Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (IV final) El acto de investidura

protocolbloggerspoint Protocolo Leave a Comment

Y entramos ya en el ceremonial más vistoso de la investidura de la investidura de cualquier caballero, veamos si fue así con Don Alonso Quijano.

El ventero, le advierte nuevamente a su huésped de que en su castillo no existe una capilla y que para lo que queda para acabar tal ceremonial ya no le hace falta hacer uso de ella. Siendo válido, según el ventero cualquier lugar, en este caso, decide realizarlo en la mitad del campo. También, le hace ver que no es necesario estar toda la noche haciendo vela, si no que con dos horas era más que suficiente. Quedando únicamente por realizar para dar por finalizado este ceremonial; la pescozada y el espaldarazo.

“[…] Díjole como ya le había dicho que en aquel castillo no había capilla, y para lo que le restaba hacer tampoco era necesaria, que todo el toque de quedar armado caballero consistía en la pescozada y en el espaldarazo, según él tenía noticia del ceremonial de la orden, y que aquello en mitad de un campo se podía hacer, y que ya había cumplido con lo que de un campo se podía hacer, y que ya había cumplido con lo que tocaba al velar de armas, que con solas dos horas de vela se cumplía, cuanto más que él había estado más de cuatro […]”(Rico, 2007, p.46)

Captura CVC

El ventero apareció en el lugar convenido para ser armado al caballero, con un ejemplar donde venía anotado el ceremonial a seguir, con un cabo de vela llevado por un muchacho, junto con dos doncellas. El oficiante, obligó al aspirante a caballero a arrodillarse para seguir con las siguientes etapas a desarrollar seguida de una oración, en mitad del relato de esta oración, alzó mano y se procedió a la pescozada con un espaldarazo.

Tras este acto, y con el novel caballero arrodillado, el ventero mandó a una de las dos doncellas a que le ciñesen la espada, la cual cumplió sus órdenes a la perfección.

Captura Pantalla cvc 2

Por último, la otra dama restante, le calzó la espuela de oro, quedando así finalmente nombrado caballero, preparado así para cumplir nuevas aventuras y para defender a su amada Dulcinea del Toboso.

“[…] y con un cabo de vela que le traía un muchacho, y con las dos ya dichas doncellas, se vino adonde don Quijote estaba, al cual mandó hincar de rodillas; y, leyendo en su manual como que decía alguna devota oración en mitad de la leyenda alzó la mano y diole sobre el cuello un buen golpe, y tras él, con su misma espada, un gentil espaldarazo, siempre murmurando entre dientes como que rezaba […]”(Rico, 2007, p.46)

“[…] mandó a una de aquellas damas que le ciñese la espada, la cual lo hizo con mucha desenvoltura y discreción […]” (Rico, 2007, p.46)

“[…] ella se lo prometió, y la otra le calzó la espuela con la cual le pasó casi el mismo coloquio que con la de la espada […]” (Rico, 2007, p.47)

Captura Pantalla BN2

Realmente, don Quijote no cumple con el ritual establecido por los manuales existentes de caballería, cumpliendo un escaso tiempo velando armas, sin la solemnidad apropiada para el momento, con el espaldarazo que le inicia en el mundo caballeresco, con su respectiva pescozada, y por último con la imposición de la espuela.

Cabe resaltar como lectora los siguientes apuntes:

  1. La acción de velar armas se convierte más en una vigilancia de armas que en lo que el propio ritual dicta, ya que el caballero debe andar pendiente de los sucesos que ocurren a su alrededor en el corral mientras que realiza la citada tarea. Como ocurre cuando aparecen los arrieros.
  2. La realización de la pescozada y del espaldarazo en la investidura es realizada por el oficiante (el ventero). Este desordena el ritual en dos tiempos: propinándole sobre el cuello un buen golpe, seguidamente un gentil espaldarazo y tras ello hizo el rito de ceñir la espada una de las damas que allí se encontraban.
  3. El acto de calzar la espuela es curiosamente realizado por la otra doncella restante que curiosamente únicamente le pone una sola espuela como ocurriera en otras novelas de caballería.

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustraciones:

Capturas de pantalla de http://cvc.cervantes.es/

Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (III) Preparando la Investidura (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Protocolo Leave a Comment

Como continuación a la parte que veíamos ayer, Don Quijote, al llegar la noche, y una vez acordado con el Ventero  el lugar en el que velaría armas (un corral grande de la venta), el hidalgo recoge todas las armas con las que velará, comenzando así su propia preparación espiritual, la cual  dará comienzo al ceremonial de caballería que inicie al caballero novel en la profesión de las armas. Este, comienza dejando sus armas sobre un pozo, sujetando el mismo su adarga.

ga495[1]

Sin embargo, si tenemos en cuenta la posición y actitud que debe mostrar el novel ante este trámite; debería encontrarse de rodillas, pero observamos durante la lectura como este se encuentra de pie durante esta acción, lo cual, llama plenamente la atención. Otra contradicción existente en la vela de armas, es que estas deberían encontrarse sobre un altar y no sobre un pozo, por lo que se entiende que puede ser que el autor de la obra realizara un símil entre el pozo y el altar.

 “[…] se dio luego orden como velase las armas en un corral grande que a un lado de la venta estaba, y recogiéndolas don Quijote todas, las puso sobre una pila que junto un pozo estaba y, embrazando su adarga, asió de su lanza con gentil continente se comenzó a pasear delante de la pila; y cuando comenzó el paseo comenzaba a cerrar la noche […]” (Rico, 2007, p.43)

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustración: captura de pantalla de https://insulacervantes.wordpress.com

Desmontando #ceremonial y #protocolo en «El Quijote» (II) Preparando la Investidura (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Libros, Protocolo Leave a Comment

En esta entrada y la siguiente os hablaré de la -en palabras de Cervantes- «graciosa manera que tuvo don Quijote de armarse caballero». Veamos cómo se preparó el acto de investidura de D. Alonso como caballero.

Ruta don Quijote 5_Doré

Cuando Don Quijote llega a la venta y le propone al ventero ser investido caballero por él, este no pone en duda su capacidad para realizar lo que el hidalgo le propone. Ya que como la mayoría de la sociedad de este período, este es conocedor del rito de investidura, ya que este es descrito asiduamente en las numerosas novelas de caballería famosas en la época.

 “[…] Señor mío-respondió Don Quijote, y así os digo que el don que os he pedido y de vuestra liberalidad me ha sido otorgado es que mañana en aquel día me habéis de armar caballero, y esta noche en la capilla de este vuestro castillo velaré las armas, y mañana, como tengo dicho, se cumplirá lo que tanto deseo […]” (Rico, 2007, p.41)

En el fragmento de texto que se muestra a continuación se puede observar como el ventero le afirma al caballero novel que ha realizado una buena elección, eligiéndolo a él como su oficiante. Destaca las virtudes generales que deben tener los caballeros para ser investidos tales como: La preparación física de los caballeros durante los años de la adolescencia, juventud, honor, lavado y vestimenta requerida. Cervantes realiza a través de este texto una burla sobre las condiciones que debe cumplir un candidato a caballero, ya que Don Quijote ni cuenta con la preparación física adecuada, ni con la imperiosa juventud, ni con la vestimenta requerida para tal acto. Siendo la única característica con la que cumple la del honor, ya que este tiene la condición del hidalgo.

“[…] le dijo que andaba muy acertado en lo que deseaba y pedía y que tal presupuesto era propio y natural de los caballeros tan principales como él parecía y como su gallarda presencia mostraba; y que él asimismo, en los años de su mocedad, se había dado a aquel honroso ejercicio, andando por diversas partes del mundo, buscando sus aventuras […]” (Rico, 2007, p.42)

Don Quijote, se muestra convencido desde el principio de que la venta en realidad es un castillo, el cual dispone de su correspondiente capilla para velar armas. El ventero, en este segmento de la novela, le hace saber que en aquel castillo no existe una capilla donde poder hacer el rito de velar armas, haciéndole ver que lo de menos era el lugar donde se velaba, sino que lo importante residía en el acto de hacerlo, ya que este se declara buen conocedor de este ceremonial.

Es por ello, que le ofrece el patio del castillo, para cumplir con el recogimiento espiritual necesario. Tal y como manda la tradición, a la mañana siguiente es nombrado caballero, habiendo llevado a cabo las etapas previas al acto de investidura.

“[…] Díjole también que en aquel castillo no había capilla alguna donde poder velar las armas, porque estaba derribada para hacerla de nuevo, pero que en caso de necesidad él sabía que se podían velar dondequiera y que aquella noche las podría velar en un patio del castillo, que a la mañana siendo Dios servido, se harían las debidas ceremonias de manera que el quedase armado caballero […]” (Rico, 2007, p.42)

Bibliografía:

Rico. F. (2007). Don Quijote de la Mancha. Madrid: Alfaguara. (Versión original 1615)

Ilustración: D. Quijote velando sus armas, Doré. Captura de pantalla del blog agendazalabardo.blogspot.com

Desmontando ceremonial y #protocolo en El Quijote (I) (@FerroYolanda)

protocolbloggerspoint Ceremonial, Historia, Libros, Protocolo 2 Comments

A lo largo de los próximos días os iré contando el ceremonial de investidura de Don Quijote (desde la preparación al acto en sí). Como Proyecto Fin de Grado elegí este tema y lo defendí en diciembre pasado en la Universidad Europea de Madrid, el trabajo llevaba por título: El Ceremonial de Caballería en el Quijote y creo que esta es una buena oportunidad para compartir con vosotros ese ceremonial e iniciarme en el mundo del blog, cosa que llevo pensando hacer ya hace tiempo.

Como manchega y lectora os recomiendo que leáis «El Quijote«, allí encontraréis mucho ceremonial, mucha etiqueta y #protocolo, solo hay que leerlo con ojos de protocolo.

Captura

El ceremonial de investidura mostrado en el Quijote, no sigue los patrones establecidos en las Partidas, y es por ello, que nos encontramos con las siguientes contradicciones:

  1. Don Quijote no lleva puestas las armas, pues es desarmado anteriormente por las doncellas para posteriormente ser armado para la ceremonia.
  2. La molinera y Tolosa no consiguieron quitarle la celada
  3. El caballero andante deja su armamento sobre una pila situada junto a un pozo, al cual no le quita ojo. En los ceremoniales, las armas se dejan sobre el altar, tal vez el escritor quiera realizar un paralelismo entre la pila y el altar a la hora de dejar las armas.
  4. La preparación al acto de investidura requería de purificación, concentración, retiro y aislamiento pero como se observa en la novela, esto no sucede así.

Según las leyes existentes, se recomendaba que se realizara una adecuada selección de los padrinos por las consecuencias jurídicas de la investidura. Sin embargo, en la tradición literaria, la elección recaía en personas de alta dignidad y poder o caballeros con cualidades especiales que cumplieran las mejores condiciones.

En el Quijote, es el ventero quien ejerce de padrino, esta acción altera los modelos impuestos por los códigos caballerescos existentes, ya que este no cumple ni con la condición social marcada y ni con cualidades caballerescas requeridas para este ejercicio.

El ingreso del caballero andante al mundo de la caballería se celebra mediante una singular ceremonia que es propiciada por el ventero, el cual ejerce de oficiante, todo ello en contra de las disposiciones legales, lo que impedía la validez legal de esta ceremonia. Ya que la posibilidad de armar a un caballero, únicamente estaba autorizado en las Partidas, las cuales hablaban de la figura a la cual le correspondía asignar quienes cumplían los requisitos para ser armado caballero.

Pero si tenemos en cuenta que durante el siglo XVII cada vez se armaban menos caballeros, y que las ceremonias de investidura eran oficiadas por reyes o por sus representantes legales, la intervención del ventero perturbaba el contexto histórico e inclusive la credibilidad del dominio real en este ceremonial.

En el progreso histórico del ceremonial de investidura llevado a cabo desde su creación, puede verse una doble influencia; una de origen religioso para una ceremonia que nace siendo de tipo profano y una posterior metamorfosis de nuevo de tipo secular. Esta última es muy visible y fomentada en el Quijote, mientras que la religiosa subsistía en las órdenes militares, cuyo rito de investidura se realiza de acuerdo con un ceremonial muy reglamentado en el que las oraciones tenían un importante papel. En la ceremonia descrita en la obra se vuelve a los orígenes de este rito, convirtiéndose en una ceremonia de tipo profano.

Ilustración: captura de pantalla de la Biblioteca Digital de la Comunidad de Madrid

Buscando #protocolo en #Cervantes y #Shakespeare #IVCentenario

protocolbloggerspoint Sin categoría 5 Comments

Esta semana se celebra el IV Centenario de la muerte de Cervantes y  de Shakespeare. Desde #PBP queremos sumarnos a esta efeméride y os vamos a proponer un reto. Será una cosa sencilla: buscar detalles de #ceremonial,  #etiqueta y #protocolo en  cualquier obra de Cervantes y/o de  Shakespeare.

Con lo que encontremos escribimos un post y comentamos esa relación con el protocolo, la etiqueta o el ceremonial de lo que hemos encontrado. ¿Qué os parece la idea?.

¡¡Vamos, a buscar y a escribir #protocoleros!!

No tomarás el nombre de #protocolo en vano (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos, Opinión 1 Comment

En realidad no debería tomarse ningún nombre en vano, es lo que designa e identifica lo que nos rodea e incluso a nosotros mismos, pero vamos a centrarnos en uno –masculino y singular- el protocolo.

Usamos  ese nombre para identificar tanto la profesión –“trabajo en protocolo”- como la disciplina, “estudio protocolo”, “investigo en protocolo”, etc. y  lo tomamos en vano cuando no lo respetamos en ninguno de los dos casos.

Se toma en vano cuando ponemos un muro de separación y pensamos que solo son profesionales  del protocolo los que organizan eventos. Va a ser que no. Tan profesionales son quienes organizan eventos como quienes se dedican a la docencia y/o la investigación en esta materia, ya que sin investigadores que amplíen el conocimiento ni docentes que lo enseñen a los futuros organizadores, la disciplina no existe.

Se toma en vano cuando un profesional docente recibe una oferta para trabajar gratis. Una oferta del estilo: “Aquí nos vendrían bien unas clases de protocolo ¿podrías venir un par de tardes a la semana? – y antes de que aquel a quien se le hace la oferta pueda abrir la boca- En esta institución no hay presupuesto para este tipo de cosas, los fondos solo se usan para proyectos importantes”; es decir el protocolo no lo es, pero reconozco que necesito “unas clases”. En este apartado entrarían otros ejemplos, pero voy a dejar esta vía abierta para un futuro post (en el que me gustaría contar con las aportaciones del lector).

Se toma en vano cuando no sabemos que significa el protocolo y no hacemos nada por averiguar su significado, alcance e importancia. Cuando reiteradamente pedimos a los profesionales de protocolo que expliquen qué es lo que hacen y para qué sirve su trabajo. ¿Acaso le hacemos esas preguntas a un profesional de la medicina? (por poner un ejemplo) ¿Cómo creen que se sentiría una enfermera si cada día tuviera que explicar en qué consiste su trabajo? Pues así nos sentimos los “de protocolo”.

Se toma en vano cuando se utiliza como chiste o chascarrillo. En todas las profesiones, dentro de la propia profesión, hay chistes sobre la misma, por supuesto, pero cuando alguien –de fuera-  los cuenta, con intención de menospreciar, ya no hacen tanta gracia.

Se toma en vano cuando se hacen comparaciones y la comparación pasa por igualarte a un delincuente sanguinario.

Podría seguir enumerando ocasiones, pero voy a dejarlo aquí por ahora.

… y desde mi punto de vista

protocolbloggerspoint I Jornada Blogueros Protocolo Leave a Comment

 

2016-03-12 21.28.40

Los community managers tenemos fama de estar colgados en las redes, y viendo Facebook todo el día.. y ¡¡es cierto!! pero lo hacemos porque estamos buscando información adecuada a nuestras funciones, buscando la respuesta para las dudas que surgen, buscando las tendencias en las redes.

Esto mismo es lo que hice el día de la #JornadaPBP.

Me entusiasmó la idea de participar y hacer partícipes de la jornada a los que no estaban allí en un día tan especial.

Trabajar para las más grandes del sector del protocolo, @maritaserna, @MariaPSC, @pmuinos y @MaravillasM es todo un honor.

Traté de ser imparcial y de mover, todo lo que estaba sucediendo en esa sala de Fundación Mapfre virtualmente, para que aquellas personas que no pudieron asistir, pudieran disfrutar del evento.

Empecé dándome una vuelta por la sala antes de que comenzara, haciendo fotos, muchas fotos. ¡Hay que ilustrar el antes! Móvil en mano, filtro bonito y a las redes.

Me ubiqué, busqué un sitio, cercano a la tarima, con enchufe y buena visibilidad. Busqué mis redes sociales: iba a ser @GMSProtocolo pero también @protocolovista y como no @protocolblogger.

Comenzó la jornada. Con sólo 140 caracteres y alguna foto, había que retransmitir para aquellas personas que estaban siguiendo el evento desde el otro lado de un pc e intentar que sintieran  que estaban con nosotros. Y espero haberlo logrado.

Procuré fotografiar el comienzo, subirlo a las redes y empezar a describir lo que estaba sucediendo.

Presentando el Point 1 @maritaserna.  Cuatro blogueras,  cuatro blogs sobre protocolo, @MairaSolo,@mdv70, @abegea @YeseniaSerpa. ¿De dónde vienen? ¿A qué se dedican? ¿Cómo ven el futuro de los blogs de protocolo? Ameno y divertido. Enseguida empezó a haber mucha cooperación, mucha participación, Marita ha logrado que nos sintamos a gusto.

Momento coffee break. ¡Cómo no voy a ilustrar esa pausa! Móvil, filtro bonito y a las redes.

Fotos de grupos alrededor de la mesa, sonrisas, todo vale.

Continuamos: @pmuinos entra en acción. El Point 2 s un coloquio más abierto. En la primera fila están sus contertulios: @elenavalorv, Blanca Otamendi, @Elessary, @ogazprotocolo, @flordepaz1980, @GerardoEIP, @Ana_Palenzuela, @mariarubiom.

Habla de blog, de web, de dominio propio, .. ¿qué gusta más, qué gusta menos? y nos da ideas y pautas. Muchas risas, el micro, que nuestros auxilaiares van pasando, va de mano en mano, no para de rodar: todos quieren aportar algo.

Después le llegó el turno a Anselmo Sánchez, de MyObserver. Interesantísima intervención. ¿Blog o blob? Nos habla de ser constantes en los blogs o se pierde el interés, de posicionamiento, de lo que se debe o no se debe hacer para llegar a ser conocido.

Es lora de comer y yo sigo en mi línea: móvil, filtro bonito y a las redes.

Son ya las cuatro de la tarde  y es el turno de @MariaPSC. Nos habla de a quién dirigirnos con nuestro blog, quién nos lee, si es profesional o es un aficionado. Participando en este Point 3, @Blopezcaballero, @alvarccm, @Elessary y @YAmatriain.

Se nota que están a gusto, cómodos y se alarga más, pero parece no importar nada.

Lo lograron, @maritaserna, @MariaPSC, @pmuinos y @MaravillasM hicieron que este día fuera perfecto. Que los blogueros de protocolo tuvieran su día y que se comprometieran a que cada año se celebre uno para que se reconozca más y más su pasión.

 

 

¡Os espero en las redes!

@itziarserna

A propósito del contenido de la #JornadaPBP (@MariaPSC)

protocolbloggerspoint I Jornada Blogueros Protocolo 2016 Leave a Comment

logo-protocolo-bloguers-point

El sábado 12 de marzo Protocol Bloggers Point organizó la I Jornada de Blogueros de Protocolo. Esta reunión bloguera se convocó con la intención de:

  1. Revisar la situación actual de los blogs dedicados al protocolo
  2. Revisar las tendencias y futuro de los blogs de protocolo
  3. Analizar la cantidad y calidad de los blogs de protocolo
  4. Además pudimos comprobar cuánto ruido hacemos los blogueros en las Redes Sociales.

Se montaron para ello 3 #Points y se ofreció una conferencia (de la cual se ha dado cumplida cuenta). Si revisamos el contenido de lo que allí se trató en los distintos points, encontramos lo siguiente:

El #Point1 moderado por María de la Serna se centró en saber quién hay detrás de un blog de protocolo y eventos y por qué un buen día decidió escribir su primer post. Los blogueros de protocolo proceden de distintos ámbitos y llegan al blog por distintos motivos, aunque el objetivo es el mismo –hablar sobre protocolo y eventos– esa distinta procedencia marca la línea editorial del blog y recibe la impronta de la marca personal del bloguero.

¿Es rentable escribir en un blog? le dedicamos muchas horas a escribir en un blog porque la inspiración no está ahí de forma constante -horas que se le restan a otras actividades y que, a veces, parecen aislarnos- y, salvo raras excepciones, no recibimos a cambio ninguna contraprestación económica; ni tan siquiera un comentario de otro bloguero. ¿Merece la pena tanto esfuerzo?.

El #Point2 moderado por Pilar Muiños tuvo un contenido más «tecnológico». Se habló de las distintas plataformas a través de las cuales se pueden crear blogs: wordpress, blogger, blogspot, weebly, webnode, etc., todas ellas tienen ventajas e inconvenientes, son más o menos fáciles de usar, y los blogueros de protocolo escriben posts a través de ellas. A este respecto, desde este point se sugirió que lo mejor para potenciar la marca personal es, sin duda, una web específica.

La propia evolución de la tecnología hace que diariamente se pongan nuevas aplicaciones al servicio de los blogueros, ya que no todo es escribir, y así pudimos comprobar que se hace video-blogging o entrevistas que se «cuelgan» en la página web. La mayor parte de las veces lo hacen profesionales, pero otras, y con gran éxito, simples amateurs.

Los blogueros de protocolo conocen todas estas herramientas y cada vez las utilizamos más, aunque no tanto como blogueros de eventos de países de nuestro entorno.

Y además los medios tradicionales -prensa- se han abierto al mundo blog y de esta forma blogueros de protocolo escriben con asiduidad en los medios, poniendo el protocolo al alcance de los lectores de periódicos.

La cantidad y calidad de los blogs de protocolo se analizó en el #Point3. María Gómez Requejo moderó un point con el título «¿Es protocolo todo lo que reluce?» en el se habló de los 230 blogs que a día de la fecha tiene censados PBP y que con cierta regularidad emiten posts que son difundidos por nuestra plataforma.  Esa cantidad no es solo de blogs de protocolo en sentido estricto sino también incluye blogs de eventos y comunicación aplicada a eventos, además de imagen personal, urbanidad, ceremonial, etc. El protocolo entendido en su sentido más amplio, no solo como norma sino como herramienta de comunicación.

Cantidad y calidad se analizaron desde tres ángulos: el bloguero, el contenido de los posts y el lector. Los  posts  pueden -en su contenido- ser de análisis o divulgativos y dirigirse tanto a lectores especializados como a meros interesados, ese amplio abanico no debe estar reñido con la calidad y se pide que lo que escribamos se haga dentro de los estándares éticos, evitando el plagio. Cualquier contenido es bueno si hablamos de lo que sabemos y lo hacemos de forma honesta. No olvidemos que la calidad también «entra por los ojos» así hay que cuidar la estética de la web, la maquetación y la redacción.

Fueron, como vemos, points de contenido muy general, muy abiertos a la participación por parte del público asistente, blogueros en su mayoría, cuyas intervenciones animaron un debate muy enriquecedor. Desde que surgió la idea siempre ha estado en la mente de PBP la interacción, hablar y escuchar lo que el otro tiene que decir; conscientes de que el intercambio tiene que ser constante, para que la categoría «blogueros de protocolo» se afiance y sea reconocida en el mundo bloguero y en el sector de #protocolo y #eventos (para ello nada como «hacer mucho ruido» en las Redes).

…Y el bloguero se hizo carne… (@maritaserna)

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

 

gracias3

 

La jornada de blogueros de protocolo ya es historia. No porque haya sido histórica, que también, sino porque ya no está en nuestro horizonte y sólo nos queda mirar atrás. ¡Con las ganas que teníamos de que llegara y ya ha pasado!  En #PBP hemos vivido dos años pensando casi cada día en ella: si el proyecto Protocol Bloggers Point es una realidad se lo debe a la jornada. Hemos pasado todo este tiempo pensando en cómo organizarla, dándole vueltas a fechas, formas, lugares y participantes. Y lo hemos hecho a través de la web de #PBP: ha sido la ventana abierta al mundo de los blogs por el que se han colado muchos amigos.

Repartirse las semanas de trabajo de búsqueda de entradas –eso que nosotras llamamos estar “on duty”-, descubrir nuevos blogs, diseñar y rediseñar la páginas, … lo hacemos con un objetivo: conocer a los blogueros de protocolo y compartir con ellos -y, ¡por supuesto! con cuanto lector se acerque al blog lo que se escribe a diario sobre esta disciplina tan amplia, tan amplia, que ni sabemos resumir en una definición- noticias, novedades, ideas, experiencias, premios, trabajos, fatigas y alegrías.

 

Nosotras nos hemos visto la cara a diario: tenemos callo en los dedos de darle al teclado o al WhatsApp, pero … ¿y la de los blogueros? ¿Cómo son esas personas que nombramos a diario, con las que “hablamos” a través de las redes sociales a diario y para quienes recopilamos toda esta información?
Organizar una jornada para una lista de 230 blogs tiene su aquel. Incluso, su morbo. Pero organizar un encuentro para las personas que se esconden detrás de las Home Pages …¡eso es un privilegio! Desvirtualizar no viene en el Diccionario de la Real Academia, pero acabará entrando -como almóndiga- con mucha más razón: ponerle cuerpo a una idea es de las acciones más reconfortantes que se me ocurren. Dejar de ser un montón de letras, fotos, logos y plataformas para ser Alba Palma, Alfonso Yagüe, Alvar Camero, Ana Palenzuela, Andrea Bazo, Ángela García Carrasco, Arancha Blázquez, Belén Egea, Blanca Otamendi, Blanca Montiel, Blanca López Caballero, Carlos Fernñandez-Hardisson, Claudia Cornellá, Cristina Álvarez Suarez, Daniel Delmás, Delfina Marco, Elena Valor, Flor de Paz, Gerardo Correas, Juan Orozco, Laura Orive, María Rubio, Marta Doménech, Natalia Caballero, Pilar Sánchez Dalac, Ruth Souto, Yesenia Serpa, Yolanda Amatriaín, Yolanda Fernández de Sevilla…¡esa es una de las más grandes experiencias de mi vida!

 

Gracias a todos por creer en el proyecto, por acompañarnos en el camino y por estar allí, con nosotras para, además,  darnos unos grandísimos achuchones, abrazos y besos.

 

DSC_0136

 

I Jornada de Blogueros de Protocolo (@maritaserna) – GMS Protocolo y Eventos

protocolbloggerspoint Eventos Leave a Comment

El sábado 12 de marzo se celebró en Madrid la I Jornada de Blogueros de Protocolo promovida por PBP -la web Protocol Bloggers Point- y diseñada y organizada por GMS Protocolo y Eventos.    En las primeras reuniones entre cliente y organizadores se sentaron las bases de la forma que se quería dar a la jornada para poder buscar el … Leer más

Origen: I Jornada de Blogueros de Protocolo (@maritaserna) – GMS Protocolo y Eventos

Con V de eVentos en la I Jornada de bloggers de protocolo | ¡con V de eVentos!

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

¡Hola a [email protected]! Este pasado sábado asistí en Madrid a la I Jornada de bloggers de protocolo, convocada por Protocol Bloggers Point, organizada por GMS Protocolo y Eventos, y que tuvo lugar, durante …

Origen: Con V de eVentos en la I Jornada de bloggers de protocolo | ¡con V de eVentos!

Protocolo social, si. Y qué? – Al Salir de la Oficina

protocolbloggerspoint Eventos Leave a Comment

El pasado sábado tuve la fortuna de poder asistir a la I Jornada de Blogueros de Protocolo. Aquí un pequeño resumen de mi experiencia y un pequeña reivindicación: pongamos en valor el protocolo social, que siendo quizás la cara más amable del todo, también forma parte de esta disciplina y hace una importante labor impulsora!

Origen: Protocolo social, si. Y qué? – Al Salir de la Oficina