«Por que lo digo yo» y «Sentido común», pésimos argumentos. Por @MariaPSC

protocolbloggerspoint Nosotras opinamos, Opinión Leave a Comment

«Por que lo digo yo» y «sentido común«, palabras que nunca deberíamos pronunciar en una discusión y  dos pésimos argumentos para sostener una afirmación en cualquier disciplina y mucho menos en Protocolo y Organización de Eventos, porque si de algo  «presumimos» los protocoleros es de savoir faire.

El respeto y tolerancia que rigen -o deberían regir-  la vida del protocolero  son incompatibles con el elogio desmesurado que algunos hacen de sí mismos y de sus conocimiento, máxime si estos se basan «en el sentido común«. Dicha forma de argumentar «escuece bastante», porque no parece de recibo en el trato entre unos profesionales cada vez con mayor y mejor formación. Los protocoleros preferimos la argumentación basada en un conocimiento teórico o en la experiencia demostrada en el ejercicio de la profesión, o, mucho mejor, en ambos.

La expresión «porque lo digo yo«, solo la toleramos si va seguida de un «cómete las lentejas» y en boca de nuestras madres. Como argumento para apoyar una afirmación intelectual es una de esas muestras de desdén, petulancia, poca modestia, soberbia, presunción, etc. que encabeza la lista de los 10 «noes» del comportamiento social. No voy a hablar de ella porque no merece la pena ni mencionarla.

Sobre el sentido común ya hemos escrito en este blog en repetidas ocasiones – véase el post de Pilar Muiños «El #protocolo no es sentido común» – en esta misma sección. El sentido común no debería ser argumento en protocolo y eventos, porque, si algo tiene el sentido común, es que no es comúnmente compartido, ni por uno mismo. Les pongo un sencillo ejemplo para argumentar esta segunda afirmación: el sentido común me llevaba a entrar por la ventana abierta cuando se quedaban las llaves por dentro de la puerta, en casa de mis padres; y ese mismo sentido común me dice que llame al cerrajero, cuando la misma situación se produce en mi casa. ¿Cuál de los dos es el sentido común? ¿es que yo misma soy incapaz de tener un sentido común único para la misma situación? (supongo que el sentido común está condicionado por algo, en este caso la distancia al suelo, no es lo mismo una ventana a 1,25 m. que a 15 m.).

Cuando manejamos expresiones como «es de sentido común» parece que, por un lado, le estamos diciendo al que tenemos enfrente: «eres un ignorante en la materia»  y por otro, nos coloca -falsamente- en el pedestal de entendidos -iba a decir eruditos, pero me ha parecido excesivo- en la materia sobre la que estamos argumentando, cuando en realidad somos incapaces de encontrar un razonamiento que sea capaz de convencer a quien tenemos enfrente. ¿Por qué sucede ésto? porque creemos -erróneamente- que el «sentido común» equivale al «común conocimiento».

No hay cabida para el sentido común en Protocolo y Eventos, por mucho que los pseudo expertos así lo afirmen. Hay una forma correcta de explicar nuestras aseveraciones, la que se basa en el CONOCIMIENTO, que se adquiere con el estudio y/o la EXPERIENCIA, que se adquiere con la realización continuada del trabajo (a este respecto podéis encontrar un comentario en la página de Facebook de Diana Rubio).

Descartemos expresiones como «porque lo digo yo» (por ser de muy mala educación) y «por que lo dice el sentido común» porque este sentido ni existe ni tiene voz ni voto.

 

 

 

Deja un comentario