a su invitado de honor en la cabecera de la mesa, presidiendo. ¿Sabían ellos de este detalle protocolario?, lo ignoramos, pero dieron en el clavo: mesa rectangular de presidencia única (a derecha e izquierda de quien presidía, las dos personas más importantes del grupo, y luego les diré por qué).

A los postres, intrigada, me acerqué a la mesa a preguntar – con la impunidad que da aquello de “no soy de aquí y nadie me conoce”- a aquellos chicos que no paraban de abrazar y mirar con cariño a un señor de pelo y bigote blanco. Pregunté a la joven sentada a su derecha, que resultó ser la delegada del curso quien me contó cómo toda la clase había preparado la fiesta sorpresa a su profesor, al que conocían de toda la vida y la que calificó como “el profesor más bueno del mundo”.  Frente a ella, a la izquierda de quien presidía, se situaba la subdelegada de la clase, más protocolo en juego. El profesor también señaló que aquellos chicos, a los que conocía desde niños, eran  “extraordinarios”. No voy a dar más detalles pero me dedico a la enseñanza ¿qué sentí? ENVIDIA, así, con mayúsculas.

Cohesión

La siguiente palabra: cohesión –“la fuerza de atracción que mantiene unidas las moléculas de un cuerpo”- es lo que se produce tras el efecto llamada. Los protocoleros somos un grupo cohesionado, lo que empezó con un “vamos a ponernos caras” o “vamos a desvirtualizarnos” ha ido un paso más allá. El grupo ha aumentado, se han ido adhiriendo miembros, personas capaces de cruzar la península Ibérica (que se lo digan a Fernando Ares) solo para pasar 36 horas juntos, eso es capacidad de convocatoria y lo demás son tonterías. Lo más grande de este grupo es que, a pesar de haberlos conocido hace nada, tengo la impresión de conocerlos de toda la vida. Cada vez que nos vemos es como si hubiéramos estado juntos el día anterior. Con un grupo así  se puede hablar de cualquier tema sin extremismos y sin necesidad de posicionarse constantemente, son gente muy implicada con la profesión y con un gran conocimiento de la materia: el protocolo.

Logro

El trabajo bien hecho, y por ello hay que felicitar a nuestra anfitriona, @JuliaAlonso, que ha demostrado ser una buenísima organizadora de eventos, no lo digo yo, lo decimos los treinta y tantos asistentes a la II Jornada de Convivencia Protocolera. El programa del evento al que nos invitó se cumplió a rajatabla: Cena, Desayuno, Vikingos, Mascletá, Comida y Visita a la Concatedral –con boda incluida- formaban parte del programa inicial y se cumplieron.

Enhorabuena Julia, has conseguido un evento  magnífico, con un contenido que nos ha encantado y que ha generado en nosotros emociones y sensaciones que  nos harán recordarlo como una experiencia única y memorable. Vamos, que has conseguido todo un evento experiencial, «ahí es ná«. Para muestra, esta galería fotográfica con fotos donadas por los participantes:

Hasta aquí el detalle de la experiencia que para mí supuso el evento #IIJornadaConvivenciaProtocolaria #Alicante2016; ya ha empezado la cuenta atrás para #Galicia2017, sus organizadores –Pilar Muiños y Fernando Ares– han recibido el testigo, esperamos la convocatoria.

Guantes Luque: de Espoz y Mina a Hollywood Boulevard por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Etiqueta, Protocolo Social 4 Comments

Desde el Siglo XVI hasta bien entrado el Siglo XX, llevar guantes en nuestras manos, era un signo de distinción entre las clases más altas y pudientes de nuestras ciudades. En la actualidad es más un complemento para protegernos del frío, que un elemento de distinción.

Era muy sencillo, una dama sin guantes no era considerada una dama elegante. En aquellos tiempos, el protocolo nos obligaba a los hombres a quitarnos los guantes para besar la mano de una dama. Ellas nunca se los tenían que quitar.Foto 5

Hoy, todo ha cambiado mucho y el protocolo nos exige todo lo contrario. Siempre que vayamos a saludar o a entrar a un espacio cerrado, debemos dejar al descubierto nuestras manos. Tanto hombres como mujeres. Al llegar al evento o ceremonia, nos guardaremos los guantes en el interior del abrigo. Las mujeres, llevaran puesto el de la mano izquierda y descubierta la mano derecha para saludar a todas las personas que encuentren a su paso.

En trajes de noche y vestidos largos con pronunciados escotes y sin mangas, es muy normal que se utilicen guantes largos, negros, blancos o grises, en seda o raso alemán. Siempre evitaremos llevar sobre ellos sortijas, pulseras o brazaletes.

En Madrid, en la calle de Espoz y Mina, 3, hay un lugar, en el que el tiempo parece que se ha detenido. Una vez que atraviesas la puerta y miras a tu alrededor tienes la sensación de que lo único que desentona en la tienda es uno mismo.

Foto 6

Entré en la guantería, tarareando el “Put the blame on Mame” canción compuesta por Allan Roberts y Doris Fisher para la película Gilda en 1946. En esa escena Rita Hayworth desnuda sus manos y brazos, enfundados en unos guantes de raso alemán en color negro convirtiendo esta escena en una de las mas eróticas de los años dorados de Hollywood.

Fue una de las primeras preguntas que le hice al dueño de la guantería, al sencillo, apasionado y muy discreto Álvaro Ruiz. Cual era la primera película que le venía a la cabeza al pensar en unos guantes y la respuesta fue tan inmediata como esperada, Gilda.

Al mirar a mi alrededor y ver los cientos de guantes que hay en la tienda, de todos los colores, precios, tipos y formas. Me quedé en silencio, contemplando las Foto 3estanterías, los cajones, el mobiliario, los cuadros, una caja registradora centenaria, los escaparates, los patrones de guantes. Todo el conjunto es un pedazo de historia de Madrid. Álvaro, me explicó muy amablemente, que la tienda lleva exactamente igual desde el año 1953. Año, en el que una de sus tías, realizó la última reforma.

La guantería lleva en la calle Espoz y Mina desde 1927. En 1912 Juan Antonio Luque se hizo cargo del negocio de guantes que llevaba desde 1886 en la vecina Puerta del Sol. La familia registro su marca y abrió una segunda tienda en la calle de San Sebastian, que en los años 50 tuvo que cerrar.

Foto 9

 

El logo de la tienda, dos perros que se pelean por un guante. Es una obra del dibujante Enrique Herreros, verdadero artífice de la modernización de la Gran Vía y creador de los carteles cinematográficos de la avenida mas popular del Madrid más elegante. Representante, cineasta y descubridor de actrices como Sara Montiel.

 

 

Varias de sus obras decoran la tienda debido a la amistad que tenía con Carlos Luque, hijo de Juan Antonio y tío abuelo de Álvaro RuizFoto 1

En la tienda los guantes se amontonan por todas partes, las máquinas de coser, donde cortadores y costureros trabajan, es como un decorado de otra época. Me cuenta Álvaro, que en la tienda no hay temporada baja. Siempre hay cine, teatro, series, bodas y todo tipo de eventos.

Me recuerda que en los años 30, en las galas de Miss España, todas las participantes llevaban de complemento unos guantes confeccionados en la tienda. Muchas personalidades han pasado por su tienda y muchas actores en películas y series de televisión llevan puestas sus creaciones.

Acaban de confeccionar los guantes para la nueva versión de Romeo y Julieta de la factoría Disney. Las manos de la última Cenicienta, la actriz Lily James, también van enfundadas en unos guantes de Luque. Los protagonistas de Velvet, la popular serie de televisión, también visten sus manos con guantes de la casa. Muchos diseñadores y estilistas para completar sus creaciones utilizan como complemento unos guantes de la firma.

No puedo evitar pedirle a Álvaro, que permita que enfunde mis manos en un par de sus maravillosos guantes. Elijo unos de piel negros. Los más vendidos tanto para hombre como para mujer. Me siento en una silla delante del mostrador y mis codos se apoyan en un coqueto cojín circular de terciopelo para estar cómodo y poder estirar el brazo mientras que me los prueba.

Foto 11

El cojín, forma junto a “la Juana” y los palos, el trío de utensilios imprescindibles para que cualquier cliente que entre a la tienda se ajuste los guantes a sus manos. Álvaro me hace una demostración y me dice que los palos son perfectos para ensanchar los dedos y el ancho de guante. Le pregunto por qué se denomina a uno de de estos objetos “la Juana”, pero realmente no sabe de donde viene el nombre. Eso sí, me asegura que siempre se le ha llamado así.

Foto 8

Foto 10

 

 

Entre los cientos de guantes que hay en la tienda. La gran mayoría son para mujer, tanto para ellas como para ellos, el color favorito es el negro. Las pieles mas utilizadas, todas de fabricación nacional, son la de ante de Suecia, el raso alemán. También la seda y los encajes.

Foto 7

Para el Frac se siguen utilizando los guantes de piel de cabritilla nacional en color blanco y para el chaqué los que más se utilizan son los grises y blancos también de cabritilla. La gamuza se ha dejado prácticamente de fabricar y no se curten pieles de este tipo. Sigue confeccionando muchos guantes para etiqueta militar y órdenes, casi siempre en blanco.

Álvaro me comenta que sus guantes son piezas únicas, artesanales, confeccionadas con materias primas de primera calidad, realizadas por maestros guanteros y cortadores que cada vez es más difícil de conseguir. Todos los  clientes que vienen a por unos, saben perfectamente que le van a durar muchos años, muchos de ellos toda la vida. Nunca lavarlos en lavadora, mejor limpiarlos con ellos puestos y con jabón. Una vez limpios, secarlos al revés y antes de plancharlos nos los volvemos a poner.

Entra un cliente y creo que es el momento de marcharme, me despido de Álvaro Ruiz, cuarta generación de una familia dedicada desde hace 130 años a hacer de la confección de los guantes un arte. Respiro hondo y salgo por la puerta volviendo a tararear esa canción de Gilda, observando mis manos desnudas pero todavía con el inconfundible aroma de la piel y el orgullo de haber estado en otro de esos lugares que hacen de Madrid una ciudad única.

Artículo de Miguel del Amo @MigueldelAmo1. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías:  Miguel del Amo.

Nuestra #pebepera @maritaserna y los #VictoryAwards en @hoyenmadrid

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

El pasado miércoles, nuestra #pebepera María de la Serna estuvo en el programa Hoy en Madrid de Ely del Valle para contarnos su nominación  a los Victory Awards que se fallarán en Washington en el transcurso de una gala el próximo 5 de agosto. Su blog Protocolo a la Vista compite en la categoría Mejor Blog o Portal Político del año (por su impacto educativo).

Este es el podcast de su intervención en el programa.

Capas Seseña: más de un siglo de elegancia, tradición y modernidad por @Migueldelamo1

protocolbloggerspoint Artículo de Colaboración, Etiqueta, Imagen personal, Protocolo Social 1 Comment

A lo largo de todos estos años, he tenido el honor de impartir clases de Protocolo Social y Etiqueta en diferentes Escuelas, Universidades, Instituciones y Museos. Desde el principio he tratado de inculcar mi pasión por el Protocolo Social a todos mis alumnos, mostrándoles, e incluso llevándoles a diferentes espacios y lugares donde podían palpar de diferentes formas la historia, la cultura, las tradiciones y el arte de nuestra ciudad y de todo lo concerniente a esta parte tan interesante de la formación en Protocolo.

Siempre he pensado, que nacer o vivir en Madrid, es un privilegio que hay que aprovechar. Para un estudiante de Protocolo Social, el abanico es amplio; palacios, museos, jardines y rincones llenos de historias y  leyendas, que hacen de nuestra ciudad un lugar único e incomparable.

El Museo Cerralbo, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo del Traje, el Museo Nacional de Artes decorativas, son lugares donde uno puede revivir de una manera especial toda esta época que para nosotros es imprescindible, el S.XIX y sobre todo los años del Romanticismo.

Estos lugares son un autentico tesoro lleno de piezas únicas, obras de arte, mobiliario y objetos de la vida cotidiana que estos caballeros y damas del siglo XIX, utilizaban y creaban siempre con una finalidad muy clara, que todo lo que les rodeaba estuviera impregnado de una exquisita belleza.

Si hay algo de toda esta época y de las primeras décadas del Siglo XX que me gusta de una forma muy especial, y siempre le he dedicado toda mi atención, es la imagen  y la vestimenta. La evolución de los trajes, los vestidos, los complementos, el peinado, los guantes, el sombrero. El significado de cada prenda, su importancia en el marco social de cada época, los usos y costumbres de cada prenda y complementos, en resumen, la Etiqueta a lo largo de todo este tiempo irrepetible.

Si hay una prenda de todas ellas que ha sobrevivido hasta nuestros días es sin lugar a dudas la Capa Española. Su origen se remonta a las tribus celtíberas; durante la época de Carlos III, se prohibió su uso provocando el Motín de Esquilache. Su utilización  empezó a ser muy popular en zonas como Salamanca por la producción de lana merina y uno de los primeros en utilizarla fue el Duque de Béjar. A partir del S.XIX las clases mas altas empiezan a usarla y la convierten en una prenda selecta en  ambientes distinguidos y elegantes. A finales del S.XIX su uso es muy habitual entre todas las clases sociales pero al comenzar el S.XX empieza su imparable declive.

CAPAS SESEÑA

Es a partir de este momento cuando Capas Seseña cobra un especial protagonismo. Una vez que llamas al timbre de la tienda en el numero 23 de la madrileña calle de La Cruz, el tiempo se detiene.

 

IMG_5881

IMG_5879

La luz, el mobiliario, los sonidos, los aromas y olores de la madera, la tiza, las telas. Ese espejo que preside la tienda, testigo mudo, en el que durante los últimos 45 años, multitud de personalidades, personajes y rostros anónimos se han asomado a él. Muchos de estos rostros están en un lugar de honor detrás del mostrador junto al libro de firmas, autentica tesis doctoral en tratamientos e historia viva de la propia tienda.

MARCOS SESEÑA, CUARTA GENERACIÓN DE LA FAMILIA FUNDADORA.

Al fondo de la tienda una escalera, que conduce al Atelier, a la trastienda, al laboratorio de ideas, al espacio de creación y creatividad. Por esas escaleras desciende Marcos Seseña, CEO de la firma y bisnieto del fundador, él es el que ha recogido el testigo y propone una renovación de estilo fiel a la esencia de la firma pero con nuevos aires mas propios del siglo XXI.

IMG_5892

REINTERPRETAR LA PRENDA DÉCADA A DÉCADA, RESPETANDO LA ESENCIA DE LA CAPA ESPAÑOLA”

Marcos Seseña me recibe en la puerta y enseguida me doy cuenta de la sencillez, humildad y la pasión con la que habla de su familia y de su tienda. Me deja claro desde el principio que no tiene nada que ver esa exclusivIMG_5897idad de la Capa con el dinero o la posición social: “Es la sensación de llevar una prenda tan bonita y única. Simplemente te hace distinto, te otorga personalidad”.

Su familia ha reinterpretado la prenda década a década, respetando la esencia de la capa española. Fundada en 1901 y actualmente dirigido por la cuarta generación. Es la única sastrería en el mundo especializada en la confección y venta de capas. Una firma comprometida con la fabricación artesanal, la calidad y el trato exclusivo a sus clientes. Una prenda centenaria que se ha convertido en un icono de elegancia y que ha llevado la capa española, por todos los rincones del mundo sobre los hombros de celebridades como  Picasso, Valle Inclán, Michael Jackson, Jane Fonda, Federico Fellini, Rodolfo Valentino, Hilary Clinton, Camilo Jose Cela, Anna Wintour o el mismísimo Agente 007, el actor Pierce Brosnan. Por supuesto la Casa Real española que desde el rey Alfonso XIII ha sido embajadora de esta prenda a lo largo de sus reinados.

UN SAVILLE ROW MADRILEÑO.

Marcos va desgranando la historia de su familia y de su negocio, me señala desde la puIMG_5899erta el lugar que ocupaba la primera tienda, la que en 1901 abrió su bisabuelo Santos Seseña. Por aquel entonces  tanto la calle de la Cruz como la calle Espoz y Mina eran algo muy parecido al Saville Row Londinense. La zona estaba poblada de negocios textiles y de sastrerías. En 1927 se abre una sucursal en la calle de la Cruz 23 que convive con la tienda original hasta la muerte del fundador en 1960. A partir de aquel momento la tienda sastrería se convierte en un negocio exclusivo de capas y la tienda original cierra y el edificio posteriormente es derribado.

Chicote, la movida, cambios políticos, nuevas aperturas, la incorporación de la capa femenina por Enrique Seseña y Conchita Diez, padre y abuela de Marcos respectivamente. La tienda online en 1998. Pioneros al fin y al cabo de muchas cosas.

HECHO A MANO, HECHO EN ESPAÑA.

Marcos me acompaña a el Atelier, un espacio casi mágico, en el que Carmen Fábregas dibuja, como si fuera sobre un lienzo de cinco metros de tela una nueva capa. Única y exclusiva como todas y cada una de las que salen cada día de este lugar. Sus manos marcan y cortan a la perfección, sin patrón, el dibujo que ella misma ha realizado sobre la lana merina de Béjar, lugar donde se confeccionan todas las telas que llegan al Atelier. El resultado es una capa de calidad, duradera y hecha en España.

PARTES DE UN CAPA. EMBOZARSE LA CAPA.

Una vez visto el proceso de creación de la capa, tan solo me faltaba experimentar la sensación única de llevarla puesta. Marcos me fue indicando como me la tenia que poner y que quitar, incluso como la tenia que doblar. Al revés y con el embozo de terciopelo hacia fuera. Un giro de capa con ambas manos la coloca sobre nuestros hombros. La centramos con nuestras manos por debajo de los hombros, colocando la capa exactamente en su sitio. Nos embozamos la capa sobre el lado izquierdo dejando ver el embozo rojo  y sacamos nuestro brazos colocando la esclavina, o lo que es lo mismo la sobrecapa de los hombros.

IMG_5887 IMG_5884

Nos sentamos, tirando de ambos lados de la capa y abriendo el escusón o abertura trasera y la volvemos sobre nuestro regazo en cruz. La Capa se compone de las siguientes partes: El cuello, la esclavina, el embozo, el contraembozo (forro de terciopelo del interior trasero de la capa), los broches o cierres, la abertura o escusón (abertura trasera de la capa).

UN PERFECTO CABALLERO ESPAÑOL.

La sensación al llevarla puesta es muy confortable, te acaricia, te abriga, te acompaña, te envuelve, te da un porte muy especial. Mucho menos pesada de lo que puede parecer. Me probé la capa 1901, la misma que acompañaba a los caballeros a los bailes y a la Ópera. Superviviente de una época y de un estilo. Negra, con embozo en terciopelo rojo de algodón y broches tradicionales de origen charro, con el largo de tres dedos por debajo de la rodilla. La misma que contempla la Etiqueta en España como prenda de abrigo para acompañar al Frac, vestimenta de máxima etiqueta en nuestro país.

IMG_5883

IMG_5891

 

Marcos se embozo una capa mucho mas actual, de diseño mucho mas moderno y resultaba tanto o mas elegante que yo con la capa mas clásica. Con lo que me di cuenta que tradición y modernidad pueden ir perfectamente de la mano.

Gracias a todo el equipo de Capas Seseña, Maria Senovilla, Paula Caballero, Carmen Fabregas y en especial a Marcos Seseña por haber hecho de mi, un perfecto caballero español.

Autor: Miguel del Amo. Profesor de Protocolo Social y Etiqueta en IDACEM, Escuela Superior de Marketing y Moda.

Fotografías: Paula Caballero y Miguel del Amo.

Nuestra @maritaserna está nominada a los #VictoryAwards!! (por @pmuinos)

protocolbloggerspoint Premios, Protocol Bloggers Point 1 Comment

Sí, sí. Marita, nuestra Marita, está nominada a los #VictoryAwards!!!

El blog de María de la Serna , Protocolo a la vista, está nominado a los Victory Awards 2016

Y a lo mejor os preguntáis qué son los Victory Awards. Pues son unos premios concedidos por The Washington Academy of Political Arts & Sciences (The WAPAS), una sociedad honoraria que se inicia formalmente el 2016, basada en The Victory Awards Voting Committee que en años anteriores  evaluaban  y decidían quiénes eran los mejores en cada categoría .

The WAPAS se forma con la misión de reconocer la excelencia del trabajo y el talento en la industria de la comunicación política, además de elevar la profesión de la consultoría política con la misión de mejorar la democracia en el mundo, conscientes de que la política es perfectible en todas sus dimensiones comenzando con la campaña y siguiendo en la gestión de comunicación de gobierno.

Los premios tienen 27 categorías y un Honorary Victory Award, y nuestra Marita está nominada por Protocolo a la vista en la Categoría 19b – Blog o Portal Político del Año – Impacto Educativo en la que se considerarán «los aportes educativos y didácticos del blog o portal en el ámbito político cuyos resultados e impacto se orienten al desarrollo cultural, cívico y político de los seguidores del blog o portal.». ¡Vamos, que parece hecho a la medida de Protocolo a la vista!

Aunque Marita ya os ha contado el notición en el blog y lo que supone para ella, ya sabéis que Protocol Bloggers Point es lo que es porque somos 4 mujeres pero como si fuéramos una. Como si fuéramos una trabajamos y como si fuéramos una compartimos las alegrías y las penas. Y hoy toca compartir alegrías, así que ¡todo PBP está de fiesta! y no podemos sentirnos más orgullosas.

Ella se irá el 6 de agosto a Washington pero no se irá sola, porque nosotras estaremos allí con ella, aunque no sea físicamente, para convertirla  a ella y a los Victory Awards en Trending Topic en España. Porque ella se lo merece por su constancia y su tesón (¡a ver quien es el/la guapo/a que puede decir que publica  5 entradas semanales!), por su manera de explicar lo que sucede desde la perspectiva del protocolo y porque ese día será muy especial para nosotras cuatro.

Por cierto, la alegría es doble porque además otra @protocolblogger también está nominada, nuestra Diana Rubio con su blog Política y Protocolo, y ¡además en dos categorías! Así que ¡estos Victory Awards serán muy pebeperos!

II Jornada Convivencia protocolaria, Alicante 11 de junio | Julia AlonsoJulia Alonso

protocolbloggerspoint Profesión Leave a Comment

Hace justo ahora un año tomaba el testigo de mis compañeras de Zaragoza, Belén Egea, Beatriz Freixas y Carmen Gómez Miranda para celebrar la II Jornada de convivencia protocolaria en Alicante. Ellas pusieron el listón muy alto y espero que este año en Alicante tengamos la ocasión de reunirnos de nuevo por un día para

Origen: II Jornada Convivencia protocolaria, Alicante 11 de junio | Julia AlonsoJulia Alonso

Resumen Anual: ¿qué ha dado de sí @protocolblogger en el último año?

protocolbloggerspoint Resumen anual 1 Comment

cropped-wordpress_suburbia

Hacer un balance anual nos lleva a reflexionar sobre el camino andado, a echar la vista atrás y extraer no solo datos, sino también experiencias. Empecemos por las experiencias y dejemos los datos para el final. Sin duda la gran experiencia ha sido la Jornada Bloguera –#JornadaPBP– que nos costó montar y que -gracias a los blogueros implicados- fue un éxito, ahí están los datos de difusión que lo avalan. Entre los asistentes (y los que se habían apuntado pero no pudieron venir) pasamos un cuestionario (que un día subiremos en la página para que puedan opinar todos nuestros seguidores) y estas han sido las respuestas a las preguntas directas sobre PBP:

A la pregunta de qué es lo que más gusta de PBP los blogueros señalan que la continuidad en la publicación, el hecho de publicar posts todos los días anima a la lectura y a la reflexión; se valora mucho el ejercicio de difusión de una información muy variada y actualizada, alguna de gran calidad. Los apartados más vistos son los de: nosotras opinamos, el resumen semanal y el listado de blogueros de protocolo. En este apartado han opinado el 90% de los blogueros encuestados.

Lo que menos gusta de PBP es que a veces hay fallos en los enlaces; que aportamos más contenidos y no solo protocolo y eventos; que difundimos mucho y, como todos seguimos a todos, hay saturación de información; que en el resumen semanal no incluyamos un resumen de cada post que difundimos (esto es muy complicado cuando movemos una media de 220 posts semanales); que no abusemos del retuiteo, y que revisemos la lista de blogueros de protocolo para que sea más fácil encontrar la temática de los blogs. En este apartado han opinado el 30% de los encuestados.

Respecto a las sugerencias, la mayoría pide que no cambiemos nada, y un 10% pide que: creemos unos premios (estamos en ello, ya lo comentamos en la Jornada PBP) que subamos de vez en cuando podcasts de los posts que publicamos (ese consejo es aplicable a todos los blogueros) para que sean accesibles a todos.

Tomamos nota de todo lo que nos decís porque, como decía en la encuesta, vuestra opinión nos ayuda a mejorar.

Otra experiencia ha sido el nivel de identificación de nuestros blogueros con la marca #PBP y la creación de una «conciencia protocolera/protocolista» que va más allá de la mera redacción del post y me olvido. Creemos que hay algo más: estamos buscando momentos de encuentro -congresos, jornadas, reuniones- en los que nos estamos desvirtualizando; nos movemos rápidamente en defensa del protocolo y los protocoleros/protocolistas. ¿Estamos generando conciencia de grupo?.

Y otra el apoyo a las propuestas que hacemos: los posts sobre la Jornada Bloguera, el #retoPBP de la semana pasada con motivo del #400Cervantes o el apoyo semanal a la intervención en la radio de nuestra pebepera @MariaPSC.

Hay algo que dejamos para el final de esta reflexión: algún bloguero ha mencionado nuestra «lucha contra el plagio», cuando detectamos plagio escribimos sobre ello en algún post de opinión. Más allá del plagio lo que hay en el trasfondo es el comportamiento ético, es la característica por la que -como blogueras- nos gustaría ser identificadas y por la que nos gustaría que se identificase a los blogueros de protocolo.

Ahí quedan las propuestas para reflexionar o que nos han hecho reflexionar sobre este segundo año de PBP.

El año en cifras

Cualquier dato que se facilite es de lo más real, porque la web la abrimos hace justo un año, así que los datos que aparecen son desde ese momento y, por tanto, de lo más fiables.

Posts publicados

7291, lo que da una media mensual de 607 posts, aunque si tenemos en cuenta los cierres vacacionales, serían unos 730 posts/mes.

Seguidores en Facebook

852 (a 30 de abril de 2015 había 476)

Seguidores en Twitter

2736 (a 30 de abril de 2015 teníamos 1364)

Lo más visitado

Lo más visto en el último año

Todo esto ha pasado este año, a partir de este momento ya estamos contando el próximo en el que vosotros, a través de vuestros posts, seréis – como siempre – los protagonistas.

¡A escribir #protocoleros/#protocolistas!

 

 

Las cuerdas del violín (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint Aniversarios, Conmemoraciones, Protocol Bloggers Point Leave a Comment

2 Años Protocol Bloggers

Estamos de cumpleaños, cumplimos dos años; dos años de experiencia y vivencias en los que el proyecto ha ido creciendo gracias a vosotros y, por qué no, a nosotras.

Sin ir más lejos hace un año me parecía fantástico tener una media de 60 posts semanales para difundir y ahora hay semanas en que la media es de ¡¡200!! y eso es gracias a vosotros que escribís y difundís, y también a nosotras, que seleccionamos y publicamos. De esta forma la comunidad #PBP va creciendo, en blogueros y seguidores, y ahí el mérito es vuestro,  vuestro entusiasmo contagioso hace crecer el  proyecto #PBP a un ritmo que no imaginábamos a finales de abril de 2014. Hay sintonía.

Para lograr esta sintonía tiene que haber algo más, bueno,  hay algo más, se ha creado entre nosotros un vínculo; para empezar somos profesionales que nos respetamos, incluso somos amigos, aunque me gusta más decir que somos como la «Compañía del anillo» y además todos a una, allí donde vamos siempre hay varios #protocoleros listos para responder a la llamada; eso ha tenido un «efecto contagio» y cada vez somos más. ¡Mooola!.

Esto se debe, no solo al respeto profesional que hay entre nosotros, sino también a que hacemos lo que nos gusta y hemos conseguido enganchar a gente como nosotros, a quienes les gusta esto –el protocolo– y no les va la vida en ello. No es necesario estar todo el día recordándole al mundo: «lo mucho que se», «lo mucho que valgo», «lo mucho que hago», y diciendo que «todos los demás son malísimos»; aquí no se trata de eso, se trata de compartir puntos de vista, vivencias, experiencia, conseguir que se hable del protocolo y difundir el conocimiento de muchos, que este campo no es solo el coto de unos cuantos, aquí hay mucha gente que tiene mucho que decir y ha encontrado una plataforma para contarlo. En PBP lo bueno es que damos voz a todos y difusión a todo lo relacionado con protocolo. No hay nada más gratificante que un compañero te diga: «Tenía abandonado el blog, pero gracias a vosotras voy a ponerme las pilas» ¡Y lo hace!.

Hay que reconocer que vuestro entusiasmo es la gasolina que mueve el motor PBP, nos hace imparables, porque nos hace estar activas, ser creativas, pensar en actividades que os puede gustar hacer, temas a tratar, reuniones, viajes … ¡gracias por mantener nuestro ingenio despierto!.

Pasada la época de crecimiento rápido, toca afrontar la consolidación, para ello seguimos necesitando -y como- vuestro apoyo. Para mejorar y consolidar es necesario estar abierto a las ideas, sugerencias, comentarios y aportaciones de todos vosotros, porque PBP sois todos, así que no os cortéis, por favor, comentadnos todo lo que se os ocurra para enriquecer este proyecto.

Para mantener algo así es necesario, como decía al principio, tanto lo que vosotros aportáis como lo que aportamos nosotras. Es necesario que las cuatro cuerdas del violín que dan título al post estén afinadas, porque si no la pieza que se toca no sonará bien. Y ahí entran en juego mis tres compañeras de viaje: Pilar, María e Itziar. El motor PBP, ¡gracias compañeras!. ¿Os he dicho hoy que os quiero? (pues es mentira).

Pienso en ellas e  intento hacer memoria y no ha habido un solo momento de desmayo, en el que se me haya ocurrido decir: «¡Lo dejo!«, o preguntarme «¿Para qué hago esto?«. Al contrario, todo ha sido «¿Y si ..?.» «¿Qué os  parece si….?«. Por eso me gusta, por eso considero que dedicarle varias horas al día cada tres semanas es algo que merece la pena hacer.

Que a esto le dedicamos muchas horas, ya lo sabéis. Algún día haremos un video de 24 horas con una protocolblogger on duty, lo propondré como #retoPBP, os aseguro que en la semana que nos toca estar de guardia no hay tanto despliegue de pantallas ni en la NASA.

Bueno que María siempre dice que los posts son de 450 palabras máximo, pero no ha podido ser.

¡Gracias! ¡Os quiero pandilla!

 

FullSizeRender

Un rodil (amuleto contra los que hacen el trabajo más complicado de lo que es)

 

 

Los dos años

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

Pues ya han pasado dos años y parece que fue ayer cuando María de la Serna, Pilar Muiños y María Gómez se embarcaron en este proyecto “protocolario”.
Dos años en los que he podido aprender tanto de protocolo en si, como de otras tantas cosas buenas que ellas me han enseñado.

Este segundo año hemos acometido un cambio de web y de imagen y hemos gestionado por la página una #JornadaPBP de blogueros de protocolo: el proyecto ha dado todo un vuelco en los últimos meses. Esperamos que para bien: la imagen ha quedado más limpia y de la primera jornada se va a derivar una segunda el año que viene…¡nos espera el trabajo!

De la I Jornada PBP, que consiguió reunir a mucha gente estupenda dedicada al protocolo y a los blogs me quedo con lo mucho que aprendí ese día de todos ellos y con la satisfacción de haber logrado mover las redes con mucho éxito: gracias a ellas y sobretodo a los seguidores, nos hemos puesto al frente en el mundo online en lo que a protocolo se refiere. Y fuimos  trendig topic el día de la #JornadaPBP.

 

jornada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es evidente, que las redes sociales tienen una enorme  importancia. Lo hemos comprobado este año protocolero.  PBP se va consolidando como una web referente en protocolo, a donde la gente entra para consultar, para opinar o para compartir.

Dos años que dan para mucho, y tres que darán para más. Trabajo, esfuerzo pero también buenos momentos y risas son clave en este proyecto, pero sobretodo, la clave está en la gente que nos sigue y que nos lee, ¡sin vosotros esto no sería posible!

¡Por otro año más!

Y ya van dos! (por @pmuinos)

protocolbloggerspoint Aniversarios, Blogs de Protocolo y Eventos, Conmemoraciones, Protocol Bloggers Point 1 Comment

cropped-Icon.png

Este sábado 30 de abril se cumplirán dos años desde la publicación del primer post de Protocol Bloggers Point, así que aquí mis amigas y yo, que somos muy de celebrar, comenzamos una serie de posts conmemorativos de tan magnífico acontecimiento. Y es que no es para menos.

2 Años Protocol Bloggers

Dos años desde aquel «“Acabamos de nacer, así que dadnos un poco de tiempo para crecer. Pero aquí os esperamos.”

Y la verdad es que no hizo falta esperaros, porque casi sin darnos cuenta teníamos una legión de fieles seguidores y adeptos que nos han ido ayudando a crecer, sin prisa pero sin pausa, hasta convertirnos en lo que ya somos hoy, una web a la que muchos acudís a buscar información sobre protocolo y eventos. Y decimos muchos, porque las estadísticas están ahí y nos demuestran que publiquemos o no, hay una media de 200 visitas diarias.

Dos años de crecimiento y trabajo constante. De búsqueda de nuevos blogs. De lectura. De recopilación. De mejora. Porque crecer implica mejorar y adaptar nuestros sistemas de recopilación de contenidos. Y en eso seguimos. Adaptándonos a vosotros e intentando mejorar cada día.

Este era, y digo era, un proyecto sin más pretensión que la de que hubiera un rincón para todos los protocoleros/ protocolistas que tuvieran algo que decir. Ahora ya es mucho más. Porque «hemos puesto una pica en Flandes» con esa primera #JornadaPBP a la que acudísteis muchos de vosotros con la misma ilusión que pusimos nosotras en organizarla, y superásteis todas nuestras expectativas, y al superarlas, vosotros mismos habéis hecho que este proyecto sea lo que es, y se convierta, lo convirtamos,  en lo grande que queramos que sea entre todos.

Vosotros nos habéis hecho crecer. Así que ahora solo debemos pediros tiempo para mejorar cada día, para poder hacer una nueva #JornadaPBP, para poner en marcha nuevas ideas que nos rondan por la cabeza, o simplemente para seguir haciendo que este sea un punto de encuentro para todos.

Pero a nivel personal tengo que decir que detrás de Protocol Bloggers Point, estamos cuatro amigas, y que para mí poder hacer esto con ellas tres es un regalo. Y  quizás eso sea una de las claves del éxito de PBP. Porque un proyecto sin corazón nunca tendría sentido. Y aquí hay trabajo, risas y mucho corazón. Os lo puedo asegurar.

Por estos dos años, y por los que nos esperan por delante ¡GRACIAS A TODOS Y BICOS A MOREAS!

 

Y los @protocolblogger respondieron al #retoPBP: #400Cervantes y #400Shakespeare

protocolbloggerspoint Ceremonial, Ceremonias, Protocolo Leave a Comment

La semana empezó con un desafío, no podía ser menos ya que el 23 celebramos un aniversario: el IV Centenario de la muerte de Cervantes y Shakespeare. Se nos ocurrió lanzar un reto y pedirle a nuestros blogueros protocoleros que escribiesen un post sobre algún apunte de #ceremonial, #protocolo o /y #etiqueta que encontrasen en cualquiera de las obras de tan insignes genios de las letras.

Este fue nuestro reto, publicado el lunes en un post que llevaba por título: Buscando #protocolo en #Cervantes y #Shakespeare, #IVCentenario.

Inmediatamente nuestros blogueros (y futuros blogueros) se pusieron en movimiento, y este ha sido el resultado:

Cervantes

@FerroYolanda elegía «El Quijote» y publicó a través de nuestro blog -en cuatro entregas- el ceremonial de investidura de D. Alonso Quijano como caballero. El título «Desmontando #ceremonial y #protocolo en El Quijote» da prueba del análisis que ha hecho su autora, una comparación entre el ceremonial real y el del mundo imaginario de Don Quijote, en el que el fin -ser investido caballero- justifica los medios -aún contra toda ley de caballería- que se utilicen para conseguirlo. Estos posts tienen su origen en el trabajo presentado por su autora, Yolanda Fernández de Sevilla, como Trabajo Fin de Grado el curso 14/15 en la Universidad Europea de Madrid.

Otro bloguero: @ogazprotocolo, también aceptó el reto eligiendo asimismo «El Quijote«,  publicando en su blog, El Blog de Juan de Dios Orozco, unas frases que nos recordaban que cortesía y respeto rigieron siempre las relaciones entre Don Quijote y su fiel escudero Sancho. Su post se titulaba: «Protocolo en El Quijote«. No dejen de leerlo.

En el blog Protocolarte, @abegea, elegía también «El Quijote«, revisando en su post, «Protocolo en El Quijote: la ínsula de Barataria«, el nombramiento de Sancho como gobernador de tal paraje, señalando cómo el protocolo al servicio de la vanidad pierde todo su sentido, y quienes así lo utilizan el respeto que su buen uso les daría. Y cómo la  sensatez y buen juicio de Sancho deja en evidencia a quienes pretenden evidenciarlo a él.

En Gabinete de Protocolo, @gde_protocolo, respondían al reto decantándose por Cervantes, y en la entrada: «El ceremonial palaciego y marítimo en Cervantes«, dan cuenta de dos ceremoniales: por un lado  en El Quijote, en el capítulo que lleva por título: “De lo mal que le avino a Sancho Panza con la visita de las galeras, y la nueva aventura de la hermosa morisca”, en el que se describen diferentes acciones propias del ceremonial de recibimiento de una autoridad o invitado ilustre en la entrada de un navío. Y por otro el ceremonial de una presentación en palacio, tal y como se relata en una de las Novelas Ejemplares: «La española inglesa«.

En las Novelas Ejemplares también ha buscado @YeseniaSerpa  y en su blog, Entre lo profano y lo sagrado, incluye un post titulado «Etiqueta y ceremonial en «La gitanilla» de Cervantes» en el que destaca aspectos relacionados con la etiqueta, de gran relevancia en la distinción de las clases sociales y en el establecimiento los rangos y las jerarquías, que aparecen en la obra.

Las Novelas Ejemplares también las revisan en Protocolo a la Vista, @maritaserna elegía «La ilustre fregona»  como fuente para hablar de usos sociales, profesiones, costumbres y vestimentas de la época, animando al lector a que descubra por sí mismo la riqueza de una obra inmortal. Su post se titula: «… sacarse del borrador de pícaro y ponerse en limpio caballero«.

«La ilustre fregona» ha sido también elegida por @YAmatriain  quien y en su blog, Perlas de protocolo, incluye un post con el título: «Formas y estética, ayer, hoy y siempre«, en el se resalta que ya en el siglo XVI eran conscientes de para dar buena impresión, sentirse cómodo y encontrar el hueco, había que mantener una estética, y todo dependiendo del ambiente donde se movían. Esto, a juicio de la autora,  hoy no se tiene claro, lo mismo da estar entre los «pícaros», que con los amigos, los padres, Las Cortes, o delante del Rey. Interesante reflexión que no deben dejar de leer.

@Florprotocolo, en su blog Para cortarse las venas con una pala de pescado, incluye un post titulado: «El casamiento engañoso y el ajuar de la novia«. Dentro de Las Novelas Ejemplares elige esta bloguera  «El casamiento engañoso»,  para hablarnos de algo muy tradicional hasta no hace mucho, el ajuar de la novia, al que se refiere con estas palabras: «Desde la mas humilde criada a la hija de un rey, todas las novias precisaban de una serie de bienes para comenzar su vida de casadas. El ajuar era preparado por los padres de cada hija, desde que era niña, sin importar la clase social y se disponían habitaciones especiales para guardarlo». Algo que hoy en día se ha ido perdiendo en beneficio de las listas de bodas.

Elige @mariarubiom otra obra: «Los Entremeses«. En su blog Bloggy Mary, incluye un post  titulado»#400Cervantes, #protocolo y #DíadelLibro»  en el que extrae unos pasajes de “La elección de los alcaldes de Daganzo”, para mostrarnos las semejanzas con las situación que estamos viviendo en la política española.  La cosa, no ha cambiado tanto pese a haber pasado cuatro siglos ¿no creen?.

shakespeare_pijamasurf

Dos blogueros han ido a buscar en Shakespeare, y así, el blog My Fer Lady, de @FerArOt  encuentra en «Much ado about nothing» temas tan protocolarios como: recibimientos, precedencias, tratamientos, etiqueta, cortejos y  hasta protocolo funerario. No dejen de leerlo, lleva por título: «Mucho ruido … y protocolo también«.

Shakespeare ha sido también elegido por @MariaPSC y en su blog Protocolo con Corse incluía un post titulado: «Un banquete de #protocolo en Macbeth«, en el que detalla el banquete que Macbeth da en honor de Baquo y allí vemos cómo se invita, se confirma, quién es el anfitrión y su invitado de honor, los tratamientos, etc. Nada que envidiar a uno de los banquetes que organizamos hoy en día.

Desde estas páginas queremos felicitar a estos blogueros de protocolo y agradecer su rápida respuesta a la llamada y compartir con nosotros  esos detalles de ceremonial, etiqueta y  protocolo que han encontrado en grandes obras de la literatura, que como vemos, no han pasado de moda.

Al resto de blogueros: esto no se ha cerrado. Tenemos todo un año para seguir buscando estos detalles; lo bueno de este tipo de aniversarios es que hay 365 días para celebrarlos. Cualquier momento es un buen momento para coger una gran obra de la literatura y leerla con nuestros ojos, los de protocolero (o protocolista), buscando esos detalles que a otros se le escapan y compartirlo, a través de esta magnífica herramienta que es el blog, con el resto del mundo.

¡¡ A por el siguiente desafío!!

Imágenes: capturas de pantalla de la Biblioteca Digital Hispánica y el Blog pijamasurf

 

Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (IV final) El acto de investidura

protocolbloggerspoint Protocolo Leave a Comment

Y entramos ya en el ceremonial más vistoso de la investidura de la investidura de cualquier caballero, veamos si fue así con Don Alonso Quijano.

El ventero, le advierte nuevamente a su huésped de que en su castillo no existe una capilla y que para lo que queda para acabar tal ceremonial ya no le hace falta hacer uso de ella. Siendo válido, según el ventero cualquier lugar, en este caso, decide realizarlo en la mitad del campo. También, le hace ver que no es necesario estar toda la noche haciendo vela, si no que con dos horas era más que suficiente. Quedando únicamente por realizar para dar por finalizado este ceremonial; la pescozada y el espaldarazo.

“[…] Díjole como ya le había dicho que en aquel castillo no había capilla, y para lo que le restaba hacer tampoco era necesaria, que todo el toque de quedar armado caballero consistía en la pescozada y en el espaldarazo, según él tenía noticia del ceremonial de la orden, y que aquello en mitad de un campo se podía hacer, y que ya había cumplido con lo que de un campo se podía hacer, y que ya había cumplido con lo que tocaba al velar de armas, que con solas dos horas de vela se cumplía, cuanto más que él había estado más de cuatro […]”(Rico, 2007, p.46)

Captura CVC

El ventero apareció en el lugar convenido para ser armado al caballero, con un ejemplar donde venía anotado el ceremonial a seguir, con un cabo de vela llevado por un muchacho, junto con dos doncellas. El oficiante, obligó al aspirante a caballero a arrodillarse para seguir con las siguientes etapas a desarrollar seguida de una oración, en mitad del relato de esta oración, alzó mano y se procedió a la pescozada con un espaldarazo.

Tras este acto, y con el novel caballero arrodillado, el ventero mandó a una de las dos doncellas a que le ciñesen la espada, la cual cumplió sus órdenes a la perfección.

Captura Pantalla cvc 2

Por último, la otra dama restante, le calzó la espuela de oro, quedando así finalmente nombrado caballero, preparado así para cumplir nuevas aventuras y para defender a su amada Dulcinea del Toboso.

“[…] y con un cabo de vela que le traía un muchacho, y con las dos ya dichas doncellas, se vino adonde don Quijote estaba, al cual mandó hincar de rodillas; y, leyendo en su manual como que decía alguna devota oración en mitad de la leyenda alzó la mano y diole sobre el cuello un buen golpe, y tras él, con su misma espada, un gentil espaldarazo, siempre murmurando entre dientes como que rezaba […]”(Rico, 2007, p.46)

“[…] mandó a una de aquellas damas que le ciñese la espada, la cual lo hizo con mucha desenvoltura y discreción […]” (Rico, 2007, p.46)

“[…] ella se lo prometió, y la otra le calzó la espuela con la cual le pasó casi el mismo coloquio que con la de la espada […]” (Rico, 2007, p.47)

Captura Pantalla BN2

Realmente, don Quijote no cumple con el ritual establecido por los manuales existentes de caballería, cumpliendo un escaso tiempo velando armas, sin la solemnidad apropiada para el momento, con el espaldarazo que le inicia en el mundo caballeresco, con su respectiva pescozada, y por último con la imposición de la espuela.

Cabe resaltar como lectora los siguientes apuntes:

  1. La acción de velar armas se convierte más en una vigilancia de armas que en lo que el propio ritual dicta, ya que el caballero debe andar pendiente de los sucesos que ocurren a su alrededor en el corral mientras que realiza la citada tarea. Como ocurre cuando aparecen los arrieros.
  2. La realización de la pescozada y del espaldarazo en la investidura es realizada por el oficiante (el ventero). Este desordena el ritual en dos tiempos: propinándole sobre el cuello un buen golpe, seguidamente un gentil espaldarazo y tras ello hizo el rito de ceñir la espada una de las damas que allí se encontraban.
  3. El acto de calzar la espuela es curiosamente realizado por la otra doncella restante que curiosamente únicamente le pone una sola espuela como ocurriera en otras novelas de caballería.

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustraciones:

Capturas de pantalla de http://cvc.cervantes.es/

Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (III) Preparando la Investidura (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Protocolo Leave a Comment

Como continuación a la parte que veíamos ayer, Don Quijote, al llegar la noche, y una vez acordado con el Ventero  el lugar en el que velaría armas (un corral grande de la venta), el hidalgo recoge todas las armas con las que velará, comenzando así su propia preparación espiritual, la cual  dará comienzo al ceremonial de caballería que inicie al caballero novel en la profesión de las armas. Este, comienza dejando sus armas sobre un pozo, sujetando el mismo su adarga.

ga495[1]

Sin embargo, si tenemos en cuenta la posición y actitud que debe mostrar el novel ante este trámite; debería encontrarse de rodillas, pero observamos durante la lectura como este se encuentra de pie durante esta acción, lo cual, llama plenamente la atención. Otra contradicción existente en la vela de armas, es que estas deberían encontrarse sobre un altar y no sobre un pozo, por lo que se entiende que puede ser que el autor de la obra realizara un símil entre el pozo y el altar.

 “[…] se dio luego orden como velase las armas en un corral grande que a un lado de la venta estaba, y recogiéndolas don Quijote todas, las puso sobre una pila que junto un pozo estaba y, embrazando su adarga, asió de su lanza con gentil continente se comenzó a pasear delante de la pila; y cuando comenzó el paseo comenzaba a cerrar la noche […]” (Rico, 2007, p.43)

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustración: captura de pantalla de https://insulacervantes.wordpress.com

Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (II) Preparando la Investidura (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Libros, Protocolo Leave a Comment

En esta entrada y la siguiente os hablaré de la -en palabras de Cervantes- «graciosa manera que tuvo don Quijote de armarse caballero». Veamos cómo se preparó el acto de investidura de D. Alonso como caballero.

Ruta don Quijote 5_Doré

Cuando Don Quijote llega a la venta y le propone al ventero ser investido caballero por él, este no pone en duda su capacidad para realizar lo que el hidalgo le propone. Ya que como la mayoría de la sociedad de este período, este es conocedor del rito de investidura, ya que este es descrito asiduamente en las numerosas novelas de caballería famosas en la época.

 “[…] Señor mío-respondió Don Quijote, y así os digo que el don que os he pedido y de vuestra liberalidad me ha sido otorgado es que mañana en aquel día me habéis de armar caballero, y esta noche en la capilla de este vuestro castillo velaré las armas, y mañana, como tengo dicho, se cumplirá lo que tanto deseo […]” (Rico, 2007, p.41)

En el fragmento de texto que se muestra a continuación se puede observar como el ventero le afirma al caballero novel que ha realizado una buena elección, eligiéndolo a él como su oficiante. Destaca las virtudes generales que deben tener los caballeros para ser investidos tales como: La preparación física de los caballeros durante los años de la adolescencia, juventud, honor, lavado y vestimenta requerida. Cervantes realiza a través de este texto una burla sobre las condiciones que debe cumplir un candidato a caballero, ya que Don Quijote ni cuenta con la preparación física adecuada, ni con la imperiosa juventud, ni con la vestimenta requerida para tal acto. Siendo la única característica con la que cumple la del honor, ya que este tiene la condición del hidalgo.

“[…] le dijo que andaba muy acertado en lo que deseaba y pedía y que tal presupuesto era propio y natural de los caballeros tan principales como él parecía y como su gallarda presencia mostraba; y que él asimismo, en los años de su mocedad, se había dado a aquel honroso ejercicio, andando por diversas partes del mundo, buscando sus aventuras […]” (Rico, 2007, p.42)

Don Quijote, se muestra convencido desde el principio de que la venta en realidad es un castillo, el cual dispone de su correspondiente capilla para velar armas. El ventero, en este segmento de la novela, le hace saber que en aquel castillo no existe una capilla donde poder hacer el rito de velar armas, haciéndole ver que lo de menos era el lugar donde se velaba, sino que lo importante residía en el acto de hacerlo, ya que este se declara buen conocedor de este ceremonial.

Es por ello, que le ofrece el patio del castillo, para cumplir con el recogimiento espiritual necesario. Tal y como manda la tradición, a la mañana siguiente es nombrado caballero, habiendo llevado a cabo las etapas previas al acto de investidura.

“[…] Díjole también que en aquel castillo no había capilla alguna donde poder velar las armas, porque estaba derribada para hacerla de nuevo, pero que en caso de necesidad él sabía que se podían velar dondequiera y que aquella noche las podría velar en un patio del castillo, que a la mañana siendo Dios servido, se harían las debidas ceremonias de manera que el quedase armado caballero […]” (Rico, 2007, p.42)

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustración: D. Quijote velando sus armas, Doré. Captura de pantalla del blog agendazalabardo.blogspot.com

Desmontando ceremonial y #protocolo en El Quijote (I) (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Ceremonial, Historia, Libros, Protocolo 2 Comments

A lo largo de los próximos días os iré contando el ceremonial de investidura de Don Quijote (desde la preparación al acto en sí). Como Proyecto Fin de Grado elegí este tema y lo defendí en diciembre pasado en la Universidad Europea de Madrid, el trabajo llevaba por título: El Ceremonial de Caballería en el Quijote y creo que esta es una buena oportunidad para compartir con vosotros ese ceremonial e iniciarme en el mundo del blog, cosa que llevo pensando hacer ya hace tiempo.

Como manchega y lectora os recomiendo que leáis «El Quijote«, allí encontraréis mucho ceremonial, mucha etiqueta y #protocolo, solo hay que leerlo con ojos de protocolo.

Captura

El ceremonial de investidura mostrado en el Quijote, no sigue los patrones establecidos en las Partidas, y es por ello, que nos encontramos con las siguientes contradicciones:

  1. Don Quijote no lleva puestas las armas, pues es desarmado anteriormente por las doncellas para posteriormente ser armado para la ceremonia.
  2. La molinera y Tolosa no consiguieron quitarle la celada
  3. El caballero andante deja su armamento sobre una pila situada junto a un pozo, al cual no le quita ojo. En los ceremoniales, las armas se dejan sobre el altar, tal vez el escritor quiera realizar un paralelismo entre la pila y el altar a la hora de dejar las armas.
  4. La preparación al acto de investidura requería de purificación, concentración, retiro y aislamiento pero como se observa en la novela, esto no sucede así.

Según las leyes existentes, se recomendaba que se realizara una adecuada selección de los padrinos por las consecuencias jurídicas de la investidura. Sin embargo, en la tradición literaria, la elección recaía en personas de alta dignidad y poder o caballeros con cualidades especiales que cumplieran las mejores condiciones.

En el Quijote, es el ventero quien ejerce de padrino, esta acción altera los modelos impuestos por los códigos caballerescos existentes, ya que este no cumple ni con la condición social marcada y ni con cualidades caballerescas requeridas para este ejercicio.

El ingreso del caballero andante al mundo de la caballería se celebra mediante una singular ceremonia que es propiciada por el ventero, el cual ejerce de oficiante, todo ello en contra de las disposiciones legales, lo que impedía la validez legal de esta ceremonia. Ya que la posibilidad de armar a un caballero, únicamente estaba autorizado en las Partidas, las cuales hablaban de la figura a la cual le correspondía asignar quienes cumplían los requisitos para ser armado caballero.

Pero si tenemos en cuenta que durante el siglo XVII cada vez se armaban menos caballeros, y que las ceremonias de investidura eran oficiadas por reyes o por sus representantes legales, la intervención del ventero perturbaba el contexto histórico e inclusive la credibilidad del dominio real en este ceremonial.

En el progreso histórico del ceremonial de investidura llevado a cabo desde su creación, puede verse una doble influencia; una de origen religioso para una ceremonia que nace siendo de tipo profano y una posterior metamorfosis de nuevo de tipo secular. Esta última es muy visible y fomentada en el Quijote, mientras que la religiosa subsistía en las órdenes militares, cuyo rito de investidura se realiza de acuerdo con un ceremonial muy reglamentado en el que las oraciones tenían un importante papel. En la ceremonia descrita en la obra se vuelve a los orígenes de este rito, convirtiéndose en una ceremonia de tipo profano.

Ilustración: captura de pantalla de la Biblioteca Digital de la Comunidad de Madrid

Buscando #protocolo en #Cervantes y #Shakespeare #IVCentenario

protocolbloggerspoint Sin categoría 5 Comments

Esta semana se celebra el IV Centenario de la muerte de Cervantes y  de Shakespeare. Desde #PBP queremos sumarnos a esta efeméride y os vamos a proponer un reto. Será una cosa sencilla: buscar detalles de #ceremonial,  #etiqueta y #protocolo en  cualquier obra de Cervantes y/o de  Shakespeare.

Con lo que encontremos escribimos un post y comentamos esa relación con el protocolo, la etiqueta o el ceremonial de lo que hemos encontrado. ¿Qué os parece la idea?.

¡¡Vamos, a buscar y a escribir #protocoleros!!

No tomarás el nombre de #protocolo en vano (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos, Opinión 1 Comment

En realidad no debería tomarse ningún nombre en vano, es lo que designa e identifica lo que nos rodea e incluso a nosotros mismos, pero vamos a centrarnos en uno –masculino y singular- el protocolo.

Usamos  ese nombre para identificar tanto la profesión –“trabajo en protocolo”- como la disciplina, “estudio protocolo”, “investigo en protocolo”, etc. y  lo tomamos en vano cuando no lo respetamos en ninguno de los dos casos.

Se toma en vano cuando ponemos un muro de separación y pensamos que solo son profesionales  del protocolo los que organizan eventos. Va a ser que no. Tan profesionales son quienes organizan eventos como quienes se dedican a la docencia y/o la investigación en esta materia, ya que sin investigadores que amplíen el conocimiento ni docentes que lo enseñen a los futuros organizadores, la disciplina no existe.

Se toma en vano cuando un profesional docente recibe una oferta para trabajar gratis. Una oferta del estilo: “Aquí nos vendrían bien unas clases de protocolo ¿podrías venir un par de tardes a la semana? – y antes de que aquel a quien se le hace la oferta pueda abrir la boca- En esta institución no hay presupuesto para este tipo de cosas, los fondos solo se usan para proyectos importantes”; es decir el protocolo no lo es, pero reconozco que necesito “unas clases”. En este apartado entrarían otros ejemplos, pero voy a dejar esta vía abierta para un futuro post (en el que me gustaría contar con las aportaciones del lector).

Se toma en vano cuando no sabemos que significa el protocolo y no hacemos nada por averiguar su significado, alcance e importancia. Cuando reiteradamente pedimos a los profesionales de protocolo que expliquen qué es lo que hacen y para qué sirve su trabajo. ¿Acaso le hacemos esas preguntas a un profesional de la medicina? (por poner un ejemplo) ¿Cómo creen que se sentiría una enfermera si cada día tuviera que explicar en qué consiste su trabajo? Pues así nos sentimos los “de protocolo”.

Se toma en vano cuando se utiliza como chiste o chascarrillo. En todas las profesiones, dentro de la propia profesión, hay chistes sobre la misma, por supuesto, pero cuando alguien –de fuera-  los cuenta, con intención de menospreciar, ya no hacen tanta gracia.

Se toma en vano cuando se hacen comparaciones y la comparación pasa por igualarte a un delincuente sanguinario.

Podría seguir enumerando ocasiones, pero voy a dejarlo aquí por ahora.