¿De qué hemos hablado esta semana en @protocolblogger?

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

logo

Después del ritmo vertiginoso de la semana pasada, los #protocolbloggers hemos recuperado una cierta normalidad protocolaria, así que en estos siete días hemos recopilado 37 artículos, una cantidad nada desdeñable para un tema tan específico como el que se trata en este blog.

Como era de esperar los temas de esta semana han sido más variados. Aunque los relacionados con el análisis protocolario de la proclamación de S.M. el rey don Felipe VI han sido los más numerosos, incluidos los de temas históricos relacionado con los Borbones, otras dos categorías han estado muy presentes en los blogs sobre protocolo: los eventos sostenibles y los tips o recomendaciones para la organización de eventos.

También se ha hablado en varias ocasiones sobre etiqueta y sobre protocolo 2.0, y en pleno transcurso del mundial de fútbol no podía faltar algún post sobre protocolo deportivo o sobre himnos. Pero también hay posts sobre protocolo religioso, sobre el menú o sobre congresos entre otros.

Estadística semanal

  • Post más vistos durante la semana:

5 personas que deben estar entre los invitados a un congreso (por @Eventioz)

Ya saben que existimos, ahora que nos dejen hablar

¿Con corbata o sin corbata? (por @Comunicaestilo)

  • Día con más visitas:

El martes 24 y el miércoles 25 de junio, con 91 visitas cada día.

  • Día con más publicaciones:

El martes 24 de junio publicamos 11 artículos.

  • Seguidores:

414 seguidores en Twitter @protocolblogger
183 fans en nuestra página de Facebook
39 seguidores del Blog

¡Recordad! Si tenéis un blog sobre protocolo y eventos, este es vuestro rincón, y si no lo tenéis pero os gustaría publicar algo, sólo tenéis que enviarnos un mail a [email protected] con vuestro texto porque en Protocol Bloggers Point siempre habrá un espacio para vuestras opiniones.

 

 

En la variedad está el gusto. En la especialización, la calidad.

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos Leave a Comment

 logo

El protocolo es una disciplina de carácter multidisciplinar (valga la redundancia) y esta semana ha quedado constatado en Protocol Bloggers Point. Después del aluvión de entradas sobre la proclamación de Felipe VI la semana pasada, parece que los blogueros del protocolo han recuperado su ritmo habitual y han vuelto a las diferentes temáticas relacionadas con el protocolo.

Esta claro que un acto de tanta trascendencia histórica como la proclamación de un nuevo rey, con todo el ceremonial que conlleva y la cantidad de mensajes a transmitir con determinados símbolos y ordenaciones, es algo que ningún especialista es protocolo va a dejar pasara por alto, pero también debemos admitir que el protocolo va más allá de esas ceremonias, que por lo solemnes, son además escasas y que por lo tanto no deberían ser el eje principal sobre el que centrarnos.

Esta profesión, como cualquier otra, necesita de grandes especialistas en sus distintas parcelas, porque un buen profesional es aquel que domina de forma general todos los aspectos relacionados con lo que hace pero un  gran profesional es aquel que además de tener ese conocimiento general, domina mejor que nadie las técnicas relacionadas con su ámbito de especialización e investiga sobre ello.

El protocolo necesita buenos profesionales con una base sólida de conocimiento de todas esas disciplinas relacionadas, pero sobre todo necesita grandes profesionales especializados en ámbitos concretos de actuación, que la hagan crecer y además evolucionar, dotándola de rigor. Grandes profesionales especializados en  protocolo oficial, empresarial, deportivo, religioso, cultural, social, musical, en la organización de congresos, de eventos sostenibles, de la aplicación de las nuevas tecnologías en los eventos, etc.

Porque en la variedad estará el gusto, pero en la especialización está la calidad.

 

Un post de Pilar Muiños Morales para Protocol Bloggers Point.

 

 

Ya saben que existimos, ahora que nos dejen hablar

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos Leave a Comment

logo

Comparando la presencia «protocolista» en los medios de comunicación el Día D, con la del 2004 con ocasión de la Boda Real solo podemos felicitarnos. Todos los medios han tenido a un profesional del protocolo, lo que ha hecho que seamos visibles ¡saben que existimos!.

Muy bien lo de la visibilidad, ahora vamos a ver si nos han dejado hablar. He comprobado que en las colaboraciones que ha habido en los medios de comunicación los profesionales de protocolo eran preguntados sobre la vestimenta de la reina y su uso adecuado en un momento tan solemne, pero muy pocos preguntaron o pidieron explicaciones sobre la condecoración que lucía en el impecable traje blanco. Preguntaban sobre la futura formación militar de la princesa de Asturias, pero no sobre su puesto en el orden de autoridades (que está por delante del puesto del presidente del Gobierno).  Hubo preguntas sobre la recepción en Palacio, y la no presencia de SS.MM. Don Juan Carlos y Doña Sofía (pero siempre recalcando la idea de «no eclipsar»);  el número de invitados, si tal o cual presidente de Comunidad Autónoma aplaudía o no y porqué lo hacía, el hecho de que no hubiera símbolos religosos, etc., es decir, la anécdota.

En líneas generales puede decirse que pocos medios profundizaron sobre el protocolo, norma de ordenación de autoridades y ceremonial. ¿Cómo se ordenan los presidentes autonómicos? ¿y las banderas de las autonomías?, ¿cómo se situaron diputados y senadores en el hemiciclo?. ¿cuál es el orden de las condecoraciones?, ¿quién establece el protocolo de la ceremonia?, por poner algún ejemplo. Incluso hubo algún medio que, con experto en protocolo a mano, seguía poniendo en los titulares «coronación».

La trascendencia del acto del día 19 estaba muy ligada al protocolo, al Protocolo con mayúsculas. Las autoridades en el estrado y su ordenación en el espacio, las palabras que se fueron pronunciando y el orden en el que se pronunciaron; el papel del anfitrión y el simbolismo de su actuación (sin sus palabras proclamando al nuevo rey ¿la ceremonia estaría completa?).

En protocolo hay muchas cosas importantes que  explicar y los profesionales del protocolo pueden hacerlo, de hecho ahí han estado ¡son visibles!, por favor ¡déjenles hablar!.

Quiero desde estas líneas dar la enhorabuena a todos aquellos que durante la semana pasada -y especialmente el día 19- estuvieron en los distintos medios de comunicación hablando -o intentándolo- de lo nuestro: EL PROTOCOLO.

Post de María Gómez Requejo para Protocol Bloggers

 

 

¿De qué hemos hablado esta semana en @protocolblogger?

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

logo
La semana después del día D -¡¡el de la abdicación del Rey!!- ha sido algo más tranquila que la anterior, pero aun así, en el mundillo protocolero no hemos salido del asunto real. De abdicación hemos pasado a proclamación. Ha sido el tema estrella, como, evidentemente, lo va a ser esta semana. El jueves 19 de junio estaremos todos atentos a la ceremonia protocolaria, por lo que es más que previsible que sigamos haciendo quinielas con ella. Francamente, ya casi sólo queda un detalle «de importancia»: ¿qué vestirá doña Letizia? Estaremos pendientes, la etiqueta también es asunto protocolario de interés.

Esta semana pasada, y quitando la proclamación y lo relacionado con los Príncipes, los Reyes o el Palacio Real, hemos subido al blog entradas sobre comunicación, organización de eventos -desde bodas playeras a partidos de fútbol- , sostenibilidad y  seguridad de los mismos -fundamental para la tranquilidad de todos-, historia que aunque no sea estrictamente de protocolo le toca muy de cerca porque de ceremonial y costumbres inveteradas vivimos aun; indumentaria -que ya os digo que va a ser la matraca de la semana- u hostelería. Los blogueros se mueven por todos los ámbitos en los que se aplica el protocolo lo que indudablamente nos aporta diferentes puntos de vista, distintas maneras de organizarse y eso nos enriquece a todos.

Compartir siempre es bueno. Aunque, también es cierto, que investigar y estudiar sobre la profesión debería ser igual de importante. No viene mal recordarlo y al respecto, una reflexión de Pilar Muiños en la sección «Nosotras opinamos»: Seamos protocolistas rigurosos. Se publican muchas inexactitudes y medias verdades y al difundir y difundir lo que opinan los demás podemos caer en la tentación de apoltronarnos. Profesionalmente hablando,claro. Movámonos pues por las fuentes, consultemos, leamos. Toda aportación siempre es rica.

Y aunque protocolo no sea sólo o exclusivamente, buenas maneras, también en «Nosotras opinamos», María de la Serna se queja en su artículo Una falta de respeto al respetable de la actitud irrespetuosa de los diputados: su actitud en el hemiciclo es más cercana a la de los niños en el patio de colegio que a la de representantes de la soberanía popular en su sede.

Para hacer más fácil la lectura de otros resúmenes semanales, hemos abierto una página especial: ¿Qué se cuentan los blogueros esta semana? Ahí están ya colgados también los resúmenes de las cuatro semanas anteriores.


Estadística semanal

Post más vistos durante la semana:

Una falta de respeto al respetable

Seamos protocolistas rigurosos

La ignorancia es osada

Cronograma. El minuto a minuto de la proclamación de Felipe VI, una fiesta con grandes ausencias

Día con más visitas:

El martes 10 de junio con 131 visitas.

Día con más publicaciones:

El lunes 9 de junio se publicaron 8 artículos

Seguidores: 

351 en Twitter @protocoloblogger
135 en nuestra página de Facebook
36 seguidores del Blog

¡Feliz semana a todos!

Una falta de respeto al respetable

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos Leave a Comment

logo

Se comenta mucho la falta de educación cívica –aunque de la otra también se hable- de niños y mayores. Es frecuente oír eso de la “falta de valores” que, como una enfermedad, afecta a la sociedad española en general –aunque “los extranjeros” tampoco se salven- y que se nota en la convivencia entre todos, en la forma de proceder, en la manera de trabajar, en el comportamiento, en el pensamiento, en las formas….¡se han perdido!

A mí me gusta más decir que no es cierto, que lo que pasa es que no se enseñan. La discusión entre valores y educación suele derivar en que lo mío es “deformación profesional”, que todo lo veo con ojos de “protocolo”.

No lo creo: apuesto por la teoría de que reflejamos en nuestros actos lo que somos. Y somos lo que hemos alcanzado siendo moldeados desde que nacemos  por nuestras familias, nuestro entorno, nuestras experiencias, nuestros trabajos.

Ayer lo comprobé. En el Congreso de los Diputados se votaba la Ley Orgánica que regula la abdicación de don Juan Carlos y pude estar allí. No era la primera vez que iba al hemiciclo aunque sí, la primera que a lo único que iba era a ver la actuación: “la puesta en escena” de una ceremonia. Mi idea, al margen de ser testigo de un día histórico en el Congreso, era ver cómo el protocolo ayuda a que este tipo de actos pasen de ser “modelo de diario” (pues sesiones hay todas las semanas) a “modelo especial”: creo que la ocasión lo merecía. Y yo quería poder contarlo después.

Pero lejos de fijarme en cómo trabajan los compañeros del departamento de protocolo en lo que fijé mi atención fue en sus Señorías. Mientras sonaba el aviso de inicio de la sesión, los diputados iban entrando en la sala con tranquilidad, distendidos, charlando. Los periodistas ocupaban la tribuna de prensa con prisas. Los gráficos empujaban a diestro y siniestro para colocarse bien y poder sacar una buena foto. Los del “canutazo” perseguían sin misericordia a los diputados señalados, jefes de filas y miembros del gobierno que retrasaban la entrada y la subida a sus escaños para contestarles.

Miraba yo extasiada esa “ceremonia” previa pensando en que transmitía lo que parecía: tensión, emoción ante el momento, intensidad por el debate que se esperaba… en definitiva, expectación.
Iniciado el acto intenté concentrarme en “lo mío” pero no hubo manera: la sala no estaba en silencio. No lo estuvo en ningún momento. A pesar de los muchos llamamientos al orden del presidente,  sus Señorías no dejaron de charlar en las cuatro horas que duró. Pero no sólo no dejaron de hablar, es que no dejaron de moverse entre los escaños -al margen de que un elevado número de ellos abandonó el hemiciclo tras los discursos de los partidos de más peso- , subiendo y bajando las escaleras sin parar, acodándose en el escaño para charlar cómodamente con el compañero de la fila de atrás, haciendo corrillos en los espacios más anchos, entrando y saliendo sin parar -los aseos y el bar debían estar muy concurridos-; incluso una señora diputada bajó desde su escaño para preguntarle directamente al presidente, sin reparo alguno, por la hora de la votación. Yo pensé que pasaba algo porque subirse hasta allí para hablar con el Sr. Posada en mitad de la «actuación» de uno de los diputados del Grupo Mixto no me parece muy normal salvo urgencia, pero no: el micro abierto permitió saber que nos quedaba media hora para la votación y, supongo, que consecuentemente la señora diputada se marchó al bar.

En los escaños unos leían la prensa, otros hablaban por el móvil. Pocos escuchaban. Pocos atendían. ¡Era la representación pura y dura del desprecio: la puesta en escena que ha motivado el resultado de las últimas elecciones!

Tampoco la representación de los medios de comunicación demostró mejores formas: hablaban entre sí sin bajar el tono de voz ni un ápice, chistándose los unos a los otros, pisando al que estaba ya sentado, preguntando al de al lado si se había enterado de lo que decían. Espectacular.

La sensación era de estar en un patio de vecindad: acodados en las corralas, los madrileños cotilleaban a sus vecinos. Lo mismo pero en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Se increpaban los unos a los otros, intercambiaban risas y chascarrillos, deambulaban por el recinto como por una estación de metro mientras, y a modo de música de ambiente y ruido de fondo, el diputado de turno defendía su postura aunque su voz parecía más el ruidito de esas radios que ponen la banda sonora a los patios y le dan a la estampa un  aire de campechanía –casticismo, dicen- más cercano a reunión de bar que al ambiente de respeto propio de un espacio en el que reside la soberanía popular y donde se debatía la abdicación del Jefe del Estado. Tal cual.

No me voy a meter en el fangal de comentar la calidad de los discursos pero sí en las formas y la educación de aquellos que hemos elegido. Si esa es la representación del pueblo español no nos podemos quejar de la falta de nada: ¡no es cuestión de valores, Señorías! Es que no tenemos educación porque ese es un valor que les importa un pimiento. No es cuestión de solemnidad: con un comportamiento cívico como ese ¡ni aunque les pongan a todos un frac, al futuro rey una corona de mil diamantes, capa de armiño y cetro de oro, haya o no misas, “tedeums” o paseos en coche cubierto, descubierto o calesa!  La solemnidad no la representan los objetos: la tiene el hecho que no sabemos valorar, que no sabemos representar.

Y no es cuestión de mucho o poco protocolo, que es sólo una disciplina que ayuda a ordenar los actos para hacer visible lo que con ellos se representa, es cuestión de respeto. Si nuestros representantes no lo tienen, ni lo transmiten, ni lo enseñan, ni lo demuestran, ni lo valoran, ni creen en él…¡a los de a pie no se les puede pedir tampoco!

 

¿De qué hemos hablado esta semana en @protocolblogger?

protocolbloggerspoint Sin categoría Leave a Comment

Resumir la actividad semanal de Protocol Bloggers Point se está haciendo cada vez más complicado.

Esta semana ha sido intensa con más de 50 post relacionados con la materia y con un tema obvio como eje central: la abdicación de S.M el rey Juan Carlos I y el protocolo de proclamación del futuro rey Felipe VI. De hecho, ha habido un total de 33 post relacionados directa o indirectamente con el tema, lo que convierte a Protocol Bloggers Point como el mejor sitio para documentarse sobre esa futura ceremonia puesto que es el único lugar donde encontrar recopilada la opinión de todos los expertos.

Pero además nuestros blogueros han seguido opinando sobre la organización de eventos en general, la clasificación de los actos, los beneficios de una sala de prensa virtual, las cualidades de un buen organizador de eventos, las técnicas para mejorar su productividad, cómo presentar un buen briefing o la aplicación del Big Data a los eventos.

Además como novedad esta semana hemos activado una nueva página donde bajo la etiqueta «Nosotras opinamos» publicaremos y agruparemos los post redactados por las administradoras del blog: María de la Serna, María Gómez y Pilar Muiños, y que según las estadísticas ha tenido una gran aceptación. Así que aprovechamos para daros las gracias por interesados tanto por lo que nosotras mismas os contamos.

Como veis, el mundo del protocolo está activo, vivo y coleando, pendiente de la actualidad pero también centrado en difundir opinión y conocimiento sobre esta profesión. Y nosotras haremos todo lo posible para promocionarlo.

 

Estadística semanal

Post más vistos durante la semana:

La ignorancia es osada.

Lo que sabemos, y lo que no, sobre le proceso de abdicación y proclamación.

Contra la confusión, información.

Día con más visitas:

El viernes 6 de junio con 262 visitas.

Día con más publicaciones:

El martes 3 de junio se publicaron 15 artículos

Seguidores: 

324 en Twitter @protocoloblogger
135 en nuestra página de Facebook
31 seguidores del Blog